Menú

Políticos y sindicatos entierran el 11-M

Hasta UPyD defiende que "la teoría de la conspiración ha muerto ya de inanición". La izquierda exige que el PP "pida perdón".

127

Puede ser el único consenso que se genera en la clase política española. "El 11-M es un caso cerrado" y pedir investigar "es conspirar". Son las dos ideas que este martes han querido dejar claras los portavoces de la oposición a la entrada de la Junta de Portavoces del Congreso. Hasta UPyD se suma a la unanimidad reinante, si bien alguno deja caer, entre proclamas de cariño a las víctimas, su defensa de la verdad judicial.

Es el caso del secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien, en los pasillos del Congreso y sin contestar a las preguntas de la prensa, defendía la tesis de que la operación de este "atentado horrendo" se saldó "en Leganés con el suicidio de la célula islamista que había llevado a cabo el atentado de Atocha". Dicho esto, añadió: "Hoy es el día de acordarnos de esos, de quienes perdieron la vida; de mandarles un mensaje de cariño, de cercanía de solidaridad y decirles que nunca vamos a dejar de estar a su lado".

Del resto de los grupos parlamentarios, la más sorprendente la posición de UPD. Su portavoz adjunta, Irene Lozano, sentenció en los pasillos del Congreso que "la teoría de la conspiración ha muerto ya de inanición". Añadió que "por mucho que quieran seguir despertando sospechas, veo muy difícil que esa teoría pueda revivir". Si bien abogó por investigar "todo lo que quede por investigar en cualquier caso", Lozano consideró que "es bastante evidente que es un caso cerrado desde hace tiempo y de eso no hay dudas".

Todos los grupos se fijaron una gruesa línea roja en seguir investigando este caso, especialmente, el PSOE. Su portavoz, Soraya Rodríguez, consideró que "la verdad de lo que pasó ya lo ha dicho la justicia. La justicia ha hablado. Hoy no es el día de las especulaciones sino del recuerdo, de las víctimas y de manifestar conjuntamente la unidad en el sentimiento que tiene toda la sociedad española".

"Un día de luto" para el portavoz de la Izquierda Plural, José Luis Centella, que defendió "la realidad" de "un juicio y una sentencia"; lo contrario, "es intentar sembrar dudas y mantener la teoría de la conspiración viva". Tras negar que "a las víctimas no se les ha tapado la boca", pidió "que todos bajemos el tono de voz", si bien su grupo pide al PP que pida perdón como "la mejor manera de restituir los derechos de esas víctimas por el daño añadido de las víctimas", según Joan Coscubiela.

Reclamación a la que se sumó Alfred Bosch, de ERC: "Que aquellos que abonaron las teorías conspirativas, pidan disculpas; que aquellos que enturbiaron la verdad de los hechos con fines electorales, al menos lo reconozcan después de diez años".

Desde el PNV, su portavoz, Aitor Esteban se sumó al decir que en el anterior gobierno del PP "deberían admitir que se equivocaron y gravemente difundiendo teorías que ellos sabían con certeza que no eran ciertas". Desde CIU, Jordi Jané pidió "evitar teorías conspirativas" sobre una amenaza de terrorismo internacional "que sigue existiendo", "es el mejor tributo a las víctimas. Un día para el recuerdo y para zanjar de una vez teorías especulativas".

El PP, ¿quiere luz?

Para el presidente del Gobierno, lo importante es que ha habido unidad. Todo lo demás es secundario. "Lo hemos celebrado todos unidos y eso es reconfortante y muy positivo", afirmó sobre el décimo aniversario de la matanza de Madrid. Le preguntaron si quedan flecos por investigar, pero Mariano Rajoy optó por el silencio y avanzó por los pasillos del Senado entre la nube de periodistas.

El Ejecutivo está cómodo con la fotografía ofrecida este martes. Todos juntos: víctimas, partidos y demás colectivos sociales, tras los pasos de los Reyes. Rajoy se puso dos metas: que las víctimas no se sientan desamparadas y que "no se vuelva a producir nunca más" un atentado como el vivido en la capital de España.

Hecha la declaración, sin opción a preguntas, en el PP se abrió el debate. "¿Están las víctimas reconfortadas con nuestro silencio sobre la investigación judicial y policial?", se preguntó un parlamentario, que admitió estar lejos de la línea oficial. Oficialmente, el Gobierno se decanta por respetar la "verdad judicial" y dar así por cerrado el caso. Así lo pusieron de manifiesto, en varias entrevistas en medios de comunicación, los dos ministros clave: Jorge Fernández Díaz (Interior) y Alberto Ruiz Gallardón (Justicia).

En el partido, mientras tanto, se mostraron algo más cautos a la hora de dar el portazo. María Dolores de Cospedal, primero, y Alfonso Alonso, un día después, vinieron a ofrecer una calculada respuesta recogida en el argumentario. "Siempre podremos saber más cosas", admitió el portavoz del Grupo Popular, aunque inmediatamente matizó: "El respeto a la verdad judicial como seguir analizando y arrojar más luz" son dos posiciones "perfectamente conciliables".

En privado, quienes vivieron el atentado y el posterior cerco a la sede nacional la jornada de reflexión mantienen que hay sombras, y que deberían ser investigadas. Las palabras de Cospedal llamaron mucho la atención, en tanto en cuanto dejó la puerta entornada, aunque así lo hace aniversario tras aniversario sin que Génova mueva ficha. El más claro fue Ignacio González, presidente de la Comunidad de Madrid: "Es importante saber quién hizo un atentado tan salvaje". Sus declaraciones, sin embargo, le costaron duras críticas de los sindicatos, que aprovecharon el homenaje de la asociación a los fallecidos para arremeter, de nuevo, contra el Gobierno regional y el PP y criticar que siga habiendo dudas.

La tesis extendida en el propio PP es que Rajoy se siente cómodo con la situación y no quiere remover lo ocurrido. Un carpetazo que le aleje de la "teoría de la conspiración", como la denominan el PSOE y medios como El País. "Somos muchos quienes creemos que las cosas no están claras, pero esto es lo que hay", afirmaba casi en susurros un veterano parlamentario. "No significa que diga que fue ETA, ni mucho menos. Sólo digo que hay cosas que no casan", se reafirmó.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation