Menú

Valeriano Gómez abandona su escaño tras criticar la rectificación sobre el 135

El ex ministro de Trabajo niega que la rectificación motive su marcha. Abandona su escaño tras comunicarlo hace "tres meses".

El ex ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, se va. Deja el escaño tras reconocer "discusiones" con la actual dirección del PSOE, entre otras cuestiones, por la rectificación de su partido en torno a la reforma del artículo 135 de la Constitución Española. Fue, de hecho, uno de los críticos junto al también ex ministro Miguel Sebastián que firmaron un artículo conjunto ayer en el diario EL MUNDO.

Sin embargo, Gómez asegura que estas discrepancias "no explican" su marcha y que forman parte " de "la forma de entender la política del PSOE" que "ojalá siga siendo así durante mucho tiempo: un partido abierto a la discusión".

El ya veterano socialista abandona su escaño y vuelve a su actividad profesional como economista en la Fundación Ortega y Gasset porque entiende que "era el momento" y "porque yo siempre he pensado que los políticos deben ocuparse de la política durante una parte de su vida, no toda su vida".

En los pasillos del Congreso ha explicado a los periodistas que sabe que es "precipitado" o lo parece, pero que su decisión ya la comunicó a la actual dirección de su partido hace tres meses, antes del verano y "ésa es la razón por la que abandoné la comisión de Economía. No es un momento alegre pero estoy contento".

Sobre las discrepancias con la dirección, que reconoce abiertamente, niega que haya sido éste el motivo de su decisión: "Que haya motivado esta marcha en absoluto. Hemos tenido discusiones por supuesto durante este tiempo como corresponde al PSOE. El partido socialista nunca ha sido un partido cerrado a la discusión sino abierto y ojalá que siga siendo así durante mucho tiempo".

Aunque también ha reconocido que el PSOE "tiene una gran virtud que es mantener la disciplina, esa minoría de cemento que ha dado también fortaleza y cohesión a España y al conjunto de nuestras instituciones democráticas. Más allá de las discrepancias, no tienen ninguna importancia. Forman parte de nuestra forma de entender la política y no explican en absoluto mi marcha".

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Cesta de navidad