Menú

El PP no podrá elegir a Rajoy: ya es el candidato desde 2012

El presidente suple el congreso por una convención en la que no se vota ni se elaboran estatutos. El último congreso fue en febrero de 2012.

34
El presidente suple el congreso por una convención en la que no se vota ni se elaboran estatutos. El último congreso fue en febrero de 2012.
Mariano Rajoy, con su comité de dirección | Archivo

Mariano Rajoy anunció el pasado sábado -en el marco de una conversación informal con periodistas, en el aniversario de la Constitución- su intención de volver a presentarse a las elecciones generales "si mi partido quiere". Si bien, en realidad, el presidente no prevé someterse a un congreso antes de los comicios; y éste es el único órgano en el que los compromisarios –que no militantes- votan a su líder.

Lo que habrá en 2015 -en concreto, a finales del próximo mes de enero- es una convención nacional. Las diferencias con el congreso son muchas, ya que no se renuevan estatutos ni se elaboran ponencias. Y, por descontado, no se vota al presidente del partido. Por el contrario, lo que se elaboran son "propuestas" que sirven de guía para los venideros programas electorales.

Así, el aval de Rajoy para optar a la reelección será el congreso celebrado en Sevilla en febrero del año 2012, en el que fue respaldado por el 97, 56% de los votos. De allí también salió fortalecida María Dolores de Cospedal y entró en la dirección nacional Carlos Floriano. Según los estatutos -en concreto, el artículo 31.4-, quien es "elegido por el congreso" será automáticamente "candidato" a las elecciones generales.

En teoría, los congresos se han de celebrar cada tres años -esto es, tocaría en 2015- pero Génova arguye que es año electoral para descartar esta opción antes de las urnas y dar por más que válidos los resultados del cónclave sevillano. El propio Rajoy, en la citada conversación informal, dejó entrever que todo quedará solventado con la convención nacional. Después, en febrero, habrá un acto de proclamación para los candidatos locales y autonómicos y, previsiblemente, habrá un foro de similares características en el que él será el protagonista de cara ya a las generales. Antes, la Junta Directiva Nacional le dará su plácet.

Las voces discrepantes

No todos están conformes con este proceder. Desde hace meses, se alzan voces reclamando más participación de las bases. Cargos del PP de Madrid, pero también de Baleares o Extremadura, se han ido pronunciando en este sentido. Pero, para introducir cambios -por ejemplo, el sistema de "un militante, un voto" que dio el poder a José Ramón Bauzá en Baleares-, habría que convocar el congreso.

"No puede ser que estemos apelando a la regeneración una y otra vez y que no hagamos nada en nuestro partido", en opinión de un presidente autonómico, en conversación informal. "En algún momento tendremos que plantearnos la opción de primarias. Ha calado la idea del dedo divino y eso es nefasto para nosotros", añadió. De hecho, en Madrid y Valencia siguen esperando con expectación a la decisión de Rajoy que, como ya avanzó este diario, podría conocerse antes de la convención.

"El PP se organiza como estima oportuno", zanjó el presidente este mismo martes desde Veracruz, al término de la cumbre iberoamericana. Un periodista le preguntó por el relevo generacional que se ha visto en la Corona y el PSOE y lo contrapuso a su decisión de volver a ser candidato. Rajoy contestó seco: "Las renovaciones, depende de cómo se hagan. Algunas veces lo que acaban produciendo esas renovaciones es un fiasco de colosales proporciones".

En otras palabras, su intención es seguir al frente del PP y volver a presentarse. Un claro aviso a navegantes después de que, en algunos círculos, empezaran a escucharse los nombres de Soraya Sáenz de Santamaría y Alberto Núñez Feijóo como posible recambio. Una opción completamente descartada, coinciden ahora prácticamente todas las fuentes consultadas.

Los cambios serán mínimos en Génova de aquí a las generales. Rajoy los limitó a la elaboración de un comité de campaña, aunque Esteban González Pons ostenta ahora dos cargos -es portavoz del PP en la Eurocámara y vicesecretario general de Estudios y Programas- y Cospedal barajó la posibilidad de introducir un nuevo nombre. Además, falta por conocer quién será el nuevo portavoz del Grupo Popular en el Congreso, que también tiene asiento en maitines. Lo que no habrá, en principio, será más aperturismo para las bases: "Eso afecta a los estatutos y habría que convocar un congreso, cosa que no se contempla".

En resumen, Rajoy ya es candidato a las generales con el "sí" de un congreso celebrado en febrero de 2012.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation