Menú

Pedro Sánchez y Albert Rivera se quedan solos con sus 130 diputados y una abstención

No ha habido sorpresas y el pacto entre PSOE y Ciudadanos no ha logrado convencer a ningún otro grupo del Congreso.

No ha habido sorpresas y el pacto entre PSOE y Ciudadanos no ha logrado convencer a ningún otro grupo del Congreso.
Sánchez, en un momento de la sesión | EFE

Tal y como se esperaba, el candidato a la investidura, el socialista Pedro Sánchez, no ha obtenido los votos necesarios en la primera votación en la que se precisa mayoría absoluta y sólo ha obtenido los 130 apoyos que suman los escaños de PSOE y Ciudadanos. En contra, los 218 votos de PP, Podemos, ERC, DiL, PNV, Compromís, IU, Foro Asturias y Unión del Pueblo Navarro. Sólo Coalición Canaria se ha abstenido.

Tal y como exige el reglamento, la segunda votación de investidura se celebrará a las 48 horas desde la primera, el viernes a las 19:45 horas, pero entonces se exigirá la mayoría simple. Será con el mismo procedimiento que el de este miércoles, un voto nominal por llamamiento: cada uno de los 350 diputados tendrá que retratarse dando su sí , no o abstención, de viva voz y desde su escaño.

Sánchez: "pongamos en marcha el cambio"

Previamente, en el turno de cierre, el candidato Pedro Sánchez intervino por última vez para agradecer el "apoyo y cariño" de su grupo parlamentario. "Hemos cumplido", dijo, con sus objetivos: que los españoles perciban "que el PSOE es un instrumento de cambio y que seguirá siendo una fuerza de cambio" y que el acuerdo "es posible gracias al diálogo". Y volvió a transmitir su agradecimiento al líder de Ciudadanos por su apoyo: "Me gustaría volver a reconocer el trabajo y apoyo de Rivera".

Sánchez quiso también agradecer a las instituciones del Estado su papel, aunque quiso apuntarse un tanto propio. "A partir del viernes se vuelve a poner en marcha el reloj de la democracia" porque comienza a correr el plazo de dos meses hasta la convocatoria de nuevas elecciones. "¿Se imaginan ustedes que yo hubiera dicho que no?", como hizo Rajoy, recordó, que "no está aquí", dijo señalando la ausencia del presidente del Gobierno en funciones. "Pongamos en marcha el cambio", concluyó Sánchez en los últimos minutos previos a su primer examen

"Lo previsible"

La dirección federal del PSOE restó importancia de forma inmediata a la imagen de la primera derrota de Sánchez. "Era lo previsible", dicen fuentes socialistas que destacan "la responsabilidad de Sánchez" por acudir a una votación que tenía perdida cumpliendo con su compromiso. En Ferraz daban por perdida la primera y la segunda votación del viernes, pero todavía tienen esperanzas de lograr un acuerdo en el mes de mayo. "A partir del lunes, comienza la presión de los plazos y ahí muchos se tendrán que retratar".

Temas

En España

    0
    comentarios