Menú

Rajoy acusa el golpe de los casos de Soria y Granada

Génova no logra que el alcalde de Granada se vaya y le suspende de militancia. Las presiones fueron enormes. El PP especula sobre Soria y Aznar.

74
Rajoy acusa el golpe de los casos de Soria y Granada
Rajoy, con Cospedal, en la séptima planta de Génova13. | Tarek/PP

Mariano Rajoy acusó un duro golpe en la recta final de las negociaciones para intentar formar Gobierno. La semana está siendo complicadísima para el PP. Cuando la formación aún no se había recuperado del caso que afecta a José Manuel Soria, ministro muy próximo al líder pero con destacados enemigos en casa, saltaba la noticia sobre el alcalde de Granada, investigado por hasta 10 delitos relacionados con la corrupción. Para rematar, se filtraba una multa de Hacienda a José María Aznar y una reunión de éste con Cristóbal Montoro.

Un cóctel de muy difícil digestión en un momento en el que Rajoy creía que su estrategia estaba dando sus frutos y se mostraba "encantado" ante la imposibilidad de sus rivales de alcanzar ningún tipo de acuerdo. La preocupación y los nervios han ido a más con el paso de las horas tanto en Moncloa como en Génova, según las fuentes consultadas. Por ejemplo, hubo diversidad de pareceres ante la decisión de Soria de dar la cara y atender a los medios de comunicación cuantas veces fuera necesario. Una "sobreexposición" de la que se quejaron internamente, como también de que sus versiones "pudieran parecer contradictorias en más de un momento", según se precisó al más alto nivel.

La imagen en el Congreso de Soria conversando con Jorge Moragas y María Dolores de Cospedal -esto es, con dos actores clave de Presidencia y Génova- provocó un enorme revuelo político y mediático el martes por la noche. "¿Lo habéis visto? ¿Qué se dicen? ¿Sabéis algo más?", llegó a preguntar un destacado dirigente del PP a un periodista. Según una de las partes, no hubo discusión y el ministro únicamente les estaba explicando qué iba a decir a los medios. En rueda de prensa, se le preguntó si el Ejecutivo le estaba presionando para que dimitiera. "En absoluto", contestó, y dijo contar con la confianza de Rajoy "y de todos los miembros del Gobierno". Cabe reiterar que el líder del PP y el canario siempre han tenido gran sintonía, y en este caso también contaría con el respaldo de Cospedal.

Decisión urgente sobre Granada

Con Soria en la diana y las teorías sobre fuego amigo en boca de algunos, las alarmas empezaron a sonar desde Granada. La detención del alcalde, el histórico José Torres Hurtado, fue demoledora para el ánimo del partido. Aunque puesto en libertad poco después, el foco de atención ya estaba situado en uno de los pocos ayuntamientos andaluces en los que el PP resistía, vinculando de nuevo al partido con la corrupción. "No conocemos los hechos concretos que se investigan", se esquivó desde la cúpula regional, con un silente Juan Manuel Moreno centrado en las arduas negociaciones. "Que no le quepa duda a nadie que la actuación del PP, si hay hechos graves, será contundente", prometió ya por la mañana Carlos Rojas, portavoz adjunto en el Congreso y diputado precisamente por Granada.

Tras analizar la situación, cada vez más delicada, Rajoy dio orden de presionar para que Torres Hurtado se hiciera a un lado y cediera el poder municipal a otro edil del PP. Así lo intentaron, con dureza pero sin éxito, Cospedal, Fernando Martínez Maíllo y Moreno. Al no conseguirlo, se le avisó de que sería suspendido de militancia de urgencia, como así se filtró cuando el regidor atendía a los medios de comunicación, que se hizo el sorprendido. También pierde el carnet del partido Isabel Nieto, la concejal de Urbanismo.

Aznar y Montoro

Lo de Aznar fue el remate. Según Okdiario, la Agencia Tributaria le impuso una multa de 70.403,96 euros, obligándole a abonar una liquidación complementaria de 199.052,19 euros por diversas irregularidades fiscales cometidas en los ejercicios 2011 y 2012. Montoro confirmó un encuentro con el expresidente, pero recalcó que no trataron el asunto. La Fundación FAES, mientras tanto, se apresuró a decir que todo era "antiguo" y ya había sido arreglado. Pero, más aún con Aznar de por medio, en los círculos populares se habló una vez más de fuego amigo, y se multiplicaron las llamadas y especulaciones.

Una situación imposible que volvió a noquear al PP, con las tertulias de radio y televisión sólo abordando noticias malas para Rajoy en un momento clave, en vísperas de que por fin mueva ficha, en principio tras la votación de las bases de Podemos. "Nos afecta electoralmente", reconoció sin medias tintas Xabier García Albiol, en declaraciones a la agencia EFE. En conversación informal con este diario, un vicesecretario general mostró su indignación ante el escenario vigente. "Lo enturbia todo", confesó, a pocas horas de que Rajoy retome su agenda pública.

Precisamente por ello, Génova decidió actuar sin dilación contra Hurtado. Este jueves, Rajoy estará en Cuenca en un acto en defensa de la Diputaciones Provinciales y, el sábado, hará anuncios importantes en materia de educación en Salamanca. "O somos contundentes o no podremos vender nuestros mensajes", se constató en privado. Si bien, en el propio PP temen que el parche sirva para poco, y el lastre de la corrupción no desaparezca a corto plazo.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios