Menú

El equilibrismo de ERC para hacer presidente a Sánchez y no perder la Generalidad

Los de Junqueras intentarán contener los deseos de Puigdemont de adelantar elecciones y reventar las negociaciones.

0
Los de Junqueras intentarán contener los deseos de Puigdemont de adelantar elecciones y reventar las negociaciones.
Los dirigentes de ERC, Pere Aragonès, Marta Vilalta y Roger Torrent | EFE

Se avecinan días complicados para ERC. Los de Oriol Junqueras ya sabían que facilitar la investidura de Pedro Sánchez no le iba a salir gratis en la calle y defender las 13 abstenciones el día después de que la Junta Electoral Central inhabilitara al presidente catalán, Quim Torra, fue sin duda, la primera prueba de fuego para ellos. El equilibrismo dialéctico al que tuvo que recurrir ERC este sábado nos hace imaginar cómo será en los próximos meses el discurso de los separatistas para, por un lado, seguir con las negociaciones con el PSOE y, por otro, no poner en peligro sus planes de asaltar la Generalidad.

Mientras el portavoz de ERC en la Cámara Baja, Gabriel Rufián, optaba en la primera sesión del debate de investidura por la humillación pública a Pedro Sánchez en el Congreso presumiendo de la larga lista de concesiones que han conseguido arrancar los separatistas al PSOE, prácticamente a la misma hora, en el Parlamento catalán, su partido votaba junto a JxCAT y la CUP a favor del "reconocimiento de la autodeterminación, la amnistía y el reglamento del Parlamento como único marco jurídico" intentando huir de los múltiples ataques de sus socios de Gobierno por haber "regalado" sus votos al PSOE.

El objetivo ahora será no sufrir un desgaste mayor del que ya han tenido que soportar - con ataques a sus sedes y acusaciones de botiflers en las redes sociales- y para ello la prioridad de ERC será la de mantener blindado a Torra como presidente en Cataluña, a la espera de que se pronuncie el Tribunal Supremo. A Junqueras no le interesa ahora un adelanto electoral en Cataluña y otorgar un papel protagonista al presidente inhabilitado por la JEC podría contener las ansias de Puigdemont de hacer saltar por los aires la negociación con el PSOE en cualquier momento.

"Liderar la delegación catalana en la mesa entre iguales", es el encargo que va a recibir Torra por parte de ERC y nadie duda de que aunque se resistirá, el presidente catalán no va a perder la oportunidad de aprovechar esa instantánea como tampoco lo hizo descolgando el teléfono para hablar con Sánchez tras seis intentos previos, por su parte, fallidos.

En España

    0
    comentarios

    Servicios