Menú

Vox cuestiona el contrato del Gobierno con la Corporación Mondragón para fabricar 60 millones de mascarillas

El partido pone en duda su inexperiencia y la falta de maquinaria y material para su fabricación.

0
El partido pone en duda su inexperiencia y la falta de maquinaria y material para su fabricación.
Un operario transporta material sanitario en cajas | EFE

El Gobierno ha contratado a dos empresas pertenecientes a la Corporación Mondragón, Bexen Medical y Mondragon Assembly, para fabricar 60 millones de mascarillas durante los próximos seis meses e intentar así dar respuesta a la falta de oferta que existe actualmente en el mercado. El objetivo es disponer de los suficientes equipos de protección personal en toda España mientras dure la pandemia por coronavirus.

Según el acuerdo alcanzado, se confeccionarían 10 millones de unidades al mes y su producción comenzaría a finales del mes de abril, una vez Mondragon Assembly, a través de su filial en China, facilite la maquinaria necesaria a Bexen Medical para su elaboración a mediados de abril.

Desde Vox han puesto en duda la contratación de estas empresas por parte del Ejecutivo al carecer de experiencia previa en la fabricación de mascarillas, no disponer todavía de las máquinas necesarias para su elaboración y no tener la materia prima requerida para confeccionar este producto.

La secretaria general del grupo, Macarena Olona, ha solicitado en el Congreso que el Gobierno les facilite todos los contratos, expedientes administrativos, facturas y órdenes de pago del material sanitario y maquinaria de las empresas pertenecientes a la Corporación Mondragon.

La diputada se pregunta a través de las redes sociales por qué la directora de la Agencia Española del Medicamento, María Jesús Lamas, dependiente del Ministerio de Sanidad, se puso en contacto precisamente con esta entidad para solicitarle ayuda, a pesar de que nunca han fabricado mascarillas, en lugar de hacerlo con una empresa que sí tenga experiencia y disponga de la maquinaria y el material requerido para confeccionarlas.

El contrato con la Corporación Mondragón

El propio director de la empresa Bexen Medical, Carlos Arsuaga Cortázar, admite en un vídeo publicado en youtube por Tu Lankide que el pasado 13 de marzo, un día antes de que Pedro Sánchez decretara el estado de alarma, la Agencia española del medicamento se puso en contacto con ellos para ofrecerles el proyecto ya que la comercialización del producto en China "estaba siendo una sangría" y necesitaban, "estratégicamente", tener "producción local".

Según explica, como responsable de la empresa se ofreció a "echar una mano" a pesar de no fabricar ese tipo de producto, ya que ponían a disposición del Gobierno su experiencia fabricando productos sanitarios de un solo uso, además de colaborar con la otra entidad, Mondragon Assembly, que se encarga de fabricar en China las máquinas necesarias para producir mascarillas.

Según el acuerdo alcanzado, Assembly tendrá listas a mediados de abril cuatro máquinas, tres para Bexen y una más para el Ministerio de Defensa, con las que podrán empezar a confeccionar el producto a finales de mes.

El propio Arsuaga admite que otro de los obstáculos ahora es encontrar la materia prima necesaria para elaborar las mascarillas ya que los proveedores habituales, Rusia, Turquía y China, están "sobrepasados" por la demanda.

Aún así se muestra convencido de poder producir 10 millones de mascarillas al mes hasta llegar al pedido de 60 millones en el plazo de seis meses.

En España

    0
    comentarios

    Servicios