Menú

Supermercados y tanques elevan la tensión entre Podemos y PSOE

Los socialistas tratan de frenar los incendios que ha creado Belarra en una semana.

Los socialistas tratan de frenar los incendios que ha creado Belarra en una semana.
Cordon Press | Archivo

En el sector socialista del Gobierno asisten impertérritos a los incendios que va creando la ministra de Derechos Sociales y secretaria general de Podemos, Ione Belarra. Este fin de semana, en un acto de su partido, criticó a Mercadona y a su presidente, Juan Roig, al que tachó de "capitalista despiadado".

La portavoz del PSOE, y ministra de educación, Pilar Alegría le pidió "prudencia verbal". A las pocas horas, desde la Moncloa, habían diseñado un perímetro de seguridad. No se responsabilizaban de sus declaraciones porque habían sido "en actos de partido" y no de gobierno.

La propia Belarra se encargó de dinamitar la estrategia este miércoles al reiterar sus críticas en un acto de su ministerio, con el escudo bien visible a su lado. Ya no hablaba la líder de Podemos, ahora las críticas las estaba haciendo una ministra del Gobierno de España. No había dudas.

Mercadona cumple

En la Moncloa tratan de defender a los empresarios mientras recuerdan que, según la OCU, Mercadona cumple los estándares y que las críticas de sus socio de Gobierno no tienen fundamento. En el sector socialista argumentan que sus medidas, como la bajada del IVA en algunos productos básicos, se está traduciendo a la cesta de la compra.

La defensa del sector de alimentación contrasta con la pasividad que ejercieron cuando Pedro Sánchez criticó a las eléctricas o a los bancos, algo que molestó a alguno de los principales empresarios del sector. "Si Botín y Galán protestan, vamos en la buena dirección", llegó a afirmar el presidente del Gobierno.

Evitando mostrar división en el Congreso

Cuando no habían cerrado la crisis de los supermercados, Ione Belarra salió con una nueva crítica cuando se conoció el envío de tanques Leopardo a Ucrania. Para la ministra de Derechos Sociales, eso es "contribuir a la escalada bélica".

Unas críticas a las que se sumaron ERC o Bildu. Sólo el PNV respalda la posición gubernamental. Sin embargo, Sánchez tiene preparada una estrategia para evitar mostrar la división del Gobierno: no se votará en el Congreso. El envío se hará bajo el paraguas de la OTAN y así evitará mostrar al división de su Ejecutivo ante una votación crucial y en la que tendría que pedir respaldo a la oposición.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso