Menú

Trump y Biden se acusan de recibir dinero de gobiernos extranjeros en el último debate

El presidente de EEUU y su rival demócrata celebraron en Nashville el último debate antes de las elecciones e intercambiaron acusaciones.

0

Donald Trump aprovechó el último cara a cara frente a Joe Biden para acusar a su rival demócrata de haber recibido dinero de Rusia, de haber puesto a su hijo Hunter en una compañía gasística ucraniana y de haber facilitado negocios para sus hermanos en sitios como Irak.

"Joe consiguió 3,5 millones de dólares de Rusia y vinieron de Putin porque fue muy amigable con el exalcalde de Moscú y fue la esposa del alcalde de Moscú, y usted obtuvo 3,5 millones de dólares", dijo el presidente y candidato republicano a la reelección.

Biden, que negó haber recibido "ni un centavo" de Gobiernos extranjeros, respondió que los negocios de su hijo en Ucrania fueron "éticos". "El tipo que se metió en problemas en Ucrania fue éste (Trump), que intentó sobornar al Gobierno ucraniano para que dijera algo negativo sobre mí, lo que no hicieron", dijo Biden respecto al episodio que ocasionó el juicio político contra el presidente.

"No he recibido ni un centavo de ningún Gobierno extranjero en mi vida", agregó el que fuera vicepresidente de Barack Obama entre 2009 y 2017, y recordó que Trump paga más impuestos en el extranjero que en Estados Unidos y que tiene una cuenta bancaria secreta en China.

Trump, sin embargo, alegó que la cuenta estuvo activa entre 2013 y 2015 cuando estaba dedicado a negocios inmobiliarios y también defendió haber "prepagado millones de dólares" en impuestos antes de llegar a la Presidencia, aunque no presentó nada para probarlo. "Yo ya he prepagado millones de dólares en impuestos, nadie me lo había dicho", dijo Trump, al asegurar que fue decisión de sus contables y que apenas fue informado de ello la semana pasada.

El factor covid-19

En la primera parte del debate, ambos hablaron sobre la situación del covid-19. Trump insistió que habrá una vacuna anticovid-19 "en cuestión de semanas", mientras que Biden advirtió de que al país le espera "un invierno oscuro" por la pandemia y denunció que su rival "no tiene un plan claro".

Interpelado por la moderadora del debate, Kristen Welker, el presidente reconoció que no tiene "garantías" de que la vacuna vaya a distribuirse en ese plazo, pero enseguida insistió en que cree que llegará "antes de acabar el año", a pesar de que muchos científicos apuntan más bien a 2021. Preguntado sobre cuál será la farmacéutica que lo conseguirá, Trump respondió: "Johnson&Johnson lo está haciendo muy bien, Moderna lo está haciendo muy bien, Pfizer lo está haciendo muy bien", y citó también los ensayos clínicos que se están desarrollando en Europa.

Biden acusó a Trump de no asumir "responsabilidad" por el impacto de la pandemia en Estados Unidos, el país del mundo con más casos de covid-19 y con más de 220.000 fallecidos, y sentenció: "Cualquiera que sea responsable por tantas muertes no debería permanecer como presidente". "Estamos a punto de entrar en un invierno oscuro, y él no tiene un plan claro" para combatir la covid-19, subrayó el candidato demócrata.

"(Trump) dice que la gente está aprendiendo a vivir con esto, ¡increíble! Estamos muriendo con esto", agregó. El presidente replicó que él no cree que Estados Unidos vaya a tener un invierno oscuro "para nada", e insistió: "No podemos cerrar nuestra nación".

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios