Menú

La niña que lloró con Merkel sale en defensa de la canciller

Muchos criticaron a la canciller por las lágrimas de Reem, la niña que le pidió asilo político. Ella la disculpa.

0

La sinceridad de Angela Merkel con Reem, una adolescente palestina que le pidió en un programa televisivo asilo político para ella y su familia, causó polémica en Alemania y medio mundo. La niña se puso a llorar cuando Merkel le explicó que hay "millones" de personas esperando en campos de refugiados y que no podían acoger a todos. Ante sus lágrimas, la canciller se acercó a consolarla pero se mantuvo firme en su posición, algo que parte de la opinión pública le echó en cara.

Lo cierto es que Merkel hizo algo poco habitual en la clase política: en lugar de haber tirado balones fuera o prometerle algo que luego no podría cumplir, la canciller decidió decirle la verdad. Pese a que entendía el drama de la pequeña, dijo, no podía adoptar soluciones particulares para un problema que tenía muchos implicados más.

Tras la ola de críticas, sobre todo en Twitter, agrupadas bajo el hashtag "Merkel acaricia", en alusión al gesto de cariño con la niña mientras le denegaba su deseo, la propia Reem ha tomado la palabra. Pero no ha sido para unirse a los ataques a la canciller sino para defenderla. En un magazin televisivo, la niña ha dicho que Merkel "la escuchó y le dio su opinión", algo que encuentra "correcto".

Por otra parte, varios políticos han entrado en el debate sobre la situación de Reem y el dilema sobre los visados para el creciente flujo de refugiados desde países en conflicto. Y la mayoría de voces apuntan que Reem y su familia podrían terminar obteniendo el permiso de residencia que dé a la niña un futuro y a su familia la oportunidad de tener un trabajo legal y estable.

El pasado mes de junio, el Bundestag emprendió varias modificaciones en las leyes de inmigración abriendo la puerta a que los niños refugiados que hayan ido al colegio durante al menos cuatro años -el caso de Reem, que habla perfectamente alemán- podrán permanecer en el país. En la misma línea se ha pronunciado el responsable de Inmigración del Ejecutivo, Aydan Özoğuz, que señaló que Reem Sahwil podría estar en esa situación y que en ningún caso van a expulsar a niños integrados en colegios alemanes. Llamativamente, Merkel obvió estos cambios legales en su respuesta a la niña, quizás para evitar hacer unas declaraciones que podrían ser malinterpretadas.

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD