Menú

Una yazidí esclavizada por Estado Islámico se encuentra en Alemania con su torturador

La joven acudió a la Policía alemana, que se limitó a darle un número de emergencias. Ella decidió volver a Irak.

0
Ashwaq Haji Hamid | Youtube

Ashwaq Haji Hamid, una yazidí de 18 años, vivió en febrero un aterrador encuentro con el hombre que la convirtió en su esclava sexual durante tres meses en el lugar donde menos esperaba verlo: Alemania. La joven fue secuestrada por Estado Islámico y vendida en 2014, cuando tenía sólo 15 años, y fue esclavizada y violada repetidamente durante semanas. En 2015 logró huir a Alemania gracias a un programa de ayuda a mujeres de su pueblo que, como ella, sufrieron los abusos continuados del grupo terrorista. Se instaló con su familia en un pequeño pueblo del sur del país, Schwabisch Gmünd: aprendió alemán y retomó sus estudios con la creencia de que allí, a miles de kilómetros de Irak, estaría segura. Se equivocaba.

Según ha contado ella misma en un vídeo colgado en Youtube, en 2016 se produjo el primer encuentro con su captor, Abu Haman. La joven creyó verlo en su pueblo pero se convenció a sí misma de que era "imposible". Dos años más tarde, el 21 de febrero de 2018, se produjo el segundo encuentro y esta vez el terrorista se acercó a ella.

hqdefault.jpg

La joven explica que Abu Haman le preguntó, en alemán, si era Ashwaq. Ella le dijo que no, y que no la conocía. Él insistió y comenzó a hablar con ella en árabe. Ashwaq replicó que era turca y que sólo hablaba turco y alemán. Haman le espetó: "Tú me conoces. Y yo a ti también. Sé desde cuándo estás en Alemania". La yazidí se quedó en shock, sin poder hablar, mientras el terrorista le decía que también sabía dónde vivía y que estaba con su madre y con su hermano. Stern apunta que Haman seguramente llegó también como refugiado a Alemania.

Ashwaq acudió a la Policía, pero según la Deutsche Welle, sólo recibió como ayuda un teléfono de emergencias. Ante la situación, la joven decidió volver con su familia a Irak: ahora vive en un campo de refugiados en en el Kurdistán iraquí y con el vídeo denuncia que otras jóvenes refugiadas pueden encontrarse en su misma situación.

Después de que la situación saliera a la luz, la Policía local ha indicado que abrieron una investigación en marzo pero que la descripción y el nombre que dio Ashwaq no permitieron localizarlo puesto que no figuraba en los registros. En junio, la policía regional se hizo cargo de la investigación pero no hubo avances: según ellos mismos informaron en Twitter, la testigo, que ya había escapado a Irak, estaba ilocalizable.

En su vídeo, Ashwaq agradece a "todos los alemanes" la ayuda prestada en los tres años que pasó en el país y destaca que pudo ir al colegio y aprender "mucho". También cita a dos de las trabajadoras sociales con las que trató.

"No quiero nada del Gobierno alemán salvo que castigue a este hombre y que se dé cuenta de que hay muchas mujeres en Alemania con historias similares a la mía a las que debe proteger de Estado Islámico", afirma.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco