Menú

Alemania cierra sus bares un mes y Francia se confina

Ante la segunda ola en centroeuropa Alemania y Francia toman medidas drásticas.

0

Con la segunda ola de coronavirus disparada en toda Europa, los gobiernos de Alemania y Francia han optado por un endurecimiento de las restricciones. En el caso de Alemania, la canciller Angela Merkel ha optado por cerrar la hostelería durante un mes; en Francia, mientras, Emmanuel Macron decretará un confinamiento nacional.

Las restricciones alemanas han llegado tras un encuentro de Merkel con los gobiernos de los 16 länder. Estas son las principales medidas:

- Cierre de bares y restaurantes a partir del lunes 2 de noviembre y durante todo el mes. Los negocios recibirán como compensación el 75% de los ingresos que hubieran recibido en noviembre del año pasado.

- Las tiendas y comercios no podrán tener en su interior a más de un cliente por 10 metros cuadrados.

- Cierran los centros de maquillaje, masaje y tatuajes; las peluquerías siguen abiertas bajo estrictas medidas de higiene.

- Se endurecen los protocolos de seguridad en escuelas y guarderías.

- No podrán reunirse más de diez personas de dos hogares distintos.

- Limitación del turismo nacional: se prohíbe la estancia en hoteles salvo razones "esenciales".

Merkel ha justificado las medidas en el constante aumento de contagios que está poniendo al "límite de la capacidad a nuestro sistema de salud". Además, ha tachado de "inaceptables" las reuniones privadas puesto que en ellas, ha denunciado, se produce la mayoría de contagios.

Las empresas más golpeadas por las nuevas medidas recibirán asistencia financiera por un monto total de 10.000 millones de euros en virtud de la petición en ese sentido realizada por el ministro de Finanzas, Olaf Scholz.

Francia: vuelta al confinamiento

Por su parte, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha anunciado este miércoles a última hora que el país volverá al confinamiento nacional a partir de este viernes para hacer frente al avance del coronavirus. En un mensaje en Twitter, Macron ha dicho que hace falta "ir más allá" para detener el virus: "El virus circula a una velocidad que, incluso las previsiones más pesimistas, no anticipaban", ha aseverado. Así, ha especificado que, "a diferencia de la primera ola, el conjunto de las regiones se encuentran hoy en día en alerta".

Como en primavera, los franceses podrán "salir a trabajar, acudir a una cita médica, hacer la compra o pasear", ha dicho Macron. El confinamiento es, sin embargo, algo más laxo esta vez. Estas son las principales medidas:

- Guarderías, escuelas e institutos seguirán abiertos con protocolos sanitarios reforzados. La enseñanza superior será a distancia.

- Las salidas a la calle estarán autorizadas con una declaración jurada para ir a trabajar, al médico, a hacer la compra, ayudar a una persona dependiente o dar un paseo breve en las proximidades del domicilio.

- Siempre que sea posible, deberá generalizarse el teletrabajo.

- Se efectuarán test rápidos y obligatorios de coronavirus para todas las llegadas al país en los aeropuertos y puertos.

- Los desplazamientos entre las regiones francesas estarán prohibidos, aunque se hará una excepción este fin de semana con la vuelta de las vacaciones de las festividades de Todos los Santos.

- Los establecimientos que reciban a público y los comercios no esenciales, como bares, restaurantes o museos, deberán cerrar.

- Las visitas a residencias de ancianos, centros de dependencia y cementerios estarán autorizadas.

- Los empleados y empresarios que no puedan trabajar seguirán beneficiándose del paro parcial (los ERTE españoles).

- Las oficinas de atención al público de la Administración se mantendrán abiertas.

- Habrá una evaluación del avance de la epidemia cada 15 días para aplicar nuevas restricciones o aligerar algunas de las medidas impuestas

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios