Menú

Turquía levanta el veto a Suecia y Finlandia y da vía libre a su ingreso en la OTAN

Los tres países han firmado el acuerdo tras varias horas de reunión entre sus delegaciones en el recinto de IFEMA de Madrid.

Los tres países han firmado el acuerdo tras varias horas de reunión entre sus delegaciones en el recinto de IFEMA de Madrid.
La imagen del acuerdo. | EFE

La invasión rusa de Ucrania ha provocado que algunos países europeos, que hasta ahora están fuera de la OTAN y que mantenían una posición de neutralidad internacional, se hayan replanteado su posición en el escenario internacional. Un claro ejemplo de ello han sido Suecia y Finlandia, que han decidido dar un paso hacia adelante y solicitar el ingreso en la organización supranacional, empujados por la guerra ucraniana y la opinión pública de sus países.

El paso adelante de los dos países escandinavos supone uno de los grandes fracasos de Rusia en la invasión de Ucrania. Su ofensiva no sólo no ha metido el miedo en el cuerpo a suecos y finlandeses, sino que les ha decidido a entrar en la OTAN haciendo caso omiso a las amenazas rusas. El Kremlin advirtió en febrero de este año, veinticuatro horas después de iniciar la invasión de Ucrania, que si Suecia y Finlandia entraban en la OTAN tendrían "consecuencias militares".

Si Rusia quería evitar tener un nuevo socio de la Alianza Atlántica en su frontera, como era el caso de Ucrania -todavía no sabemos cómo acabará la invasión rusa del país y qué consecuencias tendrá sobre la intención de Kiev de pedir el ingreso tanto en la OTAN-, lo que está claro es que puede acabar con un nuevo socio (Finlandia) junto a su segunda ciudad más importante del país -San Petersburgo- y otro a las puertas de su territorio (Suecia).

La gran mayoría de los países aliados han puesto una alfombra roja al ingreso de estos países nórdicos en la alianza política y militar, planteando incluso la posibilidad de tratar de crear una vía rápida para ambos. Lo que no parecía previsto es que uno de los socios de la Alianza Atlántica -los ingresos de nuevos aliados se deben aprobar por unanimidad- pusiese sobre el mesa un veto a la entrada de estos dos países nórdicos.

El protagonista de ese veto ha sido Turquía, que acusaba a Suecia y Finlandia de haber sido sumamente condescendientes en las últimas décadas con el PKK, el grupo terrorista kurdo que opera principalmente en suelo turco y que también está considerado como una organización terrorista por la Unión Europea. Un veto que han mantenido durante varios meses pese a la presión del resto de países aliados.

De hecho, la OTAN ha trabajado contrarreloj en las últimas horas para tratar de acercar posiciones y ha organizado una reunión a tres bandas al más alto nivel en el recinto de IFEMA, donde se celebra la Cumbre de la Alianza Atlántica. Una reunión que durante horas no iba como debía ir, según informaban desde la propia OTAN, pero en la que a última hora de este martes se ha podido llegar a un acuerdo para que Turquía levante su veto.

Temas

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador