Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

El Gobierno se queja ante la OEA: "No podemos aceptar que se llame a Zapatero el súmum de la imbecilidad"

Después de que el presidente de la OEA aconsejara a Zapatero que no fuera "imbécil" por su papel en Venezuela, Borrell presentará una protesta formal.

LD/Agencias
0
José Luis Rodríguez Zapatero con el diputado venezolano Julio Borges | Cordon Press

Este viernes, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, criticó duramente a José Luis Rodríguez Zapatero y su papel de supuesta "mediación" en Venezuela. Después de que el ex presidente culpara a EEUU, y no al régimen chavista, de la gravísima situación por la que pasan los venezolanos, Almagro dijo que Zapaterotiene un "problema muy grande de comprensión" de este asunto y agregó: "Mi consejo es que no sea imbécil. Es un consejo importante, bueno, creo que le puede hacer mucho bien".

El Gobierno que preside Pedro Sánchez ha salido en su defensa: en Nueva York, el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, anunció una protesta ante la OEA, al tiempo que precisó que "el expresidente Zapaterono representa al Gobierno español, no le hemos encargado ninguna negociación" en Venezuela y "su trabajo de mediación lo hace estrictamente a título personal y a su buena voluntad".

En declaraciones en la misión de España en Naciones Unidas con motivo de la Asamblea General que comienza la próxima semana, Borrell indicó que "el Gobierno no puede asistir tranquilamente a los gravísimos insultos por parte de una persona con un relevante papel institucional".

Por este motivo, "vamos a presentar una protesta por vía diplomática y un comunicado del Ministerio, porque no podemos aceptar que se llame a Zapatero el súmum de la imbecilidad, ese no es un lenguaje aceptable. Se puede discrepar de los criterios políticos pero no se puede llegar a esas descalificaciones personales", dijo.

Se desmarca de Zapatero sin criticar a Maduro

Borrell insistió en desmarcar al Gobierno de España de las actividades del expresidente socialista en Venezuela, "como las que pueda hacer Felipe González" en otros conflictos, y no quiso entrar a valorar las declaraciones de Zapatero vinculando el éxodo migratorio venezolano con las sanciones de EEUU.

"Pero lo que es evidente es que cuando dos millones de personas se van de un país es porque están en una situación límite que les obliga a hacerlo. No creo que sea la consecuencia de su libre deseo de cambiar de aires", comentó el ministro Borrell.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios