Menú

Google+, una gran amenaza para Twitter

A primera vista parece Facebook, pero también puede servir como sustituto de Twitter. ¿Cómo es la nueva red social de Google?

0
El interfaz para colocar los contactos en círculos es casi adictivo. | woms.tech

El gigante de las búsquedas ha vuelto a hacer un intento de pelear contra Facebook, la empresa que mayor amenaza supone para Google. Al fin y al cabo, por mucha búsqueda y mucho Android que hagan, los de Mountain View viven de la publicidad. Unos anuncios que teóricamente sólo se muestran si tu búsqueda o la página que estás viendo tienen que ver con lo que quiere promocionar el anunciante. Algo que una empresa que puede saberlo casi todo de ti, tus amigos, tus aficiones, tu biografía... puede hacerlo mejor.

Aunque en términos generales Google sigue siendo el número uno en tráfico, lo cierto es que la gente pasa más tiempo en Facebook, y por tanto más tiempo viendo sus anuncios. De modo que Google necesita competir en el terreno de las redes sociales. Pero sus intentos hasta ahora o no han cuajado, como Orkut, o han sido un desastre de relaciones públicas, como Buzz. No parece el caso de Google+, que ha caído bien entre quienes lo hemos probado y que parece una apuesta más estable y a largo plazo, a juzgar por el interés que el nuevo consejero delegado, Larry Page, ha puesto en el invento, colocando a su responsable, Vic Gundotra, directamente bajo sus órdenes.

Una sola red para hacer lo mismo que en Facebook y Twitter

Se ha resaltado mucho el parecido que tiene con Facebook cuando empiezas a usarlo. Es algo más limpio y rápido, aunque también puede ser porque aún está en pruebas y le faltan muchas cosas que tiene la red de Zuckerberg, empezando por la presencia de empresas y organizaciones de todo tipo y siguiendo con los Farmville y Mafia Wars de turno. A priori, sólo las quedadas, su sistema de videollamada en grupo, supone una novedad sobre lo que ya hay y una herramienta que podría convencer a algunos a emplearlo.

Sin embargo, lo realmente novedoso es algo tan básico como su sistema de gestión de contactos, muy superior al de cualquier otra red social. Es asimétrico como Twitter, es decir, tú puedes añadir a un famoso sin que él te añada a ti. Eso sí, sólo recibirás el contenido que éste decida hacer público. El interfaz para agrupar en círculos a los contactos es muy sencillo, casi adictivo, y decidir con quién compartes tus contenidos es también muy fácil. Si Facebook hubiera sido así desde el principio nos hubiéramos ahorrado muchas de esas historias de personas despedidas por poner a caldo a su jefe teniéndolo de contacto...

Este sistema permitiría a Google+ reemplazar a Facebook, sí, pero también a Twitter, que muchos usuarios siguen considerando algo un poco esotérico y confuso, aunque hay que reconocer que su limitación de 140 caracteres hace más sencillo leer un buen número de tuiteos de un vistazo. Además, los principales usuarios de esta versión en pruebas de la red social de Google son los mismos frikis, perdón, early adopters que pululan por Twitter. De ahí que por ahora la relación entre sexos en Google+ sea aproximadamente de un 90-10 a favor de los hombres.

Un problema al que acabará enfrentándose tarde o temprano es facilitar a sus usuarios filtrar el ruido. Twitter lo hace limitando lo que pueden ocupar los textos de sus usuarios. Facebook emplea un algoritmo para presentar en un primer momento lo que piensa que más interés puede despertar al usuario. Google+ no lo hace y aunque ahora no hay tantos usuarios y no resulta imprescindible llegará el momento en que lo sea.

¿Triunfará?

El problema al que se enfrenta Google+ es que una red social tiene más valor cuanta más gente esté en ella, de modo que un nuevo servicio de este tipo se enfrenta a la enorme barrera de entrada que suponen los 750 millones de usuarios de Facebook y los 200 millones de Twitter. Además, el tiempo no es infinito, y el que dediquemos a las redes sociales se acaba repartiendo entre todas ellas.

Sin embargo, esta barrera no es insalvable, como demostró el propio Facebook alcanzando primero a Myspace y haciéndola casi desaparecer del mapa, dejándole un papel testimonial como forma de comunicación ente músicos y fans. Además, Google+ cuenta con la baza de que quienes empleemos Gmail o cualquier otro de los servicios del gigante terminaremos cayendo en él con mayor o menor frecuencia. El servicio de fotos Picasa ya está integrado en la red social y no cabe duda de que pronto lo estarán muchos otros.

En cualquier caso, tanto por su modo de funcionamiento como por su posición algo más débil, es Twitter quien más tiene que temer, no Facebook. Google, además, no tiene tampoco necesidad en convertirse en la red social preferida de sus usuarios, aunque sin duda le gustaría. Le basta con ser un actor competitivo en ese sector.

Habrá que esperar a ver cómo se comporta cuando se abra a todos los usuarios, a finales de mes, pero por ahora da la impresión de que Google ha acertado de pleno, ofreciendo lo mismo que sus rivales pero con los cambios justos para hacerlo atractivo. Si las tres naciesen hoy, la mayoría se decantaría por Google+. La gran incógnita será la capacidad de este recién nacido de remontar a los dos grandes.

En Tecnociencia

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Vox alcanza los 30.000 afiliados y prepara el traslado a una sede mucho mayor
    2. Comienza a aflorar la suciedad de la Junta andaluza: aparecen 18 tarjetas 'black' de la 'administración paralela'
    3. El rumor sobre Eva González y Lourdes Montes que ha molestado a Cayetano
    4. Anticapitalistas boicotean comercios de Segovia por apoyar a Vox, pero sólo logran que tengan más público
    5. Cuadrillas de taxistas agreden a una periodista de LD y a clientes de VTC: "¡Putas! ¡Fuera!"
    0
    comentarios

    Servicios