Menú

'Deus Ex: Human Revolution', el digno sucesor de un título de culto

Los chicos de Eidos Montreal nos traen una precuela del legendario Deus Ex. ¿Logrará Human Revolution estar a la altura de su ilustre predecesor?

EP/Carlos L. Molina
0

Lo mejor:

  • Es uno de los universos más completos y absorbentes que hemos visto. Un 10 a la ambientación.
  • La libertad a la hora de tomar decisiones, evolucionar o afrontar las misiones es total.

Lo peor:

  • Los tiempos de carga son demasiado largos.
  • La sensación de que algunos poderes de Adam se han limitado para equilibrar la jugabilidad, como es el caso de los ataques cuerpo a cuerpo.

La historia se sitúa 25 años antes del primer Deus Ex y nos lleva al año 2027. En este futuro no muy lejano, las grandes corporaciones médicas han descubierto formas de introducir mejoras e implantes mecánicos en los seres humanos. Esto ha generado un gran debate en la sociedad entre partidarios de hacer evolucionar a la humanidad artificialmente, y otros que piensan que no debería estar a nuestro alcance "jugar a ser Dios" de esa manera.

Adam Jensen es jefe de seguridad de una de estas corporaciones, cuando sus instalaciones sufren un ataque. Durante el incidente, resulta gravemente herido, y paras salvar su vida es modificado sin su consentimiento, por lo que se convierte en un ser humano "aumentado". Una vez recuperado y acostumbrado a sus nuevas habilidades, Adam solo puede pensar en una cosa: encontrar a los responsables del ataque...

A partir de entonces comienza una historia de detectives llena de giros, en la que el propio jugador tiene mucho que decir. Constantemente tomamos decisiones que impactan en las relaciones con otros personajes, en las misiones secundarias de las que dispondremos, en los recursos a los que tenemos acceso o hasta en el propio final del juego.

Los desarrolladores han sido capaces de crear un universo que respira y se mueve. No solo sentiremos que somos capaces de alterarlo con nuestras decisiones, sino que podremos ampliar información sobre el contexto en el que nos movemos de forma casi ilimitada, hablando con cualquier persona que nos encontremos, leyendo los mails de cada ordenador, revisando los libros electrónicos y las PDAs que hay en los escenarios, etc.

Elegirte te hará libre

Deus Ex: Human Revolution es un juego que combina magistralmente elementos de diferentes géneros, como el rol, la acción o la infiltración, para dar lugar a una experiencia única, rica y satisfactoria. Además, consta de una ambientación excelente, y ofrece al jugador una enorme libertad en todos los sentidos. Esta libertad nos permite ir confeccionando poco a poco nuestra propia historia y a nuestro propio protagonista.

Este Deux Ex no nos presenta una única manera de cumplir una misión, sino que nos ofrece abre un abanico de opciones. Así, para infiltrarnos en un mismo edificio podremos utilizar las alcantarillas y acceder al sótano, encontrar un conducto de aire oculto que nos lleva a uno de los baños, hackear el sistema de seguridad, convencer al soldado que guarda la puerta de que nos deje entrar, hacernos invisibles y pasar por delante de sus narices, o simplemente abrirnos camino a tiros.

Aunque el juego tiende a premiar el sigilo, todo depende de nuestro estilo. Las posibilidades a la hora de cumplir una misión también se ven afectadas en gran medida por las mejoras que hayamos introducido (o no) en nuestro protagonista. Poco a poco, ganaremos puntos de experiencia que podremos invertir en más "aumentos" biónicos para Adam, tanto en forma de nuevas habilidades (ver a través de las paredes, hacerse invisible...) como mejorando los implantes que ya tiene (para obtener más fuerza, saltar más alto, correr más rápido, llevar más objetos, etc.).

Contra los jefes finales, y en las situaciones que decidamos afrontar a tiros,  necesitaremos el futurista y variado arsenal que nuestro protagonista irá encontrando. No solamente tendremos acceso a varios tipos de granadas, sino también a multitud de armas como rifles tranquilizantes o de francotirador, escopetas, pistolas, lanzacohetes, etc. que además podremos mejorar para introducir, por ejemplo, munición explosiva o un cargador más grande.

La cámara se sitúa directamente tras los ojos de Adam durante la mayor parte del tiempo, como si de un shooter en primera persona se tratase, aunque cada vez que nos cubrimos tras un objeto o disparamos desde esa cobertura pasamos a una vista en tercera persona que nos permite observar mejor qué hay tras las esquinas.

Otra de las mecánicas que, sin que su uso sea siempre imprescindible, suele hacer nuestra investigación considerablemente más fácil, es la de hackear. A través de un minijuego podremos desbloquear cualquier sistema de seguridad y así abrir puertas, acceder a ordenadores o desactivar cámaras y robots. Cada dispositivo que queramos piratear presentará un nivel de dificultad (del 1 al 5), y conforme avancemos en el juego necesitaremos ser cada vez más hábiles y haber mejorado las capacidades de Adam para no hacer sonar ninguna alarma.

Explorando el futuro

La lucha de Adam por descubrir la verdad nos llevará a visitar ciudades y complejos situados en diferentes partes del mundo. A algunas de las zonas solamente llegaremos para cumplir nuestros objetivos, y posteriormente nos marcharemos, pero hay dos excepciones. Las ciudades de Detroit y de Shangai, donde pasaremos un porcentaje considerable de la aventura, funcionan como si de pequeños sandbox se tratasen.

Ambas localizaciones nos ofrecerán la posibilidad de entrar prácticamente en cualquiera de sus edificios, explorar cada uno de sus rincones y hablar con sus habitantes. Así, podemos encontrar objetos exclusivos, acceder a misiones secundarias y ganar experiencia y dinero extra para invertir en mejoras que harán a Adam más poderoso. Esto hace que la duración del juego se pueda prolongar considerablemente y oscile entre las 15 y las 30 horas.

Tanto los personajes como los escenarios presentan un aspecto excelente, debido más a un diseño trabajado, original y lleno de personalidad que a una factura técnica espectacular. El apartado sonoro también destaca por su genial banda sonora, que acompaña los momentos más dramáticos, y por un muy buen doblaje, tanto en castellano como en su inglés original.

Conclusión

De manera similar a su predecesor, Deus Ex: Human Revolution se sirve de influencias de géneros como el rol, la acción o el sandbox para traernos un excelente juego que, como la vida misma, puedes afrontar de la manera que tú elijas. Jugándolo, sentirás que estás en un universo en el que gozas de una libertad casi absoluta y en el que cada decisión que tomas es importante e impacta sobre tu entorno y tu destino. Con cada nueva mejora que introduces en Adam, la sensación de poder sobre la vida y la muerte es mayor, y con ella, aumenta la responsabilidad que cae sobre tus hombros. Si te atreves a afrontarla, te encontrarás con un título largo, profundo y adictivo.

Notas
Gráficos Sin ser un título técnicamente espectacular, su excelente dirección artística nos regala unos escenarios y una ambientación sublimes. 8,5
Sonido Una banda sonora "de cine" y un muy buen doblaje al castellano. Eso sí, si se os da bien el inglés, os recomendamos jugarlo con las voces originales. 9,5
Diversión Su genial ambientación y las numerosas y atractivas mecánicas que introduce hacen que nos resistamos a volver al año 2011. 9
Total Un juego profundo, complejo y con un buen guión que os mantendrá pegados al sillón durante muchas horas. No os lo podéis perder. 9

Desarrollado por Eidos Montreal y editado en España por Koch Media, Deus Ex: Human Revolution ya está disponible para Xbox 360, PlayStation 3 y PC a un precio recomendado de 59,95 euros (consolas) o 39,95 euros (PC) y para mayores de 18 años, según el código PEGI.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco