Menú

La Casa Blanca critica la Ley Sinde de EEUU

La diplomacia estadounidense presionó para que España aprobara la Ley Sinde, pero su jefe no quiere que en su país se apruebe una similar.

Libertad Digital
0

La Casa Blanca mostró su preocupación el pasado sábado sobre la ley contra la piratería, la Stop Online Piracy Act (SOPA), norma que las principales compañías de tecnología han criticado por ser demasiado severa. En un comunicado, tres asesores del presidente Barack Obama han afirmado que tanto esta propuesta de ley como otros proyectos en estudio podrían hacer los negocios en internet más vulnerables, además de dañar la actividad jurídica y la libertad de expresión.

"Cualquier esfuerzo por combatir la piratería en internet debe protegerse contra el riesgo de la censura online de la actividad legal y no debe inhibir la innovación de nuestras empresas más dinámicas, grandes y pequeñas", han dicho los políticos, entre los que estaba el responsable de ciberseguridad, Howard Schmidt.

La Ley SOPA tiene como objetivo cerrar los sitios web que venden películas, música u otros productos falsificados con unas disposiciones similares a las propuestas en la norma española. No obstante, al ser el país donde tienen su sede los principales buscadores y el registro de dominios de internet, los efectos serían globales.

Rupert Murdoch critica a Obama y Google

El magnate de la comunicación Rupert Murdoch ha utilizado su nueva cuenta de Twitter este sábado para reaccionar al comunicado de la Casa Blanca. "Así que Obama se une a los patrones de Silicon Valley que amenazan a los creadores de software con la piratería, el puro robo", ha publicado en su cuenta de Twitter el presidente y director ejecutivo de News Corp.

Murdoch, cuyo imperio mediático incluye Fox TV, The Wall Street Journal, los estudios Fox y los diarios Times y The Sun en Gran Bretaña, continuó escribiendo varios tuits, atacando a Google como el "líder de la piratería", aunque unos tuits más tarde reconoció que era una "gran empresa" contra la que sólo tiene esa queja.

Por su parte, una portavoz de Google, Samantha Smith, aseguró que esto era "un disparate" en un comunicado enviado por correo electrónico a Reuters. "El año pasado quitamos cinco millones de páginas web de nuestros resultados de búsqueda que infringían los derechos de autor e invertimos más de 60 millones de dólares en la lucha contra la mala publicidad. Al igual que muchas compañías tecnológicas creemos que hay formas más inteligentes orientadas a cerrar sitios extranjeros deshonestos sin que EEUU pida a las empresas censurar Internet", asegura la portavoz de Google.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco