Menú

Muere Paul Baran, uno de los padres de las redes informáticas

Baran pensó en dividir los mensajes en bloques para transmitirlos por la red, un hallazgo que usan todas las redes informáticas, incluyendo internet.

0

Paul Baran ha muerto en su casa de California a los 84 años de edad. Según la BBC, Baran ha fallecido después de complicaciones en su sistema respiratorio, muy afectado a causa de un cáncer de pulmón en estado avanzado. Sus aportaciones más conocidas se centran en su trabajo durante los años 60 en la mejora de las redes de comunicaciones.

En 1960 Paul Baran estaba algo obsesionado con el peligro de un ataque nuclear. Se dio cuenta de que la red telefónica estadounidense era tremendamente frágil y se rompería sin remedio en el caso de un ataque, de modo que el presidente ni siquiera podría dar órdenes. Trabajaba entonces para la Corporación RAND, un think-tank financiado por el Gobierno para realizar investigaciones y análisis para el Ejército, y se puso a investigar cómo podría evitarse semejante eventualidad.

Pronto llegó a un esquema, que conocemos actualmente como "conmutación de paquetes" y que él bautizó como de "patata caliente". Hasta el momento, el único sistema para transmitir algo por la red telefónica consistía en la creación de un circuito cerrado entre los dos extremos. Al principio se hacía a mano: llamabas a la operadora, ésta pinchaba su propio teléfono a tu circuito y le decías dónde querías llamar; ella llamaba al destino y luego conectaba un cable de tu circuito al del destino para que se pudiera hablar. Luego aquello se fue automatizando poco a poco, pero el principio era el mismo: para comunicarse entre dos puntos había que establecer un circuito, que dejaba de funcionar si cualquier punto intermedio tenía algún problema.

El esquema de Baran era más complejo, y requería del uso de señales digitales, en las que tenía experiencia por su trabajo anterior en Univac. Cada comunicación debía convertirse en un bloque de unos y ceros. Éstos se dividían en mensajes (luego llamados paquetes) del mismo tamaño, que se numeraban y se enviaban a la red. Cada nodo de la red decidía cuál era el mejor camino para que el mensaje llegara el destino y lo enviaba; es decir, le llegaba la patata caliente y se la pasaba a otro inmediatamente. De este modo, si algún nodo fallaba, se podría reenviar el mensaje a través de otro. El receptor unía los mensajes, los ordenaba y veía si faltaba alguno, en cuyo caso pedía su reenvío. Cálculos matemáticos le llevaron a la conclusión de que cada nodo de la red debía estar conectado a otros tres o cuatro para hacerla resistente a los estragos de un ataque nuclear.

Baran se pasó años promocionando sin mucho éxito su esquema ante Washington y el monopolio telefónico AT&T, hasta que en 1968 se empezó a trabajar en las especificaciones de Arpanet, una red patrocinada por el Departamento de Defensa de EEUU que se convertiría en el germen de lo que ahora conocemos como internet. Las patatas calientes de Baran formaron parte desde ese momento de todas las redes informáticas.

Cerf: "Paul no tuvo miedo de ir en sentido contrario"

Las reacciones a la muerte de Paul Baran no se han hecho esperar. Otro de los padres de Internet, Vincent Cerf, ha destacado el valor y la importancia de las aportaciones de Baran. "Paul no tuvo miedo de ir en sentido contrario a lo que los demás pensaban que era correcto en sus investigaciones", ha explicado Cerf.

Paul Baran recibió en vida otros importantes reconocimientos. En 2007 el presidente George Bush le entregó la medalla nacional de Estados Unidos por sus aportaciones al mundo de la tecnología.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation