Menú

¿Tiene el transistor los días contados ante el memristor?

Científicos de Hewlett-Packard están investigando un posible sucesor del transistor, el ladrillo electrónico con el que se construyen los microprocesadores y demás chips de nuestros ordenadores, teléfonos, consolas y gadgets de todo tipo.

0

El transistor fue inventado a finales de los años 40 en los laboratorios de Bell Labs. Sus inventores –John Bardeen, Walter Brattain y William Shockley– recibieron conjuntamente el Premio Nobel de Física en 1956. Años más tarde, Jack Kilby de Texas Instruments y Robert Noyce (entonces en Fairchild, aunque poco después fundaría Intel) crearon el circuito integrado, es decir, el chip, que era una manera de juntar en un espacio muy pequeño un montón de transistores. El primero también lograría el Nobel; el segundo había muerto para cuando se lo dieron a Kilby.

No ha tenido la misma suerte el creador del memristor, Leon O. Chua, que en 1971 predijo y describió un ingenio electrónico más sencillo que el transistor, capaz de almacenar información incluso en la ausencia de una corriente eléctrica y que puede ser empleado para sustituir al transistor tanto en microprocesadores como en chips de memoria. El componente consiste en una resistencia variable, que dependería de la corriente que ha pasado por él anteriormente; resistencia que podría ser interpretada por un cero o un uno.

El problema es que hasta hace relativamente poco nadie había logrado crear un memristor de verdad, y sólo existían como posibilidad teórica. Hubo que esperar hasta 2007 para que Hewlett-Packard lo consiguiera. Ahora, según informa el New York Times, los científicos de HP están trabajando para lograr construir chips en los que los memristors se coloquen aprovechando las tres dimensiones, lo que les permitiría hacer mucho más en mucho menos espacio que los chips tradicionales, que distribuyen los transistores en un plano, es decir, en dos dimensiones.

Hewlett-Packard espera poder tener en el mercado dentro de unos tres años, chips de memoria capaces de funcionar a la misma velocidad que los actuales pero construidos con memristors, lo que les permitiría encajar mucho más capacidad en menos espacio: 20 gigabytes en un centímetro cuadrado.

Los transistores tienen actualmente un tamaño, usando la tecnología más avanzada disponible, de entre 30 y 40 nanómetros, mientras que HP ya trabaja con memristors de 3 nanómetros que pueden apagarse y encenderse en un nanosegundo, según ha asegurado el físico de la compañía Stan Williams.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 7 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation