Menú

Bayly será candidato en Perú si llega "vivo" a diciembre o enero

Tras la sorpresa y críticas que generó en Perú su anuncio de lanzarse como candidato, Jaime Bayly ha vuelto a referirse a sus planes. Ante la duda de muchos, el escritor ha afirmado que lo hará "si llega vivo" a diciembre o enero y ha apuntado que todo eso no es una broma: "Voy en serio".

0
Tras la sorpresa  y críticas que generó en Perú su anuncio de lanzarse como  candidato, Jaime Bayly ha vuelto a referirse a sus planes.  Ante la duda de muchos, el escritor ha afirmado que lo hará "si llega  vivo" a diciembre o enero y ha apuntado que todo eso no es una broma:  "Voy en serio".
Jaime Bayly.

Desde que comenzó a calentar el año preelectoral en el Perú, Jaime Bayly ha sido uno de los objetivos de casi toda la prensa nacional y también internacional, sobre todo después de que The Economist dedicara también unas líneas sobre su intensión de presentarse en las elecciones presidenciales peruanas del próximo año bajo el título de "Political satire" (sátira política). La revista comparó esta situación con la vivida por Vargas Llosa en 1990 -cuando se enfrentó en las elecciones ante Fujimori- y pronosticó también una derrota aunque apuntó al "aire fresco" que traía.

Lo cierto es que durante el mes de febrero, Bayly fue el verdadero protagonista de la información electoral peruana hasta que se enzarzó en una pelea con otros presentadores del mismo canal en el que trabaja en el Perú, lo que dejó en un segundo plano sus aspiraciones políticas. De hecho, esto también generó muchas informaciones en el Perú y provocó también un enfrentamiento con los jefes máximos de la cadena Frecuencia Latina.

Sin embargo, desde el pasado domingo, el tema ha vuelto al primer plano de la actualidad. En su programa Bayly habló una vez más sobre su candidatura. El lunes, en su acostumbrada columna que publica en el diario Perú 21, confesó que cada vez que regresa a Lima -también tiene un programa de televisión en Colombia- la gente que lo intercepta por la calle le pregunta si todo lo que dice en televisión es verdad. Para él, todo tiene una explicación: "Llevo más de veinticinco años haciendo bromas en televisión y, por lo tanto, es razonable que la gente sospeche que esto de mi candidatura es sólo una broma más y que no voy en serio".

Ante estas preguntas, Bayly replica: "resulta que no es una broma, que voy en serio" y agrega a sus amigos y simpatizantes en las calles que va a ser candidato "aunque está bien jodido que gane". Pero va en serio y afirma que su decisión se basa en que es un "loco aventurero". Explica que lo es "desde que mi padre me llevaba al colegio y me decía que sería un fracasado, un perdedor, (...) desde que decidí a los quince años empezar a ganar mi propio dinero en el diario La Prensa -etapa que inspiró su libro "Los últimos días de La Prensa"- para emanciparme de la dictadura de mis padres".

Retomando el tema, dice que "la cosa va en serio, y si llego vivo a diciembre o enero, inscribiré mi candidatura presidencial" porque "hay un número no menor de peruanos que quieren que sea candidato, que se sienten representados por mi locura torera". Agrega que "no quiero defraudarlos, no quiero darles la espalda y decirles no, compadrito, yo no estoy dispuesto a ensuciarme los zapatos en el sucio pantano de la política".

Muchos siguen dudando de sus reales pretensiones. Bayly reitera que todo esto va en serio, que lo que dice en la televisión o en sus columnas es verdad: "Tampoco me faltarán ahora agallas, cojones, garra, desplante torero, tampoco me faltará ahora el incombustible fuego en el estómago que encendió mi padre sin saber adónde me llevaría esa hoguera que él prendió". De hecho, confiesa que también lo hace por él: "Creo que mi padre estará por fin, allá lejos, donde quiera que esté, orgulloso de mí, que es algo de lo que no fui capaz cuando el viejo estaba vivo".

Su padre -con el que tuvo una relación muy conflictiva hasta el día de su muerte- figura como parte principal de las últimas líneas de su columna: "Por ti, papá, iré dando brazadas a alcanzar esa ola del carajo que son las elecciones presidenciales. (...) No sé si ganaré o no, pero te prometo que no me quedaré acobardado a mitad de camino. (...) Te prometo que cuando la baje a pecho y la someta al imperio de mis cojones miraré al cielo y sonreiré por ti, porque esa ola que debo correr te la debo a ti, viejo cabrón que te haces extrañar, esa ola brava que debo correr la voy a correr para que estés por fin orgulloso de mí, y si la bajo y gano, el triunfo será tuyo, irá por ti".

Temas

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 2 comentarios guardados

    Servicios