Menú

El Ejército colombiano se prepara para repeler una agresión de Chávez

Pese a que la consigna es evitar incidentes, el ministro de Defensa ha advertido a Chávez que las Fuerzas Militares están preparadas y alerta para repeler cualquier agresión. Uribe califica de "muy graves" algunas de las provocaciones del Gorila Rojo, como la voladura de dos puentes en la frontera.

El ministro de Defensa de Colombia, Gabriel Silva, ha advertido que las Fuerzas Militares colombianas están preparadas y en máxima alerta para impedir cualquier agresión contra su país, al tiempo que anunció una mayor presencia de la Armada en la frontera con Venezuela.

Un comunicado de prensa de su cartera señala que Silva señaló: "En Colombia tenemos un nivel de alistamiento y de preparación muy alto, por encima del 90 por ciento en todas nuestras capacidades".

Silva presidió un consejo de seguridad en Arauca, capital del departamento del mismo nombre, fronterizo con Venezuela y al cual asistieron altos mandos de la Policía, el Ejército, la Marina y la Fuerza Aérea. De todos modos, el ministro colombiano indicó que la directriz del Gobierno Nacional es evitar cualquier incidente internacional.

Medios locales detallaron que el ministro anunció el incremento de la presencia de la Infantería de Marina, que con lanchas rápidas adicionales a las existentes patrullarán el río Arauca, fronterizo entre Colombia y Venezuela.

En cuanto a la situación en Norte de Santander, otro territorio común con Venezuela, en donde militares de ese país destruyeron dos puentes artesanales el jueves, Silva anunció una mayor vigilancia para otros puentes.

"Estamos implementando la vigilancia en otros puentes con la frontera para evitar que estas provocaciones generen un incidente internacional. La directriz del presidente Álvaro Uribe y las Fuerzas Militares de Colombia es la serenidad y no dejarse provocar por que se sabe que hay fuerzas de Venezuela, que quieren provocar en la frontera y eso hay que evitarlo", señaló Silva.

Finalmente, el titular de la cartera de Defensa le solicitó al gobierno venezolano mayor colaboración para esclarecer la matanza de 10 colombianos en el estado de Táchira, a finales de octubre, así como el asesinato de otros 3 compatriotas en el sector de El Amparo esta semana.

"Le pedimos a ese gobierno que nos ayude, como es obligación internacional, a combatir el terrorismo y el narcotráfico", concluyó el ministro Silva. El sábado Uribe despachará desde Cúcuta, capital de Norte de Santander, en donde se espera tome contacto directo con la población a raíz de las acciones del gobierno del presidente Hugo Chávez.

Uribe calificó de "muy grave" la voladura de dos puentes en la frontera, pero insistió en mantener el tono conciliador hacia el país vecino al afirmar que su Gobierno "no producirá gestos de guerra". Enfatizó que Colombia no tiene nada "contra la comunidad internacional y mucho menos contra Venezuela".

Chávez se justifica y acusa

El presidente venezolano, Hugo Chávez , dijo que la destrucción de "dos pasos ilegales" peatonales en la frontera con Colombia forma parte de las acciones militares de "rutina" para resguardar esa zona, asolada por el " narcotráfico y los paramilitares " provenientes del vecino país.

Chávez volvió a acusar al Gobierno de su colega colombiano, Álvaro Uribe , de "cinismo", al criticar la iniciativa de Bogotá de "denunciar ante la Organización de Estados Americanos (OEA) la voladura de puentes" internacionales.

También repudió la "operación mediática" desarrollada "desde Colombia" con el presunto apoyo de los grandes medios internacionales que "presentan" a su Gobierno "como el agresor" cuando, sostuvo, es todo lo contrario.

"En este momento en Europa, los europeos deben creer que Chávez mandó a volar un puente como el de Brooklyn o el Golden Gate ", en las ciudades estadounidenses de Nueva York y San Francisco, respectivamente, declaró Chávez ante delegados de partidos de izquierda reunidos en Caracas.

Las estructuras derribadas " no son ningún puente, son unas pasarelas ilegales, artesanales ", los cuales Venezuela ha estado "desmontando, neutralizando, destruyendo desde hace años", dijo el mandatario venezolano.

"El Ejército venezolano hizo algo en territorio venezolano, una operación rutinaria", con la destrucción de las "pasarelas" que, sostuvo, son utilizadas por "paramilitares" y contrabandistas de alimentos y gasolina.

Las relaciones de Venezuela y Colombia viven una nueva etapa de creciente tensión a raíz de la firma entre Bogotá y Washington de un acuerdo militar, que Chávez califica de "amenaza" para la "revolución" bolivariana que lidera desde hace una década.

El gobernante insistió en que ese pacto castrense, que permite a efectivos estadounidenses el uso de siete bases colombianas, forma parte del presunto plan de Washington para desarrollar "una agresión contra Venezuela".

Temas

En Internacional

    0
    comentarios
    Acceda a los 11 comentarios guardados

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro