Menú

El grupo "5+1" negocian en Nueva York el borrador de una resolución de la ONU para imponer más sanciones a Irán

Los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania empezaron este martes las discusiones en Nueva York para redactar una nueva resolución contra Irán por su negativa a suspender los procedimientos para enriquecer uranio. El documento será sometido al máximo órgano de las Naciones Unidas. Los elementos del borrador fueron debatidos previamente por delegaciones de EEUU, Reino Unido, Francia, Rusia, China y Alemania la semana pasada, en las reuniones que mantuvieron en Londres.

0
Los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania empezaron este martes las discusiones en Nueva York para redactar una nueva resolución contra Irán por su negativa a suspender los procedimientos para enriquecer uranio. El documento será sometido al máximo órgano de las Naciones Unidas. Los elementos del borrador fueron debatidos previamente por delegaciones de EEUU, Reino Unido, Francia, Rusia, China y Alemania la semana pasada, en las reuniones que mantuvieron en Londres.
Nueva resolución contra Irán. (Archivo)
LD (EFE) Los embajadores de los países que integran el grupo "5+1" se han reunido este martes en Nueva York para empezar a limar las diferencias y redactar en un papel el proyecto de resolución contra el régimen de Irán que prevén presentar esta misma semana para que sea adoptado lo antes posible por el Consejo de Seguridad de la ONU.
 
El subsecretario de Estado para Asuntos Políticos de EEUU, Nicholas Burns, indicó que los seis países coincidieron en decir que era necesario una segunda resolución, invocando el Capítulo VII de la Carta de la ONU. "Ahora lo que tenemos que acordar con los otros miembros del Consejo es en qué consistirán estas medidas, cuáles serán las sanciones", afirmó.
 
Burns insistió en que el último informe de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) confirma que el régimen de Teherán no solo no ha suspendido sus actividades de enriquecimiento de uranio, como exigía en la resolución 1.737, sino que las ha ampliado. Puntualizó que "esperamos que las deliberaciones se lleven a cabo a la brevedad posible para que el gobierno iraní se dé cuenta que está casi aislado en lo que respecta a este tema y para reafirmar el interés que tenemos en que Irán acepte la oferta realizada por la comunidad internacional el pasado junio para negociar".
 
Por su parte, el embajador de Alemania, Thomas Matussek, indicó que en la nueva resolución habrá una lista más amplia de materiales y equipamientos que Irán no puede adquirir y vender, así como más restricciones en el área de las transferencias financieras. "Si miramos la regulaciones impuestas por los europeos después de la resolución 1.737, se puede tener una idea más clara de hacia dónde nos dirigimos", subrayó.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios