Menú

Moratinos se va a "mediar" a Egipto tras la manifestación del PSOE contra Israel

En El Cairo el ministro de Exteriores ha comentado la manifestación del PSOE contra Israel que, entre simbología nazi y lemas de apoyo al terrorismo, acabó con pedradas contra la Embajada israelí. Moratinos dijo que Israel "no está molesto con el Gobierno español, sino con la manifestación en sí".

Una pistola en la marcha de Barcelona
0
En El Cairo el ministro de Exteriores ha comentado la manifestación del PSOE contra Israel que, entre simbología nazi y lemas de apoyo al terrorismo, acabó con pedradas contra la Embajada israelí. Moratinos dijo que Israel "no está molesto con el Gobierno español, sino con la manifestación en sí".

L D (Agencias) En una comparecencia anterior, Miguel Angel Moratinos, afirmó en El Cairo que se está "cerca de poner punto y final al drama humano" en la Franja de Gaza y señaló que España intentará contribuir al alto el fuego entre Israel y Hamas tratando de "convencer" al grupo terrorista a través de Siria, de que "cese el envío de misiles" hacia territorio israelí.

El jefe de la diplomacia española, que fue un gran apoyo del siniestro Yasir Arafat durante su época de enviado especial de la UE para Oriente Próximo entre 1996 y 2003, inició este lunes una gira de tres días por la región que le llevará también a Siria, Israel y Cisjordania para intentar favorecer un alto el fuego en Gaza y, en concreto, para intentar "atraer" a Hamas a la propuesta egipcia de paz, abanderada por Francia y que España también apoya, según fuentes diplomáticas.  

Moratinos compareció en rueda de prensa conjunta con su colega egipcio, Ahmed Abul Gheit, tras almorzar juntos en El Cairo. El ministro español explicó que ambos habían identificado los "problemas" que aún impiden un alto el fuego entre las partes y acordado "dividir el trabajo" en aras de alcanzar "cuanto antes" ese objetivo. En este sentido, señaló que "hay un trabajo que hacer en Hamas para que acepte el cese del envío de misiles" contra territorio israelí.

Fuentes diplomáticas españolas indicaron que el objetivo central de la gira de Moratinos consiste en "atraer" a Hamas, a ser posible esta misma semana, al plan egipcio de alto el fuego, no a través de un contacto directo con el movimiento islamista --al que Estados Unidos y la UE consideran una organización terrorista-- sino aprovechando la interlocución que posee España con Siria, que junto a Irán, son los dos países con capacidad de influencia sobre Hamas.

Es en este plano de favorecer un "consenso árabe" donde el papel de España puede ser más "útil", subrayan fuentes diplomáticas, dado que la relación entre Egipto y Siria está marcada en la actualidad por la desconfianza. El Gobierno español ve posibilidades de que el alto el fuego se consiga esta misma semana, teniendo en cuenta las recientes palabras del primer ministro israelí, Ehud Olmert, en las que ha indicado que los objetivos de la ofensiva en Gaza están prácticamente cumplidos.

De hecho, Moratinos, aunque evitó fijar cuándo se podría alcanzar ese alto el fuego, llegó a afirmar que esperaba que este "miércoles" la situación estuviera mejor. Se espera  la presencia en Egipcio esta misma semana –se habla del miércoles– en El Cairo de la ministra de Exteriores, Tzipi Livni, o el primer ministro, Ehud Olmert, para negociar el plan de alto el fuego egipcio. También el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, prevé desplazarse a Egipto ese día.  

El ministro egipcio de Exteriores adelantó que su país tiene la intención de convocar una conferencia internacional para la reconstrucción de Gaza nada más que se alcance el alto el fuego, una iniciativa que España apoya, señaló Moratinos, que avanzó la disposición española de realizar un esfuerzo suplementario en este ámbito. España ya ha desembolsado hasta la fecha 6,5 millones de euros para asistir a la población gazací. España también está dispuesta a, dentro de la UE, "facilitar el acceso a través de los distintos puestos fronterizos", así como a enviar a la "Policía Nacional y Guardia Civil" para garantizar la seguridad en el territorio, y en concreto, a vigilar que no haya contrabando de armas a través de los túneles de Rafá y el corredor Philadelphi. Esta es una de las exigencias de Israel tras el cese de las hostilidades.

Ni Israel ni HamAs han aceptado el plan egipcio de alto el fuego, pero tampoco lo han rechazado completamente. De hecho representantes de ambas partes se han desplazado estos días a El Cairo para negociar su contenido. El plan franco-egipcio contempla varias fases. Una primera en la que habría un alto el fuego inmediato basado en primer lugar en el fin del lanzamiento de cohetes por parte de Hamas, la garantía de que cesa el contrabando de armas por los túneles de Rafah y el corredor Philadelphi –que surten al movimiento terrorista islamista–, la retirada de las tropas israelíes de la Franja de Gaza y la entrada de la ayuda humanitaria al territorio.

Fuentes diplomáticas estiman en 400 contenedores diarios de ayuda humanitaria los que necesitará la población de Gaza tras el alto el fuego, además de hospitales flotantes y de ingenieros para reconstruir al menos alguna infraestructura portuaria. La segunda fase del plan buscaría mantener un alto el fuego duradero, durante el cual se negociaría la apertura de los pasos fronterizos, el intercambio de prisioneros –en el que se incluiría al soldado israelí Gilad Shalit, capturado por Hamas en junio de 2006– y se reanudarían las conversaciones para la reconciliación interpalestina, esto es, entre el partido Al Fatá de Mahmud Abbas y Hamas, negociaciones que el movimiento terrorista islamista abandonó en noviembre, al tiempo que se dedica a exterminar a los pocos representantes de Fatah que quedan en la Franja.

Tras almorzar con su colega egipcio, Moratinos se disponía a reunirse con el jefe de los servicios secretos egipcios y negociador de la propuesta de alto el fuego con las partes, general Omar Suleiman y a continuación se entrevistará con el secretario general de la Liga Arabe, Amr Musa. Este mismo lunes por la tarde partirá hacia Damasco, donde cenará con su colega sirio, Walid al Mualem, y este martes le recibirá el presidente, Bashar al Assad. El martes por la tarde Moratinos estará en Tel Aviv, donde ha pedido ver a su colega, Tzipi Livni, y al primer ministro israelí, Ehud Olmert. No obstante, ninguna de estas entrevistas está por el momento confirmada, a la espera de saber si finalmente alguno de ellos partirá a El Cairo.

Tras su estancia en Israel, Moratinos regresará el miércoles por la mañana a El Cairo para entrevistarse con el presidente egipcio, Hosni Mubarak, con el fin de ejercer ese papel de mediación y acercamiento entre Siria y Egipto. El miércoles por la tarde Moratinos se desplazará a Ramala (Cisjordania) para reunirse de nuevo con el presidente de la Autoridad Palestina, Abú Mazen, quien visitó Madrid la semana pasada.

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot