Menú

Rousseff no quiere el AeroLula y busca su propio AeroDilma

No ha pasado ni un mes desde que Dilma Rousseff ganó las elecciones y ya parece tener su primera polémica. Según la Folha de Sao Paolo, la flamante presidenta electa de Brasil quiere su propio AeroDilma que reemplace el AeroLula: el modelo elegido costaría hasta cinco veces más.

0
No ha pasado ni un mes desde que Dilma Rousseff ganó las elecciones y ya parece tener su primera polémica. Según la Folha de Sao Paolo, la flamante presidenta electa de Brasil quiere su propio AeroDilma que reemplace el AeroLula: el modelo elegido costaría hasta cinco veces más.
Modelo Airbus A330-MRTT.

La información del diario brasileño, uno de los más importantes del país, señala que el modelo elegido por el equipo de Dilma Rousseff sería el Airbus A330-MRTT, una aeronave de la casa europea especializada en el reabastecimiento de combustible, aunque en este caso estaría equipado con un área presidencial VIP.

 

El problema llega porque este avión, que ya ha sido bautizado como el AeroDilma, podría costar hasta cinco veces más que los 56,7 millones de dólares (unos 43,5 millones de euros) que tuvo que pagar el gobierno brasileño por el AeroLula, un modelo adaptado del Airbus A319 adquirido en 2005. Es decir, que tendría que desembolsar unos 285 millones de dólares (unos 220 millones de euros), una cifra que ya ha comenzado a levantar polémica. Eso sí, tiene una autonomía de hasta 12.500 kilómetros, un 50% más que el que se usa hasta el momento.

 

Según el diario de Sao Paolo esta decisión podría ser difícil de justificar en el caso de que al final se concrete, y además representaría el primer elemento de desgaste para Dilma Rousseff, que hasta el momento no habría sido informado sobre el asunto. Pero la idea es camuflar la compra por la necesidad de la Fuerza Aérea de Brasil de adquirir otro avión de reabastecimiento: "Al final de la década -señala el rotativo-, los militares estiman que tendrán 150 cazabombarderos, y el reabastecimiento es un tema vital, ante las grandes distancias del país… El nuevo avión podría cumplir la tarea de reabastecimiento y al mismo tiempo ser el aparato de transporte intercontinental de los presidentes".

 

Sin embargo, en el caso de que la compra se haga realidad, el pedido tendría que realizarse en 2011, para que el avión llegue a Brasil en 2014, por lo que Rousseff sólo podría usar la aeronave en la última parte de su presidencia que culminará el 1 de enero de 2015.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 6 comentarios guardados

    Servicios