Menú

Defensa compra nuevos rodillos antiminas para los RG31

El coste total de la compra será ligeramente superior al millón de euros.

0
El coste total de la compra será ligeramente superior al millón de euros.
Rodillos antimina en un RG31 del Ejército de Estados Unidos.

El Ministerio de Defensa continúa su política de compra y envío de nuevos materiales que aumenten la seguridad de las tropas españolas desplegadas en Afganistán, siempre que estas adquisiciones no tengan un componente bélico que moleste en la política ministerial de vender la guerra afgana como un simple reparto de ayuda humanitaria.

Esta semana, el departamento que dirige Carmen Chacón ha iniciado un concurso de adquisición, por el método de contrato negociado sin publicidad, para la compra de un número no determinado de rodillos antiminas para los vehículos blindados RG-31. El montante total de la operación será de algo más de un millón de euros.

Estos rodillos tienen una función de apisonadora de alta resistencia que permiten a los militares que los operan detectar cargas explosivas activadas por presión –como las que suelen utilizar los talibanes contra las tropas españolas– sin quedar expuestos a la onda expansiva. Además, otros sensores del rodillo permiten detectar otros artefactos explosivos, como los activados por cable.

Este sistema mide 2,7 metros de anchura, lo que permite adaptarse perfectamente a las medidas de un RG-31. Se conecta al vehículo gracias a un acoplamiento de tres conexiones y puede salvar escalones sobre el terreno de hasta 45 centímetros.

Las tropas españolas desplegadas en el país asiático ya recibieron en 2010 varias unidades de estos rodillos para ser utilizados en los RG-31, aunque han ido quedando prácticamente inservibles debido a la explosión de artefactos, su utilización por pistas forestales y el mal uso de los mismos.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 4 comentarios guardados

    Servicios