Menú

La bandera de España y los insultos a García Albiol marcan la Diada

García Albiol se ha presentado en la ceremonia fuertemente protegido. Ha sido insultado con gritos de "facha" o "nazi".

García Albiol se ha presentado en la ceremonia fuertemente protegido. Ha sido insultado con gritos de "facha" o "nazi".

El presidente de la Generalidad, Artur Mas, y la ministra de Defensa, Carme Chacón, han presidido este domingo la ofrenda floral a la tumba de Rafael Casanova en Barcelona, con motivo de la Diada de Cataluña. Un acto que ha estado custodiado por un fuerte dispositivo.

En Badalona, centro de la polémica nacionalista previa a la celebración, ha habido tensión. Con la bandera española izada en el Ayuntamiento -en cumplimiento de la ley-, el alcalde popular Xavier García Albiol sólo canceló los actos institucionales, no el resto del programa festivo de la localidad.

El alcalde ha sido abucheado e insultado a su llegada a la ofrenda floral organizada por varias asociaciones, con gritos de "fuera, facha, botifler, nazi" y pidiendo su dimisión. Ampliamente escoltado y con tensión en el ambiente, al aparecer García Albiol los más de 300 asistentes al acto lo han recibido con silbidos, abucheos y al grito unánime de "fuera" y pidiendo la independencia, mientras unos pocos de los presentes se atrevían a saludarlo.

En declaraciones a los medios, Albiol ha recordado que esta celebración organizada por las entidades ha sido pagada por el Ayuntamiento, ha insistido en justificar que si no se ha celebrado el acto institucional es por culpa de CiU, ERC e ICV-EUiA, y ha avanzado que el año que viene volverá a izar la bandera española en el consistorio el once de septiembre.

La decisión del alcalde de cancelar los actos institucionales de la Díada catalana vino después de la negativa del entorno nacionalista a asistir debido a la presencia de la bandera española ondeando en el Consistorio.

Por su parte, tanto Mas como Chacón, que llamaron estos días a la insumisión a la sentencia del TS contra la inmersión lingüística, vieron con satisfacción como un nuevo frente para sus ansias nacionalistas se abría en banda.

El consejero de Interior de la Generalidad, Felipe Puig, llegó a acusar al alcalde popular de incumplir la ley al obviar esos actos oficiales. No mencionó el hecho de que los demás partidos -CiU, ICV-EUiA y ERC- manifestaron su negativa a asistir al acto debido a la presencia en él bandera española. Tampoco, naturalmente, del manifiesto rechazo a la sentencia del Supremo contra la inmersión catalana.

Una ceremonia, la de la ofrenda floral a Casanova, que de todas formas ha requerido de un fuerte despliegue policial debido a los numerosos colectivos de ‘indignados’ personados allí. Los Mossos d'Esquadra han cortado los accesos al núcleo antiguo y han organizado un cordón policial en la plaza de Mossén Oliveras, el punto donde tiene lugar el tradicional acto institucional.

Mas hizo el domingo un llamamiento a celebrar la Díada desde el respeto y "con todos los símbolos y dignidad", pese a que hace apenas dos días, su Ejecutivo utilizaba la técnica del rechazo y la "presión" de España para justificar su negativa a cumplir el fallo del TSJC, llegando a dar por finiquitadas las reglas de la Transición debido al cambio constitucional –algo que según el PSC no es así pese a las "lesiones"-.

Al acto también asistieron el presidente de la Mancomunidad de Municipios del Área Metropolitana de Barcelona, Xavier Trias; el presidente del Consejo Comarcal del Baix Llobregat, Joaquim Balsera; el ex presidente de la Generalitat José Montilla, y el alcalde de Sant Boi, Jaume Bosch.

Bosch ha explicado que la Diada de este año está marcada por la situación de crisis, la reforma constitucional y la polémica sobre la inmersión lingüística "que hacen que tenga todavía más un tono reivindicativo".

El líder de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, ha retado este domingo a la ministra de Defensa y candidata del PSC a las elecciones generales, Carme Chacón, a que los 25 socialistas catalanes en el Congreso apoyen un referéndum para ratificar la reforma constitucional, sin los cuales sería imposible pedirlo en la cámara.

Por su parte, el presidente del grupo de CiU en el Parlamento catalán, Oriol Pujol, ha asegurado que no se va a dar marcha atrás en el autogobierno y en el modelo educativo de inmersión "ni con un ejército de Garcías Albiols".

Tras la ofrenda floral al monumento de Rafael Casanova con motivo de la Diada de Cataluña, Pujol ha indicado que si García Albiol es desde junio alcalde de Badalona es porque los votantes así lo han querido y no por la abstención de CiU, y ha asegurado que en ningún caso Cataluña va a dar "marcha atrás".

 

Temas

En España

    0
    comentarios
    Acceda a los 34 comentarios guardados

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador