Menú

Aznar advierte que negociando "en una, en dos, o en tres mesas" con ETA "se legitima el terror y se destruye la democracia"

El presidente de FAES, José María Aznar, censuró la negociación que Zapatero va a impulsar con los terroristas de ETA. Explicó que negociando "en una, en dos, o en tres mesas" con los etarras "se legitima el terror y, por tanto, se destruye la democracia". Aznar, que recibió en Durango el premio Jesús María Pedrosa, apostó por regresar al pacto anti-ETA y se preguntó "qué precio estamos dispuestos a pagar por esa supuesta paz" y si "la paz lo justifica todo". Además, advirtió que "Batasuna es el caballo de Troya del terrorismo etarra para burlar las defensas del Estado de Derecho y del orden constitucional". LEA LA INTERVENCIÓN ÍNTEGRA DE AZNAR.

0
El presidente de FAES, José María Aznar, censuró la negociación que Zapatero va a impulsar con los terroristas de ETA. Explicó que negociando "en una, en dos, o en tres mesas" con los etarras "se legitima el terror y, por tanto, se destruye la democracia". Aznar, que recibió en Durango el premio Jesús María Pedrosa, apostó por regresar al pacto anti-ETA y se preguntó "qué precio estamos dispuestos a pagar por esa supuesta paz" y si "la paz lo justifica todo". Además, advirtió que "Batasuna es el caballo de Troya del terrorismo etarra para burlar las defensas del Estado de Derecho y del orden constitucional". LEA LA INTERVENCIÓN ÍNTEGRA DE AZNAR.
"
(Libertad Digital) Aznar volvió este lunes al País Vasco para recibir el Premio Jesús María Pedrosa, creado en honor al concejal popular asesinado por los terroristas de ETA el 4 de junio de 2000 en la localidad vizcaína de Durango. Allí, acompañado por la viuda e hijas de Pedrosa, por la presidenta del PP vasco, María San Gil, y por el presidente de los populares vizcaínos, Antonio Basagoiti, censuró el proceso de negociación con los terroristas de ETA que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunciará oficialmente esta semana.
 
El ex presidente del Gobierno dijo que negociando "en una, en dos, o en tres mesas" con los etarras  "se legitima el terror y, por tanto, se destruye la democracia y la libertad". Aznar añadió que muchos demócratas no aceptan la negociación con los terroristas y "ni mucho menos" que se vincule al hecho de que abandonen las armas  porque "el crimen ni tiene que ser retribuido cuando se produce ni tiene que ser premiado cuando cesa".
 
"No queremos que los aprendices de brujo pongan en peligro el terreno que España, el Estado de Derecho y la propia sociedad española, con su movilización y su solidaridad, han ganado para la libertad. Sabemos lo que ha costado y no vamos a renunciar a ello", dijo. Por ello, se mostró partidario de volver a aplicar con su máxima dureza la Ley de Partidos y reivindicó el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo.
 
"Para muchos de nosotros no ha perdido sentido hablar de la derrota de ETA, el único final aceptable en términos democráticos. Sigue teniendo sentido afirmar que la ley se cumple y que el cumplimiento de la ley no se negocia, de modo que una organización ilegal y disuelta por terrorista no puede ser parte de mesa política alguna", añadió.
 
Aznar señaló que la negociación con ETA "se mire por donde se mire, es una ruptura completa de las reglas del juego democrático y constitucional. Una negociación política con Batasuna es una burla a la legalidad y significa la sumisión del futuro político del País Vasco, en particular, y de España, en general, a la capacidad de coacción de los terroristas". Según dijo, la banda terrorista ha cambiado de estrategia debido a su debilidad y "Batasuna es el caballo de Troya del terrorismo etarra para burlar las defensas del Estado de Derecho y del orden constitucional".
 
Recordó que la ilegalizada Batasuna ha intentado siempre "destruir la democracia", por lo que es "inaceptable" que pretendan "imponer" ahora "como un relato heroico lo que no es sino una trayectoria criminal execrable".
 
El ex presidente del Gobierno se preguntó "qué precio" se está dispuesto a pagar por alcanzar la paz. "Ésta es la cuestión ante la negociación que nos viene ¿Vamos a darle a los terroristas lo que les hemos negado en nombre de la decencia, de la libertad, de la democracia de nuestro país durante casi cuarenta años. ¿Estamos dispuestos? ¿La paz lo justifica todo?".

Aznar pronosticó que los representantes del PP serán "insultados" y lo "pasarán mal" con acusaciones de que no desean la paz. Sin embargo, precisó que "con razón, justicia y verdad", cuando "otros dediquen sus miradas estériles a los terroristas" los populares "podrán seguir mirando de frente a los ciudadanos".
 
"Quiero pediros una cosa, y es que no hagáis caso a algunas infamias que circulan por ahí. Quienes dicen que no queremos la paz no se atreverían a decirlo aquí, ni podrían sostenernos la mirada", apuntó y negó que exista proceso de paz, ya que, denunció, se trata de un proceso "de entrega, sumisión y rendición a los terroristas". "Lucharemos y ganaremos, y nuestro país será reflejo de la verdad y no del engaño, de la dignidad y no de la claudicación, de la libertad y no de la amenaza totalitaria del terror", dijo.
 
La palabras de Aznar sobre los insultos al PP fueron proféticas. A la salida del hotel donde se llevó a cabo la entrega de premios, alrededor de un centenar de jóvenes proetarras increparon al ex presidente del Gobierno y a los militantes y simpatizantes del PP que acudieron al acto. Gritos como "Jo ta ke, irabazi arte" (Dale fuerte hasta vencer) o “La lucha es el único camino” se unieron, a pesar de la presencia de la Ertzaintza, a escupitajos contra el coche que transportaba al ex presidente del Gobierno.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios