Menú

Basagoiti, elegido para sustituir a San Gil, habla de un PP vasco "con la mano tendida"

Con el discurso de Rajoy defendiendo la legitimidad de la elección, concluyó el congreso del PP vasco que abre un nuevo periodo en el partido sin el liderazgo de San Gil. Con la promesa de no dejarse "abducir por el nacionalismo", Basagoiti logró el respaldo del 82,3 por ciento de los compromisarios aunque hubo 61 en blanco. Después, habló de la necesidad de "sumar" para construir un "País vasco de entendimiento". El sector crítico estará en la Ejecutiva aunque persiste el malestar por la presencia de Oyarzabal como número dos.

Aprobada la ponencia con las críticas al PNV 
Con el discurso de Rajoy defendiendo la legitimidad de la elección, concluyó el congreso del PP vasco que abre un nuevo periodo en el partido sin el liderazgo de San Gil. Con la promesa de no dejarse "abducir por el nacionalismo", Basagoiti logró el respaldo del 82,3 por ciento de los compromisarios aunque hubo 61 en blanco. Después, habló de la necesidad de "sumar" para construir un "País vasco de entendimiento". El sector crítico estará en la Ejecutiva aunque persiste el malestar por la presencia de Oyarzabal como número dos.
L D (Agencias) Basagoiti, único candidato aspirante a presidente de los populares vascos, logró 284 votos favorables de los 347 emitidos, ya que 61 compromisarios votaron en blanco y se registraron dos sufragios nulos.
 
El nuevo dirigente del PP del País Vasco propuso a los asistentes a la cita congresual un Comité Ejecutivo en el que logró integrar a representantes del sector crítico, afines a San Gil, entre ellos el hasta ahora secretario general, Carmelo Barrio, y el parlamentario Santiago Abascal, impulsor de las enmiendas más destacadas que recibió la ponencia congresual.
  
Barrio, en concreto, desempeñará el puesto de presidente del Comité Electoral, porque, tal y como adelantó el máximo responsable de los populares vascos, "es necesario que siga aportando su buen hacer y su lealtad al partido". "No puedo –dijo públicamente– permitirme el lujo de prescindir de él ni quiero hacerlo".
  
Santiago Abascal, quien este sábado ya adelantó su apoyo a Basagoiti tras las dudas manifestadas ayer al respecto, se encargará de una de las cinco secretarías de área. El eurodiputado Carlos Iturgaiz será presidente de Política Europea, y figuran también en el comité, como miembros natos, María San Gil –por su condición de parlamentaria– y Regina Otaola –como alcaldesa y portavoz en Juntas Generales de Guipúzcoa–.
 
Núcleo duro
  
Sin embargo, el núcleo duro de la dirección estará compuesto por el parlamentario y secretario general de los populares alaveses, Iñaki Oyarzábal, como número dos, y una amplia representación femenina en las distintas vicesecretarías. Basagoiti mantendrá al actual portavoz parlamentario, Leopoldo Barreda, como portavoz del PP vasco, y otorgará la vicesecretaría general a la también parlamentaria Arantza Quiroga.
  
La representante en la Cámara vasca y concejal de Baracaldo, Esther Martínez, será vicesecretaria de Organización, mientras la parlamentaria Juana Bengoetxea se ocupará de la vicesecretaría de Política Foral y Autonómica. La parlamentaria Laura Garrido será la vicesecretaria de Empleo y Bienestar y Juana Iturmendi estará al frente de la vicesecretaría de Libertades y Ciudadanía.
  
Figuran otros nombres como el de Alfredo Marco Tabar, que será presidente del Comité de Derechos, o Eduardo Andrade, Adrián Castro, Beatriz Calvo y Gonzalo Zorrilla, al frente de las otro cuatro secretarías de área. Luis Hermosa, Carlos Urquijo, Idoia Garmendia, Ana Salazar, Ainhoa Domaica, Angel Rodrigo, Manolo Michelena, Javier Maroto, Nerea Llanos, Javier de Andrés, Borja Semper, Vicente de la Quintana y José Luis Arrúe serán los 13 nuevos coordinadores.
  
Entre los miembros natos del Comité Ejecutivo, al margen de San Gil y Otaola, destacan Carlos Olazábal, Ramón Rabanera, José Eugenio Azpiroz, Ignacio Astarloa, Antón Danborenea, Santiago Abascal, Nerea Alzola, Mari Carmen López de Ocáriz, Roberto Blanco, María José Usandizaga, Alfonso Alonso, Carlos García, Sergio García e Iñigo Azrcauz.
  
Además, figuran entre los más de 60 integrantes de la nueva dirección otros nombres propuestos personalmente como Marisa Arrúe, Amaya Fernández, Dolores Ciordia, Ascensión Pastor, Marcelino Oreja, Iciar Lamarain o Pilar Aresti.
 
Respaldo
  
El respaldo obtenido por Basagoiti coincidió con el calculado por el sector oficial que, días antes, creía tener seguro el 80 por ciento de los votos. También se acerca al respaldo obtenido en Valencia por el presidente nacional de la formación, Mariano Rajoy (84,2 por ciento) y se sitúa a pocos puntos del apoyo cosechado por San Gil en el undécimo congreso (88 por ciento).
  
Si Basagoiti no registró ningún voto contrario a su candidatura, tampoco lo hicieron las ponencias política y económica. La Ponencia Política obtuvo el respaldo de la práctica totalidad de los 400 compromisarios reunidos en el Palacio Euskalduna, a excepción de diez papeletas en blanco contabilizadas tras la votación. El visto bueno fue todavía más amplio en el caso de la Ponencia Económica de los populares vascos, que consiguió salir adelante por unanimidad.
  
La Ponencia Política, que ayer viernes registró algunos retoques al asumir varias de las enmiendas presentadas por los compromisarios,  denuncia el "obstruccionismo" de los partidos nacionalistas en la lucha antiterrorista y menciona expresamente esta situación en su labor de Gobierno.
 
El PP vasco "no variará" sus valores
 
Minutos antes de que se produjese la votación, en su discurso como candidato ante el plenario, Basagoiti aseguró que aspira a ser "el candidato de la unidad" en un PP vasco que "no girará" ni "variará sus valores" y se resistirá a "dejarse abducir por el nacionalismo". Además, anunció que "peleará por lo mismo" que su predecesora, María San Gil, a la que agradeció su "defensa de los valores" en un "escenario de permanente insensatez".
  
Confesó "con el corazón en la mano" que su deseo es se "el candidato de la unidad". "Creo –confesó– que soy capaz de solventar las complicaciones aparecidas en los últimos meses". En una declaración de tono conciliador e integrador, recordó que el PP siempre ha sabido "hacer frente a las contrariedades" y "recuperarse de los golpes" porque, "de la crisis podemos salir fortalecidos". Según dijo, es hora de afrontar los "desafíos" que presenta la coyuntura política vasca, entre los que citó las elecciones autonómicas, en las que la formación será "la única garantía de alternativa a Ibarretxe" o el "ataque contra España que supone el plan del lehendakari".
  
Recordó que se afilió a la formación "para ser una alternativa al nacionalismo" y poder ejecutar "unas políticas que acabasen con el terrorismo, la exclusión y el totalitarismo". "No hay que girar –señaló– no hay que perder la coherencia, no hay que dejarse abducir por el nacionalismo".
  
Según Basagoiti, los populares deberán ganarse la confianza de la ciudadanía con la defensa de sus valores, entre los que incluyó "la unidad de España, la lucha antiterrorista y las libertades". "Mi elemento fundamental de acción política seguirá siendo la congruencia, porque estamos donde siempre hemos estado", indicó.
  
Recuerdo a San Gil
 
El nuevo presidente regional aprovechó su intervención para agradecer a la ex presidenta María San Gil su "defensa de los valores que dan sentido a la política y a la vida en un escenario de permanente insensatez y dificultad". "Gracias María por todo lo que has dado por este partido. Gracias por habernos dedicado unos años preciosos de tu vida. Siempre estarás en mi pensamiento", manifestó.
  
Según Basagoiti, el PP vasco seguirá "peleando" por "lo mismo" y advirtió de que "nadie tiene la posibilidad de modificar los principios" de su organización. "Ni debemos ni podemos cambiar nuestros valores, porque por ellos estamos en un barco, porque son necesarios para alcanzar la libertad y porque hay compañeros nuestros que han sido asesinados por representar esos mismos principios", indicó.
  
Aseguró que no renunciará a "preceptos" como "la defensa de España" y del Estatuto de Guernica, por "bienquedismo, por complejo o por ansias de poltrona" y apostó por "ganar con estos planteamientos". "Sabemos cómo hacerlo, porque, por un lado, ETA es vencible, y porque, por otro, el PNV es sustituible", afirmó.
 
El PP de Basagoiti
 
Posteriormente, tras su elección como presidente del PP vasco y en presencia de Rajoy, Antonio Basagoiti mostró su deseo de "sumar, ser cada día más, sin hacernos de menos", lo que supondrá una "garantía para construir un País Vasco plural, de entendimiento y de acuerdo".
 
"Nosotros no tenemos flaquezas ni tentaciones y en la medida en que estemos fuertes, evitaremos flaquezas y tentaciones ajenas. Los socialistas vascos han dicho tantas veces estar en este camino, en el de la construcción de un País Vasco abierto y plural, tantas veces como lo han abandonado: han dicho una cosa y han hecho la contraria. Con los socialistas vascos uno no sabe a qué carta quedarse", explicó. Comparó entonces la posición actual del PSE, que se "enfrenta al planteamiento rupturista de Ibarretxe" con la de "hace unos meses", cuando "se negoció eso mismo en Loyola".
 
"Un PP del País Vasco fuerte en las urnas servirá para fijar las posiciones del tablero político. Hemos visto y oído demasiadas cosas como para no saber a estas alturas cuál es la estrategia que impera en algunas fuerzas políticas de este país", agregó. Basagoiti advirtió también de que el PP vasco "no va a permitir frivolidades" como la de "decir una cosa antes de las elecciones y dejar pasar las urnas para después hacer la contraria".
 
En cuanto a su "mano tendida", aseguró que busca que "pueda crecer de una santa vez la semilla de la libertad", una labor que debe abordarse "sin rodeos, de frente y sin artificios políticos". Además, remarcó que la tarea de "construir país" nace de un ejercicio de personas "valientes, sin prebendas ni cálculos miserables, con responsabilidad" porque "no todo vale para rebañar un puñado de votos".
 
También advirtió a "quienes machaconamente pretenden esconder la realidad de este país, precisamente quienes más responsabilidades públicas tienen" y "quienes más miseria social y económica han causado a nuestra tierra", que su deseo es "trabajar por la Euskadi real", la de los ciudadanos que piensan en su familia, su trabajo y sus problemas cotidianos.
 
"Yo voy a trabajar para la Euskadi real, la de esos ciudadanos que cada día se acuestan y se levantan con su libertad secuestrada por una banda terrorista y que viven con la esperanza de respirar un País Vasco en libertad", añadió.
Respecto al PNV, criticó que la formación que dirige Iñigo Urkullu, "además de ser incapaz de solucionar el principal problema que arrastra nuestro país, que no es otro que el terrorismo y la falta de libertad, ha creado otro problema" con el referéndum del lehendakari, que busca "cambiar el marco jurídico y político" y "cargarse el escaso campo de consenso".
 
"No cabe mayor despropósito que el del actual lehendakari, su Gobierno y los partidos que le apoyan. Y lo hacen también por miedo, por miedo a las urnas, por miedo a verse fuera de los despachos. El referéndum, además de ilegal, es profundamente irresponsable", dijo.
 
Basagoiti indicó que los nacionalistas son un partido que "camina al paso de una ETA a la que está legitimando y fortaleciendo, a la que está engordando política y socialmente", mientras que Ibarretxe y sus consejeros "disfrutan estos días gritando vivas al combate abierto con lo que ellos consideran España". "Se nos quiere trasladar que esto es jauja, pero en Euskadi se están pagando las consecuencias de la permanente inestabilidad política", añadió.
 
El nuevo presidente de los populares vascos apostó por movilizar a la sociedad "para que no se resigne", porque los vascos son españoles "capaces de alcanzar una sociedad en paz y libertad". Para ese objetivo, explicó, "los vascos no necesitamos tutelas de ETA, ni partidos que no sean capaces de vencerla", sino "el estímulo de la libertad" porque "en esta tierra hay sitio para todos menos para los que matan, para los que amenazan, para los que extorsionan" y los que les "apoyan y jalean".
 
Basagoiti también pidió un partido que esté "a pie de obra", que "desgaste suela, que se mueva, que se implique, defendiendo cosas muy simples pero muy necesarias". La intención del presidente del PP vasco es que su formación sea "garantía de libertad, con una actitud inequívoca e inalterable frente al terrorismo" y de apoyo a las víctimas, así como garantía de "eficacia económica y bienestar" en "un clima de estabilidad que el nacionalismo no es capaz de garantizar".
 
"El terrorismo, por un lado, y los líos institucionales del PNV, por otro, siembran incertidumbre en los emprendedores y en los inversores que dan empleos", subrayó. Conforme a todo este planteamiento conjunto, Basagoiti dijo que su partido es alternativa del nacionalismo, porque está compuesto por "vascos sin complejos, españoles sin complejos" que defienden la Constitución y el Estatuto de Guernica, así como el uso del castellano y el Concierto Económico.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso