Menú

Chacón anuncia la supresión del límite de 3.000 soldados en el exterior

La ministra de Defensa anunció este miércoles que propondrá la supresión del límite de 3.000 militares en misiones internacionales que se impuso el Ejecutivo en 2004 y 2005. De esta forma el único límite sería la propia capacidad operativa de las Fuerzas Armadas, estimada en unos 7.700 efectivos.  

0
La ministra de Defensa anunció este miércoles que propondrá la supresión del límite de 3.000 militares en misiones internacionales que se impuso el Ejecutivo en 2004 y 2005. De esta forma el único límite sería la propia capacidad operativa de las Fuerzas Armadas, estimada en unos 7.700 efectivos.  
"

L D (Agencias) En su comparecencia ante la Comisión de Defensa, Chacón explicó que el Gobierno socialista acordó en junio de 2004 que no tendría más de 2.400 militares en el exterior al mismo tiempo, un tope que un año después quedó fijado en los 3.000 efectivos.

A su juicio, ese tope, vigente hasta el 31 de diciembre de este año, ha quedado ya "obsoleto" ya que la respuesta a los conflictos internacionales de hoy en día ha de ser "multilateral, integral y sostenida en el tiempo", pues "su solución no puede resolverse de la noche a la mañana". Como ejemplo citó el caso de los Balcanes, donde España lleva presente 16 años y sólo ahora empieza a atisbarse el final.

En ese contexto, anunció que en próximas semanas trasladará al Consejo de Ministros la propuesta de no limitar el número máximo de efectivos españoles en misiones internacionales, manteniendo eso sí la previsión de la Ley Orgánica de Defensa Nacional (LODN), que exige autorización parlamentaria para cada misión. Ello significa que, a partir de 2009, la presencia de militares españoles en el exterior ya sólo estará limitada por la legalidad de la misión, por la voluntad del pueblo español (expresada a través de esa necesaria autorización de las Cortes Generales a cada misión) y por "la capacidad de despliegue" de nuestras Fuerzas Armadas, que la Alianza Atlántica cifra en un 8 por ciento del total, lo que supone unos 7.700 militares.

La ministra precisó que en los últimos dos decenios, más de 100.000 militares han sido desplegados en el exterior, de los cuales la mitad han sido proyectados a zona de operaciones. Durante este periodo, las tropas han realizado más de 176.000 patrullas para velar por la seguridad de los países que sufren diversos conflictos bélicos, han recorrido 31 millones de kilómetros, han realizado unas 3.400 misiones de desactivación de explosivos y han efectuado más de 1.100 inspecciones y controles de armamento.

Además, los efectivos de la Armada han dedicado más de 3.000 días de mar a estas misiones, a las que el Ejército del Aire ha destinado más de 25.000 horas de vuelo. Asimismo, las Fuerzas Armadas, en su trabajo en 50 países, han distribuido 169 toneladas de ayuda humanitaria, han realizado más de 1.200 proyectos de cooperación y prestado atención sanitaria a más de 8.000 civiles. En este sentido, la titular de Defensa informó de que el coste global de las operaciones en el exterior en el presente año ha ascendido a 668 millones de euros, lo que ha supuesto un aumento del 4 por ciento con respecto al año anterior.

En su intervención, que se prolongó durante casi hora y media, la ministra fue analizando también cada una de las seis misiones internacionales en las que participan las Fuerzas Armadas, dos de las cuales, las de la antigua Yugoslavia (Bosnia y Kosovo), han entrado en "su fase final".  Sobre esta última, la ministra indicó que la actual presencia española en esa zona se desarrolla en el marco de una operación, PESD, la llamada Althea, en la que participan 2.125 efectivos de 26 países, siendo España el que más aporta con 341 militares y el que hasta el pasado día 4 ha ostentado el mando de la operación, cuyo coste para 2008 cifró en algo menos de 82 millones de euros.

En Kosovo, Chacón subrayó que España se mantiene fiel a su compromiso de mantener su contribución a la misión de garantizar la seguridad en todo el territorio, cumpliendo con el mandato del Consejo de Seguridad de la ONU, si bien subrayó nuestro país no participa ni financia las nuevas tareas que está asumiendo la KFOR (fuerza multinacional liderada por la OTAN), que, destacó, "van más allá del mandato de Naciones Unidas". Además, informó de que el coste previsto de la contribución española en esta misión asciende a 68.7 millones de euros.

De la misión en Somalia, Chacón recordó que, ante la alarmante situación que se vive frente a sus costas, que está afectando a los buques españoles, se decidió enviar un avión P-3 de patrulla marítima, con una dotación de 69 militares. Tras reseñar que el contingente de la Operación Centinela Índico se integrará en la Operación Atalanta de la UE, aprobada gracias al impuso de Francia y de España, la ministra señaló que a principios del próximo año acudirá al Congreso para solicitar el apoyo para el envío de tropas para esta misión.

Sobre la operación en Afganistán, en la que se prevé un gasto de 312 millones de euros para este año –el 47 por ciento de la cifra total destinada a misiones internacionales–, Chacón resaltó que el objetivo de la comunidad internacional es que ese país se haga dueño de su propio destino y reiteró el deseo de España de que se cumplan íntegramente los objetivos de las estrategias político y militar y de reconstrucción y desarrollo, y de que se corrijan aquellos puntos en los que actualmente "se está fallando". 

En cualquier caso, destacó que cualquier decisión sobre el futuro de la misión militar llevada a cabo por la OTAN en Afganistán, la ISAF, pasará por un debate a fondo entre todos los aliados y países contribuyentes a la operación sobre el modo de orientar la estrategia en ese país y ajustarla a la evolución de una situación cambiante. Con respecto a la misión en Líbano, Chacón destacó el "excelente" trabajo realizado por la Brigada de Caballería Castillejos II, con base en Zaragoza, que será relevada por los efectivos de la Brigada de Infantería Acorazada 'Guadarrama' XII, con base en El Goloso, en los alrededores de Madrid. Reseñó que durante el presente año más de 3.390 efectivos hayan pasado por la misión y que el coste previsto de la operación asciende a más de 177 millones de euros.

Sobre la misión en Chad, la ministra puso de relieve las dificultades que esta operación entraña y las encontradas a la hora de generar las fuerzas necesarias para garantizar su operatividad. Precisó que España ha aportado 202 efectivos hasta ahora y que actualmente, además de dos aviones de transporte T-21, se encuentran desplegados 84 militares. Esta operación, que supondrá un coste para 2008 de 19 millones de euros, concluirá el próximo 15 de marzo, cuando será sustituida por la misión MINURCAT II de las Naciones Unidas, si bien España no tiene previsto participar en la misma.

Para el futuro, quiso dejar claro que, sin perjuicio de los actuales compromisos de españa, África y el área del influencia del Mediterráneo serán los principales escenarios de la presencia militar española en el exterior. "Nuestras Fuerzas Armadas no son una ONG –concluyó–. Son una organización militar dispuesta a proteger a la  sociedad y garantizar que médicos y cooperantes puedan desarrollar su labor".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios