Menú

La Fiscalía de Sevilla vuelve a ayudar a un alcalde socialista, ahora al de Gerena

El titular del Juzgado de Instrucción Número 9 de Sevilla ha archivado la causa abierta contra el alcalde de Gerena, Jacinto Pereira (PSOE), que fue denunciado por la ocultación indebida de restos arqueológicos hallados durante las obras de construcción de la urbanización "Jardines de Gerena".

0

El juez ha atendido de este modo la petición del fiscal, que consideró que no había quedado acreditada la existencia de estos restos arqueológicos, que supuestamente fueron ocultados indebidamente para no entorpecer los trabajos de construcción de una promoción de viviendas, según habían denunciado tres ediles del grupo político Independientes por Gerena. El auto dice que en el "exhaustivo informe" del Ministerio Fiscal se explica que las pruebas presentadas por los querellantes "no sirven para acreditar que se hayan cometido los delitos de ocultación, apropiación o destrucción".

Hay que recordar que en marzo de 2009, el alcalde socialista de Gerena, Jacinto Pereira Espada, hasta hacía poco vicepresidente de Prodetur, Sociedad Instrumental de Desarrollo y Turismo de la Diputación de Sevilla y actualmente vicepresidente del Organismo de Asistencia Económica y Fiscal de la misma, declaró en el juzgado número 9 de Sevilla ante el juez Juan Jesús García Vélez, en las diligencias previas 7117/08-P, en calidad de imputado por los presuntos delitos contra el patrimonio histórico, daños y receptación. Entre los hechos denunciados destacaban haber cubierto con hormigón sin autorización dos cementerios, uno romano y otro musulmán, para edificar sendas urbanizaciones y haberse apropiado indebidamente de objetos de gran valor arqueológico.

Los hechos fueron denunciados en la Fiscalía de Sevilla que consideró que pudiendo ser constitutivos de delito contra el patrimonio histórico, daños y receptación acordó Interponer denuncia ante los Juzgados de Sevilla. Ahora, todo ha quedado en nada a pesar de los hechos, los antecedentes y los consecuentes.

Los hechos

En los trabajos de excavación previos a la construcción de la Urbanización, apareció primeramente una tumba romana, primera de las muchas que aparecieron. El alcalde, Jacinto Pereira, dio la orden a su yerno, Lucas Amores, que fue quien los encontró con sus máquinas de movimiento de tierras, de tapar los hallazgos inmediatamente. Poco después se encontró una piedra negra que dio paso al descubrimiento de tumbas musulmanas. El alcalde, tras ser informado de forma inmediata por su yerno, se personó en el lugar y comprobó la existencia de los restos arqueológicos, aparecieron tumbas romanas y árabes con los esqueletos, algunas con ajuar funerario y otras piezas, tales como vasija de pasta vítrea, vasijas de cerámica, pilas de mármol, monolitos, horno, mosaicos, muros y muchos restos cerámicos.

Una vez verificado el primer hallazgo de tumbas por parte del alcalde quien visitó el lugar con un técnico, se continuó excavando y encontrando distintas piezas, como hornos, pila de mármol, mosaicos, muros y más tumbas. Los restos que iban encontrándose fueron repartidos entre distintas personas: Así, cuando se encontró un monolito en forma de cubo, al parecer de mármol, de color rojo y amarillo, y una pila o fuente de 50x50, fueron transportados por Don Lucas Amores García en la máquina excavadora al domicilio de su suegro, el alcalde Jacinto Pereira, sito en la Urbanización "Los Zarzalejos" de Gerena. La persona que encontró el monolito es Don Eduardo Fuentes Rolan, quien trabajaba con una excavadora en los movimientos de tierra y para transportarlo con la pila al domicilio del Sr. Alcalde, el Sr. Amores fue ayudado por Don Fructuoso Gutiérrez Quesada.

El yerno del alcalde, Sr. Amores García, al encontrar una vasija romana de pasta vítrea, manifestó que "se la entregaba a su suegro porque le gustaban estas piezas y además entendía". De otras piezas se apropió Don Julio Jaraba Moya, vecino de El Puerto de Santa María, a donde las trasladó, y otras las llevaron al domicilio del yerno de este señor, en Bormujos (Sevilla), desconociendo el nombre completo de éste último, al que llamaban "Shakin"

El ex alcalde Juan Antonio del Valle presenció todos los descubrimientos y cómo los denunciados conocían la importancia de lo que se estaba encontrando, desde los que realizaban las excavaciones; el promotor de la urbanización Don Vicente Moreno Madrona; el Jefe de Obras, responsable por la empresa constructora, y por supuesto el Sr. Alcalde, quien tras el expolio ordenó la suspensión de las obras hasta que se encontró una solución constructiva originariamente sobre pilotes, y se optó por loza de hormigón que evitaba profundizar en la excavación, procediéndose en consecuencia a tapar todos los restos encontrados para continuar con las obras de construcción de las viviendas que hoy forman parte de la Urbanización "Jardines de Gerena".

Según del Valle, no puso antes estos hechos en conocimiento de las autoridades competentes porque Jacinto Pereira Espada le comentaba, cuando se le preguntaba por el destino final de las piezas, que iba a llevárselas a un experto de la Diputación de Sevilla, que por aquel entonces, se encontraba de vacaciones, y que a su regreso valoraría in situ la importancia de los hallazgos arqueológicos". Al transcurrir el tiempo y después de comprobar cómo se tapaban todas las sepulturas y cómo no se determina el destino último de las piezas expoliadas, había llegado a entender que Pereira le mintió.

Los yernos del alcalde y la empresa que sepulto los restos arqueológicos

Dos de los yernos del alcalde socialista de Gerena, Jacinto Pereira Espada, Juan Marín Mena –casado con Esther Pereira Benítez, hija del alcalde y concejala–, y Lucas Amores García –casado con Helena Pereira Benítez, otra hija del alcalde–, eran socios del consejero delegado de Jardines de Gerena, SA, Vicente Moreno Madrona, en la sociedad Movimientos de Tierras Marín & Amores que, desde su nacimiento, ha propiciado un vertiginoso enriquecimiento de los yernazos. El tercer yerno del alcalde, Manuel Jesús Acuña Alanís, trabaja asimismo en la empresa de los otros yernos, "Movimiento de Tierras Amores & Marín", en calidad de maquinista.

Y una tabla visigoda

El Museo Arqueológico de Sevilla hace aproximadamente 22 años quiso recuperar dos lápidas cristianas encontradas en unos derribos de Gerena y que hacían referencia nada menos que al epitafio de Chindasvinto, uno de los reyes visigodos. Para ello, se puso en contacto con el hoy alcalde de Gerena, Jacinto Pereira Espada, que se las había quedado en su casa. El Museo quería habilitar una Sala Visigoda en sus estancias de visita y añadir una vitrina dedicada a Gerena donde esas dos lápidas, de un valor importante, podrían haber tenido la relevancia necesaria. A pesar de los esfuerzos de Fernando Fernández, director del Museo, Pereira Espada, por entonces profesor de Instituto en Gerena, se negó a entregarlas aduciendo que esas piezas iban destinadas a un futuro museo propio en Gerena. De eso hace más de 20 años y las lápidas siguen estando, al parecer, en poder del alcalde socialista de Gerena sin que se haya construido Museo local alguno. Al menos, Fernando Fernández no ha tenido duda alguna en señalar al alcalde como presunto posesor de las lápidas.

Según la versión aceptada por el Partido Independientes por Gerena, el alcalde de Gerena, tiene en su poder estas dos lápidas de mármol halladas en Gerena, una de 30 cm de anchura por 26 cm del altura y la otra de 31 cm de altura por unos 15 cm de ancho. Se trata de lapidas cristianas datadas entre los siglos VII y VIII. La primera copia versos del epitafio de Chindasvinto, esta pieza estaba en posesión del cura-párroco de Gerena, José Salguero Roldan, al objeto de sellar la cripta de la Iglesia en sustitución de la original que se había fracturado al abrir la cripta. Cuando Jacinto Pereira Espada tuvo conocimiento de que la pieza se encontraba en la Iglesia, se la pidió al párroco, con el pretexto de llevarla al Museo Arqueológico de Sevilla, para su estudio y valoración, sin que hasta la fecha de hoy haya sido devuelta a la parroquia.

Don Pereirone

Así le han llamado a este alcalde de omnímodo poder en el pueblo. Jacinto Pereira es catedrático de Filología Clásica y ha sido profesor de instituto. Está casado y tiene cuatro hijos. Formó parte de la Ejecutiva del PSOE de Sevilla y entre 1995 y 1999 fue diputado provincial de Asuntos Sociales. Su gestión en esta área fue la más valorada por los ayuntamientos sevillanos. En 1999 ganó las elecciones municipales de Gerena por mayoría absoluta y accedió a la alcaldía. En 2003 y 2007 la revalidó y amplió sus resultados electorales. Jacinto Pereira ha compaginado la alcaldía con el cargo de vicepresidente de Prodetur, la Sociedad Instrumental de Desarrollo y Turismo de la Diputación de Sevilla y actualmente, con el de vicepresidente del Organismo de Asistencia Económica y Fiscal de la misma.

La familia Pereira, formada por el alcalde socialista Jacinto Pereira Espada, alto cargo asimismo de la Diputación de Sevilla, controla la tercera parte del Comité Local del PSOE de Gerena y tiene dos miembros en el Ayuntamiento en posiciones decisivas. En el Comité Local del PSOE, la familia tiene colocados a cuatro miembros: Jacinto Pereira Espada, el alcalde; su hija, Esther Pereira Benítez; su hermana, Helena Pereira Benítez y a un "yernazo", Juan Marín Mena, esposo de Esther Pereira. Casi un 30 por ciento del Comité Local está en manos de la familia. Y en el Ayuntamiento, el alcalde Jacinto Pereira está acompañado por su hija Esther, en un puesto clave, la concejalía de Hacienda.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 3 comentarios guardados

    Servicios