Menú

"La cuarta trama del 11-M tenía un gran interés en la victoria del PSOE"

Cuando se cumplen cinco años del 11-M, el abogado José María de Pablo publica La cuarta trama. El libro, apoyándose en informes policiales y judiciales, sostiene que existe una cuarta trama que tenía "influencias en las Fuerzas de Seguridad del Estado y gran interés en la victoria del PSOE".

0
Cuando se cumplen cinco años del 11-M, el abogado José María de Pablo publica La cuarta trama. El libro, apoyándose en informes policiales y judiciales, sostiene que existe una cuarta trama que tenía "influencias en las Fuerzas de Seguridad del Estado y gran interés en la victoria del PSOE".
José María de Pablo, durante el juicio. (Archivo)

(Libertad Digital) El abogado de la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, José María de Pablo, recoge en un libro toda la documentación oficial recopilada durante el juicio y la instrucción de los atentados de Madrid.

Coincidiendo con el quinto aniversario de la masacre sale a la venta La cuarta trama. Y El Mundo da un avance de su contenido este domingo. No es la primera vez que el abogado, que ejerció una de las acusaciones particulares durante el juicio, utiliza esta expresión para referirse a las incógnitas que, tras cinco años y con un proceso judicial y dos sentencias de por medio, todavía existen acerca del mayor atentado terrorista de la historia de España.

Ya en su exposición final de conclusiones, cuando la vista oral en las instalaciones que la Audiencia Nacional tiene en la Casa de Campo de Madrid tocaba a su fin, habló de la existencia de esta cuarta trama. La sentencia que emitió el tribunal presidido por Javier Gómez Bermúdez y después la del Tribunal Supremo no hicieron sino reafirmar su tesis.

Los dos fallos desmantelaron la versión que sobre la autoría intelectual de los atentados habían ofrecido las tesis oficialistas. "El Egipcio", Hassan el Haski, Youseff Belhajd fueron absueltos de estos cargos. El Supremo dio un paso más al desligar de manera definitiva la masacre de Al Qaeda.

Apoyándose, pues, en los datos policiales y judiciales que se conocen, de Pablo señala que además de la trama Asturiana, de la banda de El Chino y la del Tunecino existen como mínimo cuatro "X" por despejar: quiénes idearon el 11-M, quiénes suministraron Titadyn a la banda del Chino, quiénes montaron las bombas en la finca de Morata de Tajuña y quiénes manipularon la investigación y a la opinión pública. El abogado señala que algunas de las personas que asumieron estas funciones pueden ser las mismas.

"¿Quién entonces organizó los atentados? Esa es la primera de las equis del 11-M que quedan por resolver".

"[...] La primera intervención importante (aparte de la contratación de El Chino como mercenario tras el verano de 2003) de la cuarta trama en la logística de los atentados de la que tenemos noticia se produce en febrero de 2004, cuando El Chino se reúne con miembros de la cuarta trama cerca de Burgos. [...] El Chino se jugó la vida por las empinadas rampas heladas del Puerto del Escudo en mitad de un temporal para reunirse con la cuarta trama en Burgos. Lo que la cuarta trama entregó a El Chino en esa reunión (¿dinamita Titadyn, tal vez?) era lo suficientemente importante como para que El Chino diese un peligroso rodeo, adentrándose en el temporal, para poder asistir a la reunión; pero también era lo suficientemente voluminoso como para que tuviese que subir Otman desde Madrid con un vehículo más; además, los miembros de esa cuarta trama eran lo suficientemente peligrosos, a juicio de El Chino, como para que fuese necesario que Otman Gnaoui subiese armado".

"Tras la reunión de Burgos, la cuarta trama volvió a prestar apoyo logístico a los autores materiales en la última semana antes del 11-M, cuando la cuarta trama fabricó las bombas en Morata de Tajuña".

"[...] El desarrollo de la investigación posterior a los atentados demuestra que la cuarta trama, con el objetivo de interferir en el desarrollo de las elecciones generales primero, y de afianzar la versión oficial después, manipuló en determinados momentos, y por diversos medios, la investigación policial en un doble sentido: primero, conseguir la pronta detención de ciudadanos árabes antes de las elecciones del 14-M; y segundo, conseguir que la versión oficial de los atentados cale en la sociedad".

El abogado no señala quién es la cuarta trama, pero tampoco descarta a ETA. Aunque también es posible la intervención de "las cloacas del Estado". "En realidad, lo único que sabemos a ciencia cierta de la identidad de la cuarta trama es que no tiene ninguna relación con Al Qaeda ni nada que se le parezca, que está formada por personas de nacionalidad española, con algún tipo de influencia en las Fuerzas de Seguridad del Estado, y que tenía gran interés en la victoria del PSOE".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 41 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation