Menú

Época recuerda que Jesús Eguiguren, uno de los artífices de la paz, fue condenado por malos tratos

La revista Época recuerda que el presidente del Partido Socialista de Euskadi (PSE), Jesús María Eguiguren Imaz, uno de los protagonistas del diálogo con ETA y que tiene una "fe ciega en que este proceso de paz va a salir bien", según dice en su biografía de la Agencia EFE, fue condenado en 1992 por malos tratos a su esposa. Según la sentencia, "golpeó a su mujer con manos, paraguas y un zapato". Ni el "feminista radical", José Luis Rodríguez Zapatero, ni su cuota de mujeres ministras han emitido la más mínima protesta.

4
La revista Época recuerda que el presidente del Partido Socialista de Euskadi (PSE), Jesús María Eguiguren Imaz, uno de los protagonistas del diálogo con ETA y que tiene una "fe ciega en que este proceso de paz va a salir bien", según dice en su biografía de la Agencia EFE, fue condenado en 1992 por malos tratos a su esposa. Según la sentencia, "golpeó a su mujer con manos, paraguas y un zapato". Ni el "feminista radical", José Luis Rodríguez Zapatero, ni su cuota de mujeres ministras han emitido la más mínima protesta.
Jesús Eguiguren.
(Libertad Digital) Cuenta Época y corrobora la Agencia EFE que este artífice de la paz tuvo que dimitir en mayo de 1992 como vicepresidente de la Cámara vasca por razones personales. En concreto, su mujer, Assunta Zubiarrain, le había denunciado por malos tratos y fue condenado a 17 días de arresto menor.  
 
Según la sentencia, de la que se hace eco la revista, el dirigente socialista golpeó a su mujer con las manos, un paraguas y un zapato durante una discusión en la que Assunta Zubiarrain acusó a su marido de serle infiel. A causa de esta paliza, Assunta Zubiarrain sufrió hematomas y contusiones en las zonas parietal y occipital del cuero cabelludo, en los hombros, brazos, codos, manos, glúteo y muslos, lesiones que tardaron en curar 20 días.
 
Eguiguren nunca dejó su escaño. El PSOE, lejos de expulsarle en coherencia con los postulados del partido como defensores de las mujeres, le respaldó durante el juicio, como figura en un artículo de El País firmado por José Luis Barbería el 16 de abril de 1992. Además le premió. Un año después de su condena, en 1993, tras la fusión del PSE-PSOE y Euskadiko Ezkerra (EE), Eguiguren fue elegido secretario general de Guipúzcoa y en el año 2000, cuando Zapatero fue nombrado secretario general del partido, entró a formar parte del Comité Federal. En 2002, el diputado socialista maltratador fue nombrado presidente del PSE-EE al tiempo que Patxi López fue elegido secretario general.
 
Ni el autodenominado "feminista radical" José Luis Rodríguez Zapatero, ni las mujeres socialistas que abandonaron el Congreso indignadas por un comentario de Eduardo Zaplana sobre el gusto por los disfraces de María Teresa Fernández de la Vega, también conocida feminista, ni las ministras de la cuota han dicho nada al respecto. Han guardado el más profundo de los silencios sobre que uno de los dirigentes de su partido sea un maltratador.
 
Eguiguren en uno de los artífices de la negociación con ETA y está considero como ideólogo del PSE. Tras el alto el fuego del pasado mes de marzo, reconoció haber mantenido conversaciones "discretas" con líderes de la ilegalizada Batasuna, entre ellos Arnaldo Otegi, para posibilitar el "proceso hacia la paz".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios