Menú

"Me sorprende que las injurias se digan en la emisora de la Iglesia"

El alcalde de Madrid ha sido invitado al programa de TVE "Tengo una pregunta para usted", en el que es entrevistado por un grupo de ciudadanos. Uno de ellos le preguntó por las críticas que recibe desde la COPE y Gallardón aprovechó para soltar su habitual discurso con el que pretende justificar la querella contra Jiménez Losantos, y enviar un recado a la Conferencia Episcopal: "me sorprende y me duele especialmente que esas injurias y esa difamación se produzcan en una emisora de la Iglesia en España". Además de tener que explicar en más de una ocasión su desmesurada ambición, sorprendió la invitación del alcalde para que Rosa Díez se integre en el PP.

0
El alcalde de Madrid ha sido invitado al programa de TVE "Tengo una pregunta para usted", en el que es entrevistado por un grupo de ciudadanos. Uno de ellos le preguntó por las críticas que recibe desde la COPE y Gallardón aprovechó para soltar su habitual discurso con el que pretende justificar la querella contra Jiménez Losantos, y enviar un recado a la Conferencia Episcopal: "me sorprende y me duele especialmente que esas injurias y esa difamación se produzcan en una emisora de la Iglesia en España". Además de tener que explicar en más de una ocasión su desmesurada ambición, sorprendió la invitación del alcalde para que Rosa Díez se integre en el PP.
"
(Libertad Digital) Los ciudadanos que entrevistan al alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, han insistido en preguntarle sobre sus conocidas ambiciones en política. Gallardón se llevaba el discurso bien aprendido y ha repetido en varias ocasiones que "nunca me ha parecido mal la ambición en política", pero que lo que él quiere es "que el próximo presidente del Gobierno sea Mariano Rajoy".
 
"Yo tengo ambición de España, creo mucho en nuestra nación, creo que tiene unas potencialidades extraordinarias", dijo Gallardón y cerró el tema con su habitual: "Yo estaré siempre a lo que mi partido me diga".
 
No podían faltar las apelaciones al "centro político" que tanto gustan al alcalde. Dijo que "es mucho mas que una posición ideológica, es un talante, el respeto al adversario, saber escuchar, ir a convencer y no a vencer, ese es el discurso del PP" y aseguró encontrarse "absolutamente cómodo porque el PP, después del congreso de Valencia con más fuerza todavía, es un partido de moderación y de centro".
 
Uno de los ciudadanos-entrevistadores le preguntó si consideraba que las críticas que recibía desde la Cadena COPE podrían mermar sus aspiraciones de liderar el PP, momento que Gallardón aprovechó para repetir su discurso victimista con el que pretende justificar el ataque a la libertad de expresión que supuso su querella contra el director de La Mañana, Federico Jiménez Losantos
 
Dijo el alcalde que "es de justicia diferenciar lo que es la COPE, una pluralidad de profesionales, de lo que es una persona", en referencia a Jiménez Losantos. Con rostro teatralmente compungido, Gallardón explicó que "cuando me hacen una critica no sólo la escucho sino que la atiendo, pero no estamos hablando de eso, estamos hablando de lo que los tribunales de Justicia han calificado como un delito de injurias graves, yo hice lo que un ciudadano debe de hacer cuando es víctima de injurias que es acudir a los tribunales".
 
Para intentar legitimar su actuación dijo que no era "el único" que lo había hecho, y que "el dolor que yo tuve por haber escuchado esas palabras fue inmenso". Para terminar el alcalde utilizó TVE para sumarse a la campaña de presión contra la Cadena COPE al decir que le "sorprende y duele especialmente que esas injurias y esa difamación se produzcan en una emisora de la Iglesia en España".
 
Al ser preguntado por su posible encaje en el partido de Rosa Díez, UPyD, Gallardón dijo que "respeto mucho a Rosa Díez, con toda sinceridad no veo diferencias sustanciales en cuanto al modelo de sociedad que propone Rosa Díez con el que proponemos nosotros en el PP, no creo que tuviese muchas dificultades para militar en el PP y asumir las ponencias centradas de nuestro partido".
 
El alcalde fue cuestionado sobre si consideraba un error la posición del Gobierno de José María Aznar de apoyo a la guerra de Irak y hábilmente consiguió desmarcarse de esa intervención militar sin criticar al anterior Ejecutivo. Dijo que en ese momento "todos los gobiernos del mundo tenían unos datos que después se ha demostrado que no eran ciertos",  y "si hubiesen tenido la información que entonces no tenían probablemente hubiesen obrado de manera distinta".
 
Al contrario que su compañero Esteban González Pons o su mentor político Manuel Fraga, entusiastas obamistas, Gallardón eludió pronunciarse por ninguno de los dos candidatos a la presidencia de los EEUU. Eso sí, marcó claras distancias con la actual administración de George W. Bush al decir que "lo importante es que gane Obama o McCain el cambio en EEUU está garantizado".  
 
En relación con la legalización del aborto que pretende el Gobierno, Gallardón dijo que "el aborto es un fracaso siempre, el acontecimiento más doloroso al que se enfrenta una mujer" por lo que, en su opinión, hay que "realizar todas las acciones positivas para que la mujer no llegue a ese situación traumática", entre las que citó "insistir en educación sexual, insistir en políticas de ayuda a la mujer, para ofrecerle todas las alternativas posibles". El alcalde consideró que "la actual legislación es la adecuada", y dijo no compartir la propuesta de modificación del Gobierno.
 
También se mostró muy crítico con la asignatura Educación para la Ciudadanía ya que "no se debe adoctrinar ideológicamente" en las escuelas. Gallardón señaló que la educación es una labor compartida por el Estado y las familias y que en ningún caso corresponde al Estado la imposición de una determinada moral o ideología.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios