Menú

Ibarretxe: "Consultar es el futuro y prohibir es el pasado"

El presidente regional vasco sigue empecinado en su consulta ilegal. Este lunes, durante su intervención en un curso de verano de la UPV, dijo, en su habitual tono grandilocuente y victimista, que  "consultar es futuro" y el "camino" en la Unión Europea, mientras que, por el contrario "prohibir es el pasado" y arremetió contra el Estado, que ha "negado el derecho a decidir, luego el derecho a consultar y ahora, incluso, el derecho a recurrir".

0
El presidente regional vasco sigue empecinado en su consulta ilegal. Este lunes, durante su intervención en un curso de verano de la UPV, dijo, en su habitual tono grandilocuente y victimista, que  "consultar es futuro" y el "camino" en la Unión Europea, mientras que, por el contrario "prohibir es el pasado" y arremetió contra el Estado, que ha "negado el derecho a decidir, luego el derecho a consultar y ahora, incluso, el derecho a recurrir".
L D (Agencias) Juan José Ibarretxe consideró "irrisorio" que mientras en Europa la participación democrática de la ciudadanía es "el camino", en España "se prohíbe" esa vía, que "guste más o menos", ha venido "afortunadamente para quedarse" y, si no se advierte así, "acabará pasándonos por encima, eso sí democrática y pacíficamente". Ibarretxe se refirió en estos términos durante el discurso que ofreció en la inauguración del curso de verano de la Universidad del País Vasco (UPV) en el Palacio Miramar de San Sebastián, en el que también tomaron parte el diputado general de Guipúzcoa, Markel Olano, el rector de la UPV, Juan Ignacio Pérez, y el catedrático de Ciencia Política y de la Administración en la Universidad Autónoma de Madrid, Fernando Vallespin.
 
El presidente regional señaló que la participación democrática "es el camino en la Unión Europea" y añadió que "curiosamente ese futuro es negado a instancias políticas del Estado español". "Mientras en Europa se dice que este es el camino en España se prohíbe ese camino", denunció. Ibarretxe, que articuló su reflexión en torno a cinco "ideas", apuntó, en primer lugar, que la participación ciudadana, "guste más o menos", es un concepto que "afortunadamente, ha venido para quedarse" y si no se advierte así "acabará pasándonos por encima, eso sí democrática y pacíficamente".
 
Por otra parte, consideró que la política, "con mayúsculas", continúa teniendo "pleno sentido" en el marco de la globalización, pero ello dependerá del "acierto con el que se plantee las formas de relación con la ciudadanía" y de la capacidad que las instancias públicas tengan de "construir de manera compartida, oyendo y tomando en cuenta", la opinión de la sociedad. "Si se plantea una democracia anestesiada" y "recelosa de preguntar abiertamente la opinión social" la ciudadanía, como "ocurre en Europa y en el Estado se irá alejando y desinteresando por los asuntos público", explicó.
 
Además, opinó que "es tarea de todos" establecer "una gran alianza para devolver el protagonismo político a la ciudadanía", uno de los "grandes objetivos" a conseguir. A su juicio, "no hay mayor contribución al civismo que conocer directa y constantemente la opinión de la ciudadanía", por tanto, la participación "se encuentra en el núcleo mismo de la democracia" a la cual "no se puede tener miedo".m Por otra parte, Ibarretxe lamentó que se afirme que la consulta "es mala para la economía, para la ciudadanía", puesto que consultar "ni es dividir, ni es empobrecer", sino que supone "primar la convivencia, primar el vivir mejor" y "enriquecer a la sociedad". "Consultar es apostar por la convivencia y mejorar el nivel de vida" porque "no se consulta para dividirla, empobrecerla o reñir con el resto de pueblos, sino para establecer un proyecto compartido, vivir en armonía con los demás", pero "profundizando en su propia identidad", indicó.
 
Asimismo, destacó que uno de los "grandes males" es percibir las consultas con "carácter excepcional", y aseveró que en el futuro "las consultas democráticas no podrán tener carácter de excepcionalidad ni única, ni exclusivamente estarán limitadas a los marcos jurídico políticos o la construcción de la paz y normalización política". En este sentido, reiteró que los tiempos futuros "no van a ser limitativos de las consultas" que "cada vez se van a ver con más normalidad".
 
Ibarretxe reiteró que "tomar parte" es "el futuro" y afirmó que si la democracia participativa supone "transparencia, autocrítica, calidad, creatividad, innovación y también paz" ha llegado la hora de "pasar de las palabras a los hechos". En este sentido, manifestó su "preocupación" ante el hecho de que lo que se plantea en Europa "como el camino del futuro", en referencia a la consulta, "se plantee aquí como un camino ilegal e inconstitucional". "Parece que vivamos en un mundo al revés donde prohibir es convivir y consultar es dividir", es "irrisorio", señaló. De esta forma se cuestionó sobre qué tipo de democracia se está construyendo en España cuando lo primero que se ha hechos ha sido "negar el derecho a decidir, luego el derecho a consultar y ahora incluso el derecho a recurrir". Frente a ello apostó por "conceder esencial importancia a la comunicación entre las instituciones públicas y los ciudadanos", porque "consultar es el futuro, en el caso del pueblo vasco y de en el caso de los demás pueblos de Europa" y "prohibir es el pasado".
 
Basagoiti: "Ibarrexte sabe que no ha ido por el camino de la legalidad"
 
Para el presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, Ibarretxe sabe que "no ha ido por el camino de la legalidad" en su planteamiento sobre la consulta, lo que, a su juicio, supone "un riesgo importante" a la hora de decir a ETA "que no se puede matar", porque "te puede contestar que el lehendakari tampoco cumple la ley". En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Basagoiti aseguró que no tiene "ningún miedo" a conocer la opinión de los ciudadanos vascos y recordó que éstos "llevan siendo consultados en las urnas desde hace muchos años y manifiestan lo que quieren".
 
"No tengo ningún miedo a que la gente diga que es independentista o autonomista, pero lo que se pide es que se respeten las reglas", precisó. Según consideró, "es muy grave que no se respeten las reglas, porque si un Gobierno plantea cosas que no suponen el respeto total del las reglas del juego, luego vienen los malos de verdad, no las respetan y cómo les decimos que tienen que respetarlas".
 
Basagoiti insistió en que Ibarretxe "sabe que no ha ido por el camino de la legalidad y sabe que la consulta no puede salir adelante" y, además, "tiene un riesgo importante luego, cuando venga el batasuno o el etarra y le tengamos que decir los demócratas que aquí no se puede matar, amenazar o violentar, porque te puede contestar que el lehendakari tampoco cumple la ley".
 
Por otro lado, consideró que con la presentación de la denuncia ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos en contra del Gobierno español por su negativa a permitir la consulta, los partidos del tripartito están haciendo "un espantoso ridículo". "No estamos juntando con un interés electoral de estos partidos por intentar mantener el poder después de 30 años, están haciendo victimismo e Ibarretxe esta empeñado en que quiere aprovechar este momento para sacar delante una propuesta más o menos de autodeterminación", denunció, para preguntar "qué aporta esto a la sociedad vasca".
 
En cuanto a la petición realizada ayer por el portavoz del PP vasco, Leopoldo Barreda, para que el Departamento de Interior investigue si hubo apología del terrorismo en el homenaje a Arnaldo Otegi, consideró que "lo normal es que cuando hace un acto la llamada izquierda abertzale, Batasuna o cualquier otra marca se investigue, porque los que vivimos en Euskadi sabemos que han convertido sus actos, casi siempre, en actos de apoyo y respaldo a la banda terrorista".
 
"Es un tipo de gente que siempre está al borde del delito o en el delito y, por lo tanto, que se investigue. Si hace un acto un colectivo que casi siempre esta en el apoyo de ETA o en el filo de la navaja, que se investigue", reiteró el máximo responsable de los populares vascos.
 
Por otro lado, se refirió a las próximas elecciones vascas y consideró que puede ser que la izquierda abertzale intente presentarse con una "marca blanca", aunque afirmó que "aquí no queda nadie que no sepa que cuando estos se presentan son siempre el mismo perro con distinto collar". Tras recordar que en las pasadas elecciones autonómicas "el Gobierno de Zapatero no tuvo mucho interés por las cuestiones que se estaban tratando bajo la mesa", confió en que, ahora, "no haya intereses electorales y que, si realmente se presenta una marca que son los mismos, se descubra el collar, se encuentre al perro y no se presenten".
 

En España

    0
    comentarios

    Servicios