Menú

Ignacio de Juana abandona la huelga de hambre

Ignacio de Juana ha cesado hace una semana en la huelga de hambre que mantenía desde el pasado 6 de noviembre, según informa este sábado El Mundo, citando "fuentes cercanas al preso". El terrorista había anunciado que sólo depondría el chantaje si el Gobierno le garantizaba la excarcelación. Tras la sentencia del Supremo que rebaja a 3 años su condena por amenazas, concederle el beneficio penitenciario está al alcance del Ejecutivo. Las víctimas sospechan que el cambio de actitud de De Juana está relacionado con promesas recibidas. La AVT se concentra este sábado en Madrid para pedir que De Juana cumpla la condena impuesta por el Supremo y tributar un homenaje a sus víctimas.

VÍDEO: Entrevista con el presidente de la AVT en Libertad Digital TV

0
Ignacio de Juana ha cesado hace una semana en la huelga de hambre que mantenía desde el pasado 6 de noviembre, según informa este sábado El Mundo, citando "fuentes cercanas al preso". El terrorista había anunciado que sólo depondría el chantaje si el Gobierno le garantizaba la excarcelación. Tras la sentencia del Supremo que rebaja a 3 años su condena por amenazas, concederle el beneficio penitenciario está al alcance del Ejecutivo. Las víctimas sospechan que el cambio de actitud de De Juana está relacionado con promesas recibidas. La AVT se concentra este sábado en Madrid para pedir que De Juana cumpla la condena impuesta por el Supremo y tributar un homenaje a sus víctimas.VÍDEO: Entrevista con el presidente de la AVT en Libertad Digital TV
Ignacio de Juana. (Archivo)
(Libertad Digital) El terrorista de ETA condenado a tres años de prisión por amenazas ha abandonado la huelga de hambre que mantenía desde el pasado 6 de noviembre, como forma de chantaje al Gobierno para que lo excarcele.
 
Ignacio de Juana ya no recibe la alimentación química, por sonda gasogástrica, que los médicos del Hospital 12 de Octubre venían administrándole por mandato judicial. Se desprende, de la información que este sábado publica El Mundo –citando "fuentes cercanas al preso"–, que el etarra habría empezado a comer por propia voluntad.
 
Las condiciones en las que estuvo en huelga de hambre fueron, en todo caso, dudosas. Funcionarios de prisiones informaron en su día de que el preso, estando aún recluido en la Prisión de Aranjuez, comía normalmente pan Bimbo, jamón york, leche y miel, entre otros productos saludables y nutritivos.
 
El Tribunal Supremo rebajó el pasado 12 de febrero a tres años de prisión la condena impuesta por la Audiencia Nacional. Se trata de un caso de amenazas, por artículos publicados en Gara. De Juana, que nunca se ha arrepentido de sus crímenes –al menos, 25 víctimas mortales– y se jactó de celebrar las muertes provocadas por ETA, había sido condenado por amenazas terroristas, por la Audiencia Nacional, y el Supremo lo dejó en simples amenazas genéricas.
 
Al iniciarse el proceso, la Fiscalía pidió una pena de 96 años, para rebajarla a tres cuando la negociación del Gobierno y ETA se puso en marcha.
 
De Juana, tras la reciente sentencia del Supremo, transmitió que no abandonaría la huelga de hambre mientras el Gobierno no le garantice la excarcelación en un corto plazo.
 
La decisión de empezar a comer podría estar relacionada con algún tipo de beneficio prometido por el Gobierno, del que depende ahora la situación penitenciaria de De Juana.
 
El presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, Francisco José Alcaraz, se ha preguntado, en declaraciones a La Mañana del Fin de Semana de COPE, "¿qué espera del Gobierno o qué beneficios va a recibir para haber abandonado huelga?"
 

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios