Menú

Mas retira la querella contra Maragall al aceptar una excusa que no iba dirigida a CiU

El presidente de CiU, Artur Mas, ha anunciado que retirará la querella contra Maragall por su alusión al tres por ciento al aceptar unas excusas del presidente de la Generalidad que iban dirigidas a “los ciudadanos de Cataluña”, y no a la federación nacionalista. Sin embargo, Mas se ha dado por satisfecho con el argumento de que dentro del pueblo de Cataluña están los votantes de CiU y la propia coalición. Maragall le ha replicado: “He estado a punto de pedirle que no la retiere" para "que no quede sospecha". "Hagan lo que quieran”.

El presidente de CiU, Artur Mas, ha anunciado que retirará la querella contra Maragall por su alusión al tres por ciento al aceptar unas excusas del presidente de la Generalidad que iban dirigidas a “los ciudadanos de Cataluña”, y no a la federación nacionalista. Sin embargo, Mas se ha dado por satisfecho con el argumento de que dentro del pueblo de Cataluña están los votantes de CiU y la propia coalición. Maragall le ha replicado: “He estado a punto de pedirle que no la retiere" para "que no quede sospecha". "Hagan lo que quieran”.
L D (Libertad Digital) Maragall había subrayado que las excusas "las pido a los ciudadanos de Cataluña, que es quien lo merece”. No obstante, y en una crítica implícita a CiU y a la querella que le ha presentado por aquellas palabras, ha asegurado que "ha habido otra fuerza que ha considerado más grave mi supuesta acusación y mis reflexiones sobre el tono y el momento" y que "no ha querido que (esta disputa dialéctica) se resuelva en el Parlament, de donde nunca debería haber salido".
 
Sin embargo, Mas dijo que "si he entendido bien" --dijo-- "cuando pedía excusas formalmente a todo el pueblo de Cataluña, ahí deben de estar los más de un millón de votantes de CiU" y la federación misma, aunque "no se ha referido directa y explícitamente" a CiU, pero "tampoco se le pide". "Si esto es así" --añadió-- "entiendo que, sin decirlo explícitamente, como presidente y como persona" se está disculpando, por lo que "CiU retirará inmediatamente la querella presentada", porque "el ánimo de esta demanda no era ir contra el presidente". En este sentido, aseguró no pedir una respuesta explícita de Maragall en el pleno, sino que prefirió entenderlo así si Maragall no decía lo contrario --"para facilitar las cosas", dijo Mas--. "Le pedíamos al señor Maragall, más como persona que como presidente, que arreglase las cosas" con una disculpa, sentenció.
 
Maragall: "Hagan lo que quieran"
 
Maragall le replicó: "He estado a punto de pedirle que no la retire (la querella)" para "que no quede la sospecha" sobre "si ha habido o no" comisiones o si ha habido entendimiento entre los dos grandes partidos catalanes (PSC y CiU), así que propuso "dejar hacer" a la justicia. "Déjemelo pensar si le debo pedir o no que la retire", dijo, e insistió: "Yo no le pido que retire la querella: hagan lo que quieran; ya me han entendido".
 
Mas intervino de nuevo para replicar que no tenía "ganas de volver a romper las cosas" y "dar pie" a Maragall a "volver a romperlas". Así, le reiteró que CiU no necesita una petición de Maragall: "Nosotros presentamos la querella; nosotros la retiramos cuando queremos", dijo, porque de hecho "sólo tenía un objetivo: la rectificación". Además, hizo notar que la Fiscalía ya ha decidido investigar, con o sin querella.
 
Sobre sí mismo, el presidente de la federación dijo una vez más que cometió el error de "aceptar y dar por buena una rectificación del presidente de la Generalidad" al principio, pero la consideró después insuficiente. Y recordó que instó a Maragall a acudir a los tribunales ya durante el pleno en que Maragall hizo su alusión a comisiones. Mas afirmó también que, si se quiere abordar la transparencia económica de los partidos, "hay maneras mucho más civilizadas de hacer las cosas", y añadió: "Si quieren, lo volvemos a intentar", aunque "en este parlamento ya se ha intentado y no se ha conseguido".
 
El Estatuto
 
Artur afirmó que Maragall "no puede liderar el Estatut"; así se lo pidió, afirmando "que no se meta demasiado" y que, en su lugar, se encarguen de ello los grupos parlamentarios. De hecho, constató que CiU "es la única formación aritméticamente decisiva" para aprobarlo. En todo caso, aseguró que "el Estatut no se irá al garete por lo que respecta a CiU".

Mas llegó a decir que la federación reconoce a Maragall como presidente de la Generalidad pero no de Cataluña, porque en este territorio "además de presidente de un gobierno, lo es de un país". Pasqual Maragall le replicó que CiU “no puede decidir quién es o no es el presidente de Cataluña”: “Quien es el presidente de Cataluña métaselo en la cabeza-- es el pueblo de Cataluña, no CiU”, que es un partido “respetable”. En cuanto al Estatuto, se limitó a admitir el protagonismo de la ponencia parlamentaria, pero sentenció: “Presidiré el impulso político”.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador