Menú

Rajoy y Piqué logran celebrar el primer mitin sin ser agredidos en Cataluña entre gritos de "libertad" de su militancia

Sólo gracias al despliegue policial, el líder del PP, Mariano Rajoy, pudo decir ayer sin recibir huevazos, golpes o insultos que el "no" de su partido es un "sí a la libertad", "un sí a una España y una Cataluña abierta, plural, democrática y libre". Piqué, por su parte, garantizó que "no nos dejaremos acobardar ni achantar", en un mitin marcado por los gritos a favor de la "libertad", el primero en el que los dirigentes populares no han sido agredidos. Sin embargo, el acoso no ha hecho sino crecer y ahora también llegan cartas amenazantes como la recibida por la presidenta del PP en Granollers. Y las subvenciones están en juego para aquel que viole el Pacto del Tinell.

0
Sólo gracias al despliegue policial, el líder del PP, Mariano Rajoy, pudo decir ayer sin recibir huevazos, golpes o insultos que el "no" de su partido es un "sí a la libertad", "un sí a una España y una Cataluña abierta, plural, democrática y libre". Piqué, por su parte, garantizó que "no nos dejaremos acobardar ni achantar", en un mitin marcado por los gritos a favor de la "libertad", el primero en el que los dirigentes populares no han sido agredidos. Sin embargo, el acoso no ha hecho sino crecer y ahora también llegan cartas amenazantes como la recibida por la presidenta del PP en Granollers. Y las subvenciones están en juego para aquel que viole el Pacto del Tinell.
Rajoy y Piqué celebran el resultado de España. P.
L D (EFE) En el mitin central de campaña con motivo del referéndum sobre el Estatuto, que reunió a unas 2.000 personas en el Palacio de Congresos de Barcelona, Rajoy proclamó que este texto es "contrario a la Constitución" y añadió que el PP ha defendido y seguirá defendiendo "la España autonómica y plural", así como la libertad y la igualdad de los ciudadanos, "le pese a quien le pese". "Lo nuestro es un sí a la libertad, a las verdaderas prioridades de la gente, al mundo en que vivimos, al futuro", aseveró Rajoy, quien insistió en que es un "sí al sentido común y a las reglas del juego" que estableció la Constitución de 1978.
 
"Lo nuestro es un sí a la libertad, a las verdaderas prioridades de la gente, al mundo en que vivimos, al futuro" y un "sí al sentido común y a las reglas del juego" que estableció la Constitución de 1978, aseveró Rajoy, quien fue interrumpido en varias ocasiones con gritos de "Libertad, libertad" y "Presidente, presidente". Tras asegurar que el nuevo Estatuto catalán es "injusto", "ininteligible" y "malo" para Cataluña y para España, reprobó que en el texto se recoja "más de 300 veces" las palabras "planificar, controlar e intervenir".
 
Aseguró que el PP aboga por un "sí a que cada uno hable en lo quiera hablar, un sí a que cada uno ponga el rotulo en su comercio como quiera y un sí a que ejercite su libertad como quiera".
 
En su opinión, es el Estatuto del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que quiere quitarse "de encima" este "lío" y por eso "no se atreve a debatirlo y se esconde". También tuvo palabras para el Título I del texto, que calificó de "vergüenza", un calificativo que usó, además, para definir la actitud de "algunos dirigentes políticos" de "partidos importantes" que saben que está redactado por "la izquierda más arcaica, triste, aburrida y denostada".

El presidente del PP catalán, Josep Piqué, ha alertado a sus militantes de que van a continuar las "provocaciones" del PSC hasta que se celebre el referéndum del Estatuto, por lo que les ha pedido que no caigan en ellas al defender sus ideas, y ha aseverado que el PP "somos garantía de libertad". Piqué ha pedido a la militancia que vayan a lo suyo, "sin caer en la provocación burda de estos personajes".

Durante su discurso, Piqué se ha referido a los intentos de boicot que ha vivido estos días el PP catalán, y tras decir que siente "orgullo" por la actitud de los militantes del PP catalán, ha proclamado que "no nos dejaremos acobardar ni achantar". "¿Os parece normal que en la Cataluña del siglo XXI haya una fuerza política que tenga que gritar por la libertad? ¿Es normal?", ha preguntado Piqué al auditorio, que le ha respondido con un sonoro "¡no!".

Ha añadido que, si no existiera el PP, se impondría el "pensamiento único en Cataluña", y con este argumento ha remarcado que "somos garantía de libertad". Con estos argumentos, ha pedido un "voto masivo" el 18 de junio que "sea expresión de libertad y de rebeldía", a lo que los militantes, que portaban banderas del partido, de España y de Cataluña, han proferido continuos gritos de "¡libertad, libertad!". "Cataluña tiene que volver a ser una sociedad libre y de oportunidades", ha afirmado Piqué, quien ha insistido en que "vamos a defender la libertad y la convivencia siempre", y ha dicho a sus militantes que su actitud de estos días le ha suscitado "uno de los orgullos más profundos y más íntimos de mi vida".

"Van a intentar de aquí al viernes por la noche buscar la provocación, la confrontación y os pido que la magnífica actitud, disposición, el talante - "la palabra no me gusta", ha dicho -, la manera de comportarse que habéis tenido todo estos días la mantengáis hasta el final", ha remarcado.

Durante el acto, el presidente del PP, Mariano Rajoy, y Piqué han sido recibidos con gritos de "¡A por ellos!", "¡Presidente, presidente!" y de "¡España!". Después de los intentos de boicot que ha habido estos días a actos el PP en Cataluña, el acto ha transcurrido sin incidentes, a pesar de lo cual se ha podido ver un gran despliegue policial.

Temas

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios