Menú

Tecglen dice que escribió sus elogios a Franco y José Antonio "obligado" por los "fascistas"

El columnista de El País, Eduardo Haro Tecglen, ha explicado este martes por qué escribió hace años aquel emotivo artículo que dedicó a Franco y José Antonio. Dice que le "obligaron" los "fascistas". Tecglen se define como un "un rojo, acostumbrado unas veces al disfraz". De lo que no se arrepiente Tecglen es de sus palabras de agradecimiento al asesino Stalin y tampoco de los insultos a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.

0
El columnista de El País, Eduardo Haro Tecglen, ha explicado este martes por qué escribió hace años aquel emotivo artículo que dedicó a Franco y José Antonio. Dice que le "obligaron" los "fascistas". Tecglen se define como un "un rojo, acostumbrado unas veces al disfraz". De lo que no se arrepiente Tecglen es de sus palabras de agradecimiento al asesino Stalin y tampoco de los insultos a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.
Eduardo Haro Tecglen.
(Libertad Digital) El miércoles 23 de marzo, el habitual colaborador de El País, Eduardo Haro Tecglen, publicaba un artículo en el periódico de Prisa en el que tachaba a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, de "cristofascista".
 
El 24 de marzo, la propia Aguirre respondía a Tecglen mediante una carta al director de El País: "La trayectoria de este señor, que es de todos conocida, le ha permitido, dada su longevidad, escribir sin solución de continuidad a favor de los totalitarismos más nefastos de la historia del siglo XX: en su juventud fue falangista y estuvo a favor del fascismo y del franquismo, y en su larga madurez, fue defensor del estalinismo y del comunismo".
 
La presidenta de la Comunidad se refería a un artículo de Tecglen publicado el 20 de noviembre de 1944 en el que escribía cosas como esta: "Se nos murió un Capitán, pero el Dios Misericordioso nos dejó otro. Y hoy, ante la tumba de José Antonio, hemos visto la figura egregia del Caudillo Franco. El mensaje recto de destino y enderezador de historia que José Antonio traía es fecundo y genial en el cerebro y en la mano del Generalísimo".
 
El 25 de marzo, Tecglen respondió a la carta de Aguirre de forma escueta: "El jueves se publicó aquí una carta de Esperanza Aguirre, presidente de Madrid, con afirmaciones sobre mí: son todas falsas".
 
Sin embargo, el eco que la contundente respuesta de Aguirre a los insultos del colaborador de El País ha tenido en numerosos medios de comunicación ha obligado a Tecglen a extenderse en sus explicaciones. Así, este martes 29 de marzo nos enteramos por qué una de las firmas más destacadas del Grupo Prisa escribió su famosa oda a Franco y José Antonio. Resulta que cuando dijo aquello de "una alegría tenemos; la de ver que a José Antonio sucede un hombre tan firme y sereno como el que lleva a España por los senderos que él marcó", Tecglen lo hizo "obligado". Lo explica de esta forma en la edición de El País del martes: "Quién me hubiera dicho que los fascistas que me obligaban a escribir un artículo iban a ser los que, pasado medio siglo, me acusaran de fascista por haberlo escrito: o sus herederos".
 
Pero si reniega de sus elogios a Franco, no lo hace de sus palabras de agradecimiento al asesino soviético de Stalin. Tecglen tiene "tres razones" para darle las gracias al dictador: "Por la ayuda a la República, por las brigadas internacionales, por la acogida a los niños españoles huidos de la guerra y del fascismo. Claro: gracias, Stalin".
 
"Bueno, del otro artículo inmortal –dice sobre el que dedicó al fundador de la Falange– dejé una explicación en mi libro Hijo del siglo, y su capítulo se encuentra en mi bloc (sic)". Después de todas estas justificaciones, Tecglen escribe: "No me justifico: soy un rojo, acostumbrado unas veces al disfraz, otras a la clandestinidad, algunas a esta tranquila expresión: qué tontería, la vida, qué risa puede dar. A condición de poder seguir adelante".
 
Por cierto, que termina su artículo sin rectificar los insultos a Esperanza Aguirre: "Nunca acusé: utilicé una expresión de EE UU de hoy para unas ciertas acciones: cristofascistas. Y opiné que la ofensiva contra un médico de un hospital de Leganés por supuestas eutanasias, que no lo eran, era un acto cristofascista: la religión cristiana utilizada como represión sin pruebas, sin juicios. Cristofascista, claro".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios