Menú

Zapatero huye del Desfile por la puerta de atrás para evitar más abucheos y pitadas

El Día de la Fiesta Nacional transcurrió sin los incidentes que el PSOE pretendía atribuir al PP. Lo más destacado fueron los intensos abucheos y pitadas que recibió Zapatero, que tuvo que  abandonar el Desfile de la Hispanidad "por la puerta de atrás", concretamente por la calle Génova, donde se encuentra la sede del PP. El Rey saludó efusivamente al presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, con quien bromeó durante algunos minutos. Posteriormente tuvo lugar la recepción Real en el Palacio de Oriente. Don Juan Carlos también saludó amigablemente a Zapatero, lo que contrastó con la frialdad con la que estrechó la mano de Rajoy. Vea aquí la pitada a Zapatero durante el desfile.


0
El Día de la Fiesta Nacional transcurrió sin los incidentes que el PSOE pretendía atribuir al PP. Lo más destacado fueron los intensos abucheos y pitadas que recibió Zapatero, que tuvo que  abandonar el Desfile de la Hispanidad "por la puerta de atrás", concretamente por la calle Génova, donde se encuentra la sede del PP. El Rey saludó efusivamente al presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, con quien bromeó durante algunos minutos. Posteriormente tuvo lugar la recepción Real en el Palacio de Oriente. Don Juan Carlos también saludó amigablemente a Zapatero, lo que contrastó con la frialdad con la que estrechó la mano de Rajoy. Vea aquí la pitada a Zapatero durante el desfile.
"
L D (Agencias) Los Reyes Don Juan Carlos y Doña Sofía y los Príncipes de Asturias llegaron a la madrileña Plaza de Colón a las 10.30 horas para presidir junto al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el desfile con motivo de la Fiesta Nacional, en el que participarán más de 4.700 militares, 205 vehículos y 86 aeronaves.
 
Sin embargo, en esta ocasión, no se escucharon los ya tradicionales abucheos a Zapatero al comienzo del desfile. El Gobierno evitó  esta imagen "escondiendo" al presidente que llegó a la tribuna, acompañado por su mujer, Sonsoles Espinosa, por uno de los laterales e hizo su aparición justo en el momento en el que llegaron los Reyes. Sin embargo, el presidente sí fue abucheado  cuando subía al estrado para recordar a los caídos por la Patria. Entonces se llegó a escuchar un "¡Fuera Zapatero!".
 
No fue el único momento en el que el presidente tuvo que agachar la cabeza. Cuando dijeron su nombre por megafonía, un estridente abucheo recorrió toda la Castellana. "Dimisión, dimisión" proclamaban cientos de personas. Según la Cadena Cope, estos gritos se prolongaron hasta Recoletos.
 
Por su parte, TVE, para evitar retransmitir los abucheos al finalizar el desfile, optó por cortar la emisión en directo justo cuando se marcharon los Reyes de España. El año anterior, la señal se mantuvo algunos minutos más y fue entonces cuando se escucharon las mayores críticas hacia el presidente Zapatero.
 
Invitados y "ausencias"
 
En las tribunas de invitados se han situado los presidentes de diferentes Comunidades Autónomas, excepto el lehendakari, Juan José Ibarretxe, el presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, y el presidente de la Región de Murcia, Ramón Luis Valcarcel. Tras su llegada, don Juan Carlos, ataviado con el uniforme de capitán general del Ejército de Tierra, recibió los protocolarios honores de ordenanza por parte de un batallón de la Guardia Real y pasó revista a la fuerza.
 
Posteriormente, Su Majestad, acompañado por la Reina doña Sofía, el Príncipe don Felipe, que vestía el uniforme de capitán de Corbeta de la Armada, y la Princesa doña Letizia saludaron a las autoridades militares y civiles y se incorporaron a la tribuna de autoridades, en la que les esperaban los miembros del Gobierno, excepto la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona. Por parte del PP, se encontraban en las tribunas de autoridades el presidente del partido, Mariano Rajoy, y los portavoces del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso y el Senado, Eduardo Zaplana y Pío García Escudero, respectivamente.
 
En el capítulo de saludos, destacar la efusión que demostró el Rey a Miguel Angel Revilla. Le abrazó, le dio la mano, bromeó con él.
 
Finalizado el Desfile vino lo más esperado, la recepción Real en el Palacio de Oriente donde los políticos acostumbran a departir con los periodistas. El Monarca dio la mano a todos las autoridades. Con una sonrisa a Zapatero, con gesto serio y sin mirarle a Rajoy. El vídeo de Rajoy, en el que pedía a los españoles que celebraran este día homenajeando la bandera nacional planeaba sobre la ceremonia.
 
En un corrillo de periodistas, Rajoy defendió las iniciativas que ha adoptado en los últimos días invitando a través de un vídeo a participar en la fiesta nacional. Cree que es lo que había que hacer pese a las críticas recibidas que le han dejado "estupefacto".
 
El Rey don Juan Carlos y el Príncipe don Felipe aseguraron que la Fiesta Nacional es un "día de celebración" para estar "todos unidos". Aunque de manera separada, padre e hijo se saltaron el protocolo para saludar a los muchos periodistas acreditados y comentar sus impresiones. Don Juan Carlos ha asegurado que "todo ha salido muy bien". Al término de estas declaraciones, don Juan Carlos ha brindado por España con los periodistas "con vino español".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation