Menú

El presidente del odio, la cobardía y la traición

El presidente del Gobierno actúa por resentimiento y por interés, creyendo que la rendición ante ETA, disfrazada de acuerdo de paz, le permitirá ganar las próximas elecciones

0
El presidente del Gobierno añora los enfrentamientos guerracivilistas. No persigue el acuerdo y el diálogo con todos. Busca el enfrentamiento con una media España que había desaparecido, como la otra media, en la transición.
 
El presidente del Gobierno no busca la paz. Prefiere intentar ganar un enfrentamiento civil, donde él se sitúa con el entramado ETA-Batasuna y contra las víctimas, el PP y los españoles que no se sienten nacionalistas.
 
El presidente del Gobierno odia España. La unidad política española le parece tan negativa como nuestras tradiciones. Prefiere una confederación, que dé paso a la independencia de las regiones, como el País Vasco, en las que los nacionalistas se han enquistado en las instituciones democráticas para imponer un modelo totalitario, intervencionista y antiespañol.
 
El presidente del Gobierno no comete errores. El presidente del Gobierno actúa por resentimiento y por interés, creyendo que la rendición ante ETA, disfrazada de acuerdo de paz, le permitirá ganar las próximas elecciones.
 
Pero los españoles no le van a perdonar. Y lo veremos tanto en las próximas elecciones generales como en las anteriores, autonómicas y locales, en las que sea posible que los ciudadanos elijan, con libertad, sin ser agredidos ni coaccionados por iniciativa del Gobierno del PSOE de Rodríguez Zapatero, al partido político que quieren que les represente en los distintos parlamentos para revisar la actual política de ruptura y enfrentamientos.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios