Menú

Y Cs toma al asalto el infierno

Definitivamente, la política está infectada de gañanes. Quienes se han empeñado en representarnos son lo más parecido a una plaga de langostas.

0

Definitivamente, la política está infectada de gañanes. Quienes se han empeñado en representarnos son lo más parecido a una plaga de langostas. La última muestra nos la acaba de dar Cs con su intento desesperado por asaltar el infierno al grito de “¡Asaltavacunas!”. La última gansada de su gabinete de comunicación para justificar el estraperlo. 

No tiene otra explicación la que acaba de liar el personaje más siniestro de Cs, impuesto por Albert Rivera en 2007 como tesorero a pesar de sus sospechosos negocios en Brasil y sus problemas con la justicia de ese país. Sus métodos mafiosos en la organización de Mataró, donde espiaba y gravaba a cuanto militante no le bailara el agua, fueron denunciados ante el Consejo de Garantías pero nunca depurados. Adornaba esta inclinación por el juego sucio con una ideología reaccionaria que se parecía a Cs como un huevo a una castaña. Y a la chita callando, siempre de la mano y con el favor de Rivera, ahí lo tenemos como vicesecretario general y mano derecha de Inés Arrimadas. Él ha sido el muñidor del pacto con PSOE y Podemos para desbancar al PP de la presidencia de la comunidad autónoma de Murcia y de la alcaldía del ayuntamiento en una doble moción de censura. La segunda, con el apoyo de Podemos. Hacía un mes que negociaba con el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos. A espaldas de la Ejecutiva y de los propios diputados murcianos. Arrimadas lo ocultó hasta el último momento.

Quien esto escribe ya advirtió a Rivera y se opuso desde la secretaría general a que personajes como el antedicho tuvieran nada que ver con las finanzas del partido. Y así fue mientras tuve el poder de evitarlo. Pero al dejar mi cargo, en 2007, Rivera le nombró secretario de finanzas. Nunca me he podido explicar cómo alguien tan turbio y contrario a los valores de Cs y a la ética que lo inspiró siguiera en el Ejecutiva, flotara en todos los cambios y acabara ocupando el número dos del partido con Arrimadas. Ni siquiera era un valor en sí mismo. A decir de Juan Carlos Girauta, jamás se le oyó una sola idea política en las reuniones de la Ejecutiva. Huye del foco como alma que lleva el diablo. Hasta el punto de ser uno de los pocos cargos políticos en España que no tienen entrada en la Wikipedia. Sorprendente.

La crítica mediática por el seísmo provocado pone el acento en la falta de estrategia y brújula de una formación política que aún no sabe qué es. Y se ciscan en Inés. No les falta razón, pero los terremotos tienen su causa en el choque de placas tectónicas ocultas bajo la superficie. Personajes como Carlos Cuadrado, decisiones como las tomadas por Albert hace años, arbitrariedades de una mujer con instinto depredador, que su rostro de virgen de Murillo esconde, explican los errores ocultos de tanto desatino. Hay otras lecturas que hablan de miseria política. Se rumorea que la perjudicada por el sin Cristo de Murcia será Isabel Franco, actual vicepresidenta de la comunidad y rival de Arrimadas, mientras su afín, Ana Martínez Vidal, lograría la presidencia. Como en Castilla y León, su rival público y actual vicepresidente de la comunidad, Francisco Igea, podría caer en favor de su protegida, Gemma Villarroel, si la moción del PSOE triunfa. Pero, más allá de estas miserias, la suerte de Cs está echada: si Rivera quemó su electorado de izquierdas en su intento de suplantar al PP, Arrimadas ahuyenta ahora al resto de votantes de derechas que aún le quedaba a Cs, al entregarse al peor Gobierno de izquierdas. En su momento y antes del Gobierno Frankenstein de Pedro Sánchez, tenía sentido; pero ahora, con la que está cayendo, ¿cómo puede pactar un rosario de mociones de censura contra el PP, y en algunos casos con el apoyo explícito de Podemos, como es el del Ayuntamiento de Murcia? ¿Cómo puede, después de que este partido se haya negado a votar en contra de retirar la inmunidad a Puigdemont en el Parlamento Europeo? ¿Cómo, un partido que nació para combatir a los enemigos de España? ¡Porca política!

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD