Menú

Chávez tiene los días contados

0
Por primera vez en el caso Chávez hay un nuevo componente político que no se había registrado nunca en el panorama de América Latina. Igual que Chacumbele, el personaje de la guaracha cubana, ‘el mismito se mató’. ‘Ay Chacumbele, el mismito se mato!’. Así dice la letra del viejo son. Chávez cayó en su propia trampa y ya no lo salva ni Bambarito.

Chávez ha sido el único autócrata latinoamericano que no ha tenido que reformar la constitución a la hora de cometer nuevos atropellos, pues nos impuso una constitución hecha a su propia medida.

En Venezuela, el general Juan Vicente Gómez gobernó 27 años y reformó siete veces la carta magna. Chávez acabó con el Congreso, alargó el período presidencial, consagró la reelección inmediata del presidente, asumió las funciones de la difunta Corte Suprema de Justicia por intermedio de un nuevo Tribunal Superior que hace todo lo que él quiere, concedió el voto a los militares y legalizó la actuación militar en la política, al establecer constitucionalmente que la Fuerza Armada puede deliberar.

Chávez convirtió al hombre de armas en militante de un partido político. La llamada Fuerza Armada de la República Bolivariana de Venezuela es el partido oficial del régimen y Chávez espera que sea el partido único.

Y esa es la trampa en donde cayó el comandante. Le ha dado todo a los militares. Nunca han recibido legal e ilegalmente tanto dinero como ahora. Ni en la época de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez. Chávez pensó que así había comprado al ejército, la marina, la aviación y la guardia nacional. Pero el ejército en Venezuela es un ejército institucional. Sólo una minoría militar es chavista. Las verdaderas revoluciones necesitan ejércitos ideológicamente revolucionarios, pero los cuarteles venezolanos no han tenido a un León Trotski ni un Mao.

Amparados en la constitución, los militares activos han salido a protestar contra Chávez. Le han pedido la renuncia y han señalado los errores fundamentales del gobierno. Es un nuevo tipo de intervención militar la que se está registrando aquí. No es el cuartelazo tradicional. Estos militares en lugar de irse a los cuarteles para alzarse, se van a las plazas públicas, a las televisoras, a las estaciones de radios y a los periódicos. Se trata de una oposición legal armada.

Los militares chavistas hablan a favor de Chávez en guarniciones y escuelas. Los disidentes hacen lo mismo en contra del gobierno. Estamos viendo el curioso caso de un Chávez que ahora trata de privar de sus derechos constitucionales a los militares.

¿Cómo terminará esto? Entre tanto la sociedad civil, que ya perdió el miedo, se lanza constantemente a la calle a pedir la renuncia del autócrata. Así vemos cómo un ejército dividido en mil pedazos y un pueblo unido cambiaron el panorama venezolano.

No es correcta la afirmación del periodista Tomas Eloy Martínez en el New York Times sobre que estos militares disidentes están ofreciendo lo mismo que ofreció Chávez. Ahora es distinto. Estos militares están proponiendo una salida constitucional, pues se han dado cuenta que la dictadura militar al primero que destruye es al militar mismo.

Todo golpista al llegar al poder se deshace de sus antiguos socios. Deja sólo una pequeña camarilla de oficiales para mantener la comunicación con los cuarteles y procede a gobernar con civiles. Chávez creyó poder contar con oficiales en los cargos claves, pero muchos de esos mismos militares, apoyados en la constitución, piden su renuncia, lo cual ha sido un duro golpe para el régimen.

Chávez les abrió los ojos a sus propios compañeros. Se quitó la careta. Tendrá que hacer una purga en cuarteles y guarniciones para intentar prolongar la agonía. Pero tiene los días contados.

© AIPE

Armando Frontado es analista político venezolano.

Este artículo, junto a otros de Plinio Apuleyo Mendoza, Carlos Ball, Martín Krause, Pedro Salinas y otros se publica en La Revista de América de Libertad Digital. Si desea leer más, pulse AQUÍ


© www.libertaddigital.com 2002
Todos los derechos reservados

Titulares de Libertad Digital
Suscríbase ahora para recibir nuestros titulares cómodamente cada mañana en su correo electrónico. Le contamos lo que necesita saber para estar al día.

  

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios