Menú

Estrellándose contra los muros de pago

Es prodigiosa la audacia de Espada y sus compañeros de proyecto. ¿Cómo pensaban triunfar allí donde otros con más recursos, más fama y más lectores han fracasado?

0

Le ha pasado a Factual ahora como antes a otros. Levantar un muro de pago que separe a los lectores del contenido es una receta segura para el desastre en un medio online. Todavía está sufriendo las consecuencias del suyo El País, que se dejó comer el terreno por El Mundo en la vana pretensión de que sus contenidos eran tan superiores que serían multitud los que pagarían por ellos en lugar de leerlos gratis en la competencia.

Es muy difícil ganar dinero ofreciendo algo que otros dan gratis. Tampoco basta con ofrecer algo ligeramente mejor que lo que otros regalan. La apuesta de Factual era el "periodismo objetivo", y tal vez lo fuera aunque ahora su subdirectora afirme que su pecado fue ser demasiado socialdemócratas o rojos. El caso es que el periodismo objetivo no aporta valor suficiente a un buen número de lectores como para que se saquen la cartera del bolsillo y paguen por él. Realmente, es prodigiosa la audacia de Espada y sus compañeros de proyecto. ¿Cómo pensaban triunfar allí donde otros con más recursos, más fama y más lectores han fracasado?

El futuro de los periódicos es complicado. En uno de los últimos capítulos de los Simpson, Nelson se burla de un periodista echándole en cara que la prensa de papel está muerta. Cuando le regañan, protesta: "Pero es que es verdad". Y lo es. Pero la salud de los medios online no es mucho mejor. Aunque los lectores aumenten, la tarta publicitaria hay que repartirla cada vez con más comensales. Si tampoco funcionan los muros de pagos, ¿qué queda?

No sé cuál es la receta para que un medio de comunicación gane dinero en internet. Pero intuyo que tiene que ver con lo contrario de lo que pretendía Factual: no se trata de ser objetivo, sino de ser subjetivo. Apasionadamente subjetivo. Defender unas ideas, unos puntos de vista, unas opiniones. Abiertamente, sin medias tintas, sin falsas pretensiones de separar información y opinión. Conseguir así que los que comparten esas ideas y esos valores se conviertan primero en lectores y después en fans. Y entonces, solo entonces, se podrá ganar dinero ofreciéndoles algo que les aporte valor y por lo que estén dispuestos a pagar.

Borja Prieto es autor del blog Desencadenado.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation