Menú
0
Carmen Chacón, secretaria de Educación del PSOE, pidió una Ley de Protección del Cine, reclamó “una implicación” de todas las administraciones para “apoyar al cine español” porque “no se puede permitir la supremacía del cine norteamericano”. También declaró: “la Constitución reconoce el derecho a la educación obligatoria y gratuita, y este derecho no puede hacerse efectivo mientras no lo sean también los libros de texto”. Oiga, doña Carmen, no debería ser necesario aclarar esto a una socialista tan distinguida como usted, pero ¿dónde figura en tan sonoros discursos el pueblo trabajador?

Cuando usted pide que todas las administraciones se “impliquen” en ese apoyo, ello quiere decir que usted reclama un ataque masivo, coordinado y en toda regla contra las libertades y bienes del pueblo español. ¿Verdad? Entonces dígalo, mujer, que no pasa nada y nos aclaramos todos. Si “no se puede permitir” que el cine americano tenga éxito, es que no se puede permitir que el pueblo español elija las películas que desea ver. ¿Verdad? Pues dígalo alto y claro, y ya está.

Observe asimismo, doña Carmen, a qué extremos expropiatorios del pueblo conduce la impecable lógica de que los libros de texto deben ser gratuitos porque si no se garantiza el derecho a la educación “obligatoria y gratuita” (entre paréntesis, eso de un derecho obligatorio suena raro ¿no?). Si lo piensa usted mejor, verá que ese derecho tampoco se garantiza fielmente si no son gratis el alimento y el vestido, el transporte, la vivienda y todo. ¿Por qué limitar la abnegación socialista sólo a la gratuidad de los libros de texto? ¿O no se trata acaso de garantizar “derechos sociales”?

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD