Menú
Carlos Rodríguez Braun

Una pregunta a Jean-Claude Trichet

Todo depende de las autoridades, porque el dinero y los bancos centrales no son privados. Sin embargo, cuando hay problemas, la atención se fija siempre en la "industria" financiera y nunca en los bancos centrales.

Carlos Rodríguez Braun
0

Las respuestas de las autoridades económicas y monetarias en sus comparecencias y entrevistas rara vez revisten interés, porque suelen repetir tópicos, buenas intenciones, contradicciones varias, y poco más. Lo realmente jugoso, a menudo, son las preguntas que les formulan los periodistas, porque pretendiendo ser reporteros fieles a la verdad objetiva sólo son repetidores del pensamiento único, o, como diría Keynes, de algún economista difunto. Así sucedió en una entrevista en El País con el presidente del Banco Central Europeo. Todo lo que respondió Jean-Claude Trichet era obvio y previsible. Lo interesante fue esta pregunta de Andreu Missé: "Teniendo en cuenta lo que ha estado ocurriendo desde mediados del año pasado, ¿piensa que la industria financiera tiene capacidad para regularse a sí misma?"

Esas pocas líneas condensan un antiguo disparate del pensamiento único: la idea de que el dinero y las finanzas vienen aquejados de un excesivo liberalismo, que genera situaciones problemáticas, que a su vez demuestran que es menester intervenir porque, como señala la pregunta retórica del señor Missé, está claro que la industria financiera no tiene capacidad de regularse a sí misma.

La falacia estriba en que don Andreu nos quiere hacer creer que lo que sucede efectivamente en las finanzas es que se autorregulan, es decir, se trata de un mercado libre, con escasa intervención gubernamental, y que, como todos los mercados, genera normas y regulaciones para proteger los contratos voluntarios que allí se establecen.

Y no es así. La moneda está regulada por la política, la burocracia y la legislación. No hay tal cosa como la autorregulación de las finanzas. Todo depende de las autoridades, porque el dinero y los bancos centrales no son privados. Sin embargo, cuando hay problemas, la atención se fija siempre en la "industria" financiera y nunca en los bancos centrales.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD