Menú
GEES

A la caza del JEME

Se ha desatado así una autentica caza de brujas en el Ejército en la que el prestigio de generales con una intachable hoja de servicios es triturada por capricho de cualquier politiquillo de segunda.

GEES
0

El ministro de Defensa, José Antonio Alonso, parece empeñado en crear un problema militar donde no lo había. Su primera decisión como titular del departamento fue cesar de forma tan injusta como humillante al entonces jefe del Estado Mayor del Ejército, el general José Antonio García González. Fue la última baja del caso Mena, cuyo recurso a la sanción disciplinaria impuesta por Bono está aún pendiente de resolverse.

Posteriormente se abrió una investigación por una carta del JEME anterior, el general Luis Alejandre, a una periodista que escribía un libro sobre la cuestión militar. En esa carta, el general arremetía con igual virulencia contra los ministros del PSOE y los del PP.

Ahora le ha tocado el turno al antecesor del anterior, el general Alfonso Pardo de Santayana. Se ha abierto una nueva investigación por un brindis en el que al parecer se limitó a resaltar al Rey como garante de la unidad de la Patria. Ese brindis despertó las iras de los jefecillos locales del partido socialista que, en un acto de clara descortesía, abandonaron airados el acto castrense para dar cuenta a sus superiores de las palabras del general.

Se ha desatado así una autentica caza de brujas en el Ejército en la que el prestigio de generales con una intachable hoja de servicios es triturada por capricho de cualquier politiquillo de segunda. Un ambiente que aprovechan los militares con menos escrúpulos y más sumisos al partido para medrar en el escalafón y ocupar los mejores destinos.

El partido socialista está recreando una cuestión militar que había sido felizmente superada por la transición democrática. Su negación de la nación española, el desmantelamiento del Estado y la claudicación ante los terroristas está sobresaltando muchos ánimos en las Fuerzas Armadas. A esto se une ahora la torpeza de un ministro de Defensa que parece más un comisario político que un verdadero líder de la organización militar.

© GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios