Menú
GEES

Tras la estela de González

Puede que algunos diplomáticos americanos sean tontos. Rice no lo es. La imagen que quede de Moratinos y de ZP tras su paso por la capital americana ya veremos cuál va a ser.

GEES
0
El gobierno de Rodríguez Zapatero dice ahora que no le interesa la foto con George W. Bush y que las relaciones bilaterales no dependen de un encuentro entre los presidentes. Tampoco deben depender de una visita a España de menor entidad, ya que la diplomacia española ha sido incapaz de convencer a Condoleezza Rice, la secretaria de Estado norteamericana, para que realice una visita oficial a nuestro país. El Departamento de Estado se contenta, de momento, con enviar a España funcionarios de tercer nivel. En ese sentido, la visita hoy a Washington de nuestro ministro de Asuntos Exteriores no es sino la prueba de ese fracaso: es él quien debe desplazarse a la capital del imperio que tanto denigra.
 
El departamento de Estado, muy diplomático, recibe a Moratinos y organiza un almuerzo entre los jefes de las diplomacias. No es el primero que ofrece Rice a un español. Ya a comienzos de mayo, Condi Rice recibió y agasajó al ex presidente Felipe González, quien quiso verla para intercambiar puntos de vista sobre qué hacer en Iberoamérica y muy particularmente en Venezuela. Sus amigos de la zona, todos con grandes negocios en peligro por la ola de populismo y totalitarismo que asola la región y que, dicho sea de paso, apoya y alimenta el gobierno del PSOE actual, le tienen bien informado y quería compartir esa información. Ya que ZP no le recibe, encontró en Rice una mejor interlocutora.
 
Pero antes, Condoleeza Rice ya había recibido a su vez al ex presidente José María Aznar, cuya sintonía con la Casa Blanca, unida a su propia experiencia en Iberoamérica y otras regiones del mundo, le hacen un interlocutor deseado para los responsables americanos.
 
Es, con ese trasfondo, con el que hoy ha llegado Moratinos a ese fondo nebuloso que es el Departamento de Estado. Allí no se le tiene ni por serio ni por creíble. Y a tenor de lo que le ha podido contar a Rice, no es de extrañar. ¿Y qué le ha podido decir?
 
Primero, que el gobierno español no apoya ni a Evo Morales, ni a Chávez ni a Castro; que sólo apoya los procesos democratizadores y que él no es responsable de que éstos tomen la forma de indigenismo o populismo.
 
Segundo, que el gobierno de Zapatero siempre apoya la democracia y que si a consecuencia de ejercer la misma el pueblo palestino elige a Hamas, que hay que respetar esa decisión popular y no ahogarles restringiendo los fondos de ayuda humanitaria. Es más, que como se está viendo, los palestinos son tan inteligentes como para formar un nuevo gobierno de coalición, auténtica moderación del radicalismo islámico. Que eso sea una maniobra para asegurarse la ayuda internacional es un juicio malvado.
 
Tercero, que el gobierno de ZP considera a los EEUU su mejor aliado, como se ha podido comprobar con la sucesivas negaciones de los vuelos de la CIA en la España de Zapatero. Con todo, quiere una Europa fuerte, autónoma e independiente de América, porque así se demuestra mejor la amistad. Al igual que con las críticas menores que se le hacen a los Estados Unidos sobre pequeñas cosas cotidianas.
 
Ah, eso sí, que de volver a Irak, nada de nada.
 
Puede que algunos diplomáticos americanos sean tontos. Rice no lo es. La imagen que quede de Moratinos y de ZP tras su paso por la capital americana ya veremos cuál va a ser.

© GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios