Menú

Un poco de sentido común

0
Cristina Alberdi no es más de derechas que José Blanco ni más de izquierdas que Jesús Caldera. La antigua ministra no es más socialista que Pascual Maragall ni menos que el omnipresente señor Pérez Rubalcaba. Sus últimas declaraciones, seguramente cansada de la semana que llevamos, no aportan al PSOE un punto de vista ideológico distinto de los acuerdos de los congresos del partido, sino, sencillamente, un poco de sentido común.

El PSOE, para ser una alternativa creíble de Gobierno, no puede enfrentarse a la ofensiva secesionista de Ibarretxe diciendo que el PP aumenta las tensiones territoriales. Ni sentarse a la mesa del Pacto por las Libertades y el Terrorismo dando palmaditas y parabienes a la estrafalaria doctrina del líder de los socialistas catalanes. Ni renovar el partido buscando, cuando se encuentra con el gran escándalo de la Federación Socialista Madrileña, que se busque a las personas del PP que hablaban con los “malditos”. Ni puede seguir diciendo a cualquier militante que sí, que acierta (ya quiera reducir impuestos o pactar con los secuaces de Batasuna en Navarra), y devaluando la representación interna, buscando mediocres aplaudidores en vez de críticos enriquecedores. Y tampoco ir de la mano, cada día, de Izquierda Unida.

Zapatero, cuando su política era la contraria a la de ahora, avanzaba en los sondeos, amenazaba el triunfo del PP y subía enteros en la cotización política. Se iba convirtiendo en una alternativa real. Quienes le recomendaron que empezara a golpear la mesa y a desbaratar su propio plan, deberían comprobar ahora, como el mismo secretario general, que van desbaratando el partido y sus posibilidades electorales. Cristina Alberdi, aunque seguramente podría, no le ha proporcionado un programa. Le ha dicho, sencillamente, que, sin sentido común, todo se va al traste.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation