Menú
LAS CIFRAS QUE OCULTA EL EX DIARIO INDEPENDIENTE DE LA MAÑANA

"Van a por la educación": cómo manipula 'El País'

El comienzo del curso escolar se presenta incierto. Los profesores de la educación pública se niegan a apretarse el cinturón de acuerdo a los ajustes fiscales que todos, de una manera u otra, estamos soportando a fin de sacar a España del atolladero en que se encuentra.

0

Es una verdadera lástima que profesores que se cuentan entre los mejor pagados del mundo malgasten tanta energía en causas tan mezquinas, cuando la educación española requiere de un debate y de esfuerzos orientados a elevar drásticamente su calidad y resultados.

En este contexto, el periódico El País publicó este domingo el extenso reportaje "Van a por la educación", un panfleto en apoyo a las manifestaciones de los profesores contra el aumento de horas lectivas. Usando de manera sesgada las fuentes estadísticas de la OCDE, ofrecía una visión totalmente engañosa acerca del problema educativo español, que según El País tendría su origen en una inversión insuficiente.

Según El País, en España la inversión en educación "siempre ha estado por debajo de la media europea y de esos otros países con los que pretende compararse". Esta afirmación se basa en el porcentaje del PIB destinado a la educación. Pero, como bien se sabe, este porcentaje nada dice acerca de la inversión real en educación, que es lo que verdaderamente importa a efectos comparativos.

La forma correcta de medir esta inversión la facilita la OCDE en el mismo estudio que ha utilizado El País como base para su tergiversación. En él se muestra que en España el gasto real anual por alumno en primaria es de 6.082 dólares (PPA), mientras que, por ejemplo, en Finlandia es de 5.397; en Alemania, de 5.382; en Francia, de 5.127 y en Corea, de 4.812. El gasto promedio en los países de la OCDE (5.643 dólares) es inferior en un 7,2 % al español.

La diferencia es aún mayor en la secundaria: España gasta 8.483 dólares por alumno, por encima de lo que gasta Francia (8.323) y muy por encima de lo que gastan países como Finlandia (7.074), Alemania (7.671) y Corea (7.048). El gasto promedio de la OCDE es un 19,8% inferior al español.

El país europeo más exitoso en educación, Finlandia, invierte en ella –en términos reales– menos que España. Lo mismo vale para Corea, otro país puntero en las mediciones internacionales. Así que podemos desmentir categóricamente la idea básica del reportaje de El País acerca de la relación entre inversión y calidad educativa. Los penosos resultados de España en los informes PISA y su alto nivel de deserción escolar –dobla el promedio europeo– nada tienen que ver con una hipotética falta de inversión o de recursos.

La conclusión es simple: en educación, España gasta mucho y mal. Y una parte importante de ese gasto excesivo tiene que ver con los altos salarios que perciben los profesores de la pública, dato que los periodistas de El País conocen, pues está en las fuentes que manejan, pero no mencionan, por motivos evidentemente manipulativos.

Según el informe "Panorama de la educación. Indicadores de la OCDE 2010", la retribución inicial anual de los profesores españoles de las escuelas primarias públicas es de 37.172 euros (PPA), y la máxima de 52.391. Demos dos ejemplos europeos, tomados del mismo informe: los profesores finlandeses perciben como ingreso inicial 29.386 euros, y tienen un sueldo máximo de 47.976; los suecos, un inicial de 28.409 y un máximo de 37.967. En cuanto a los estadounidenses, tienen un ingreso inicial de 35.999 euros y un máximo de 50.922. El salario del profesor español está por encima de las medias de la OCDE y la UE.

El mismo panorama encontramos en la secundaria. Los españoles tienen un ingreso anual inicial de 32.731 euros y un máximo de 59.234. Ese par de sueldos son de 29.386 y 57.925 euros en Finlandia, de 30.533 y 41.131 en Suecia y de 36.398 y 53.913 en EEUU.

El pago al profesorado de primaria y secundaria representa en España el 73,2% del gasto total, muy por encima de la media OCDE (63,8%). Es decir, los altos salarios del profesorado están en la base del alto gasto real por educando en España.

Finalmente, y para que no se queden otros datos importantes en el tintero, diré que la media de alumnos por clase en los centros públicos españoles de primaria (19,7) es inferior a la de la OCDE (21,6) y a la de la UE (20,3). En los centros privados ocurre lo contrario: la media en España es de 24,4, frente a los 20,8 de la OCDE y los 19,1 de la UE. En la primera etapa de secundaria, la media en los centros públicos españoles (23,6) es similar a la de la OCDE (23,7) y ligeramente superior a la de la UE (22,2). En los centros privados, al igual que en primaria, la media española de alumnos por clase (26,2) es superior a la de la OCDE (23,2) y a la de la UE (21,8).

Es decir, que los profesores de la escuela pública española tienen menos alumnos, ganan más y obtienen unos resultados educativos francamente insatisfactorios. Este debería haber sido el titular de El País si no hubiera querido manipular con fines políticos al lector, más aún cuando el propio periódico reconoce que, para España, "el informe PISA de la OCDE, que examina a los alumnos de 15 años en más de 66 países, dibuja un sistema instalado en la mediocridad".

¿Es este el sistema educativo que, según El País, los profesores se "aprestan a defender con uñas y dientes"? Mejor sería llamar a las cosas por su nombre: los profesores están defendiendo sus intereses y el resto les importa poco. ¡Menudo ejemplo están dando a quienes pretenden educar!

 

MÓNICA MULLOR, especialista en Inmigración y Cooperación (Universidad Rey Juan Carlos).

 monicamullor03@hotmail.com

0
comentarios

Servicios

Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
España Baila Flamenco