Menú

Hay motivo

Calificar de "sinvergüenza" a José Alcaraz es insultar a todas las mujeres y hombres de bien que, al margen de colores políticos, estamos con las víctimas, con la razón, con la dignidad, con la verdad y con la justicia.

0

Aunque haya ahora un prestige de ceniza, una auténtica marea negra de restos calcinados que invade la costa gallega; aunque España esté presente en países en guerra contra el terrorismo donde se ataca a militares españoles y se maquilla y oculta la verdadera razón de su presencia; aunque el Congreso de los Diputados haya sellado públicamente la muerte civil de la democracia con la negativa a esclarecer las dudas e incógnitas del 11-M, con el silencio sobre las denuncias de corrupción policial de signo político e incluso con la perversión de mirar hacia otro lado en los chivatazos policiales a la ETA para que no se detenga a los terroristas y sus cómplices.

Aunque la democracia, herida de muerte, certifique su gangrena por escrito con la exclusión de la vida política del principal partido de la oposición; aunque se persiga a Iglesia católica, se cercene la libertad de los padres a elegir la educación de sus hijos y se subvencione a costa del erario la religión musulmana que predica la inferioridad de la mujer; aunque impere el sectarismo, la revancha y la rendición, ahora sí que hay motivo.

Hay motivo no para la manipulación sino para la esperanza. Una esperanza en los cientos de miles de hombres y mujeres que, desafiando a las inclemencias del tiempo, venciendo al cansancio, superando el desprecio y la humillación a la que son sometidos desde que Zapatero se incrustó en el poder, van a volver a salir masivamente a la calle a decirle "no" al presidente y a su política de engaño masivo sobre el reparto de nueces con el terrorismo.

Personas que representan a más de diez millones de españoles. Ahí les duele, porque desde las filas del PSOE algunos estarán de forma anónima y a otros les gustaría hacerlo pero no irán por miedo a las represalias públicas o privadas como los conocidos acosos a Gotzone Mora –que acude a sus clases con su escolta habitual y tres coches de policía detrás más mientras su partido la criminaliza– o a Rosa Díez.

Hay muchas Gotzones y Rosas, muchas Pilar Ruiz Albisu, muchas madres de Pagazas. Muchos "sinvergüenzas", según terminología del Partido Socialista, que estamos con la AVT. Porque calificar así a José Alcaraz es insultar a todas las mujeres y hombres de bien que, al margen de colores políticos, estamos con las víctimas, con la razón, con la dignidad, con la verdad y con la justicia.

Hay motivo: todos juntos en la manifestación del día 25. Y si hace falta, en autobuses.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco